europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Sector Pesquero Descienden las capturas de las flotas de bajura pero sube su valor

Descienden las capturas de las flotas de bajura pero sube su valor

El pescado comercializado en las cofradías vascas ha descendido un 4,7% en volumen y el valor de las ventas ha aumentado un 16,2%, en base a los datos del Observatorio de la Pesca del Gobierno Vasco. La caída registrada en el volumen de ventas se ha dejado notar en el último resultado anual de las cofradías vascas, que arrojan unas cifras de descargas 4,7% inferiores a las del año precedente. No obstante, la cifra de ventas de 2022 ha aumentado un 16% con respecto a 2021. Este hecho es debido a que todas las especies, excepto la merluza, han reforzado su cotización en lonja, como consecuencia de la inflación de los precios del último año. Sobre todo, es importante destacar, los aumentos de precios que se registran en el bonito del norte (17%), verdel y estornino (37,2%), anchoa (27,5%) y sardina (17,5%).

La evolución de los últimos tres años ha estado caracterizada por un ritmo descendente en el pescado manejado en las cofradías vascas. En 2020 partía con unos registros más positivos, pero éstos descendieron en 2021, por el comportamiento a la baja de las descargas de verdel y chicharro, principalmente. En cuanto a este último año, la buena nota ha venido por parte de la campaña del bonito del norte (volumen de descargas un 4,2% inferior, pero con una recaudación un 12,1% superior), del verdel y estornino (volumen de descargas y recaudación un 3,8% y 42,4% superiores) y de la anchoa (volumen de descargas y recaudación de aproximadamente un 51% y 93% superiores). Cabe destacar que en el caso de la sardina, su volumen de descargas y su recaudación han disminuido alrededor del 45% y 35%, respectivamente.

Costera de bonito

La flota vasca ha mejorado los resultados de la campaña anterior en bonito sumando aproximadamente 135 toneladas más que en 2021. La campaña de 2022 acabó en el mes de octubre, después de que en los últimos 4 años se adelantara su fin al mes de agosto.
La campaña finalizó con cerca de 17.000 toneladas capturadas por la flota estatal desde junio a octubre, de las cuales aproximadamente 9.935 toneladas han sido capturadas por la flota vasca (alrededor del 55% de la cuota estatal). En el mes de octubre se logró superar el 90% de la cuota pero como consecuencia de los malos tiempos en la mar la costera del bonito se ha dado por finalizada sin que se haya agotado la cuota fijada en 18.127 toneladas.
De las 9.935 toneladas capturadas por la flota vasca cerca de 7.565 toneladas fueron descargadas en puertos de Euskadi y 2.370 toneladas en otras comunidades
autónomas, sobre todo en Asturias (El Musel 42% y Avilés 21%), Galicia (Burela 13%) y Cantabria (Laredo 9%).
Respecto a la actividad de las cofradías vascas, éstas recogieron 7.802 toneladas, cerca de un 4,2% menos que en 2021, mayoritariamente en las cofradías de Getaria (48%) y Hondarribi (31%), y en menor medida en las de Bermeo, Ondarroa y Pasaia (9%, 8% y 5%, respectivamente). El bonito se comercializó a un precio medio de 4,18 €/kg, aumentando en torno a 60 céntimos por kilo (17%) en comparación con
el año precedente y su recaudación ascendió a 32.582 miles de euros, valor un
12,1% superior a 2021. Cabe reseñar que en la costera de este año el túnido se ha desplazado a las zonas de Asturias y Galicia. La flota, compuesta por arrantzales de Euskadi, Cantabria, Asturias y Galicia se dividió en tres grupos: un grupo se situó a
unos 500 kilómetros al norte de A Coruña y a unos 300 kilómetros al oeste de la Bretaña francesa (el más numeroso), otro a más de 280 kilómetros al norte de Santander y el tercero a unos 45 kilómetros al norte de Avilés (el más pequeño). Dichos desplazamientos han derivado en un mayor consumo de gasoil, cada buque ha consumido alrededor de
40.000 litros más que el año pasado al tener que alejarse más. Este coste adicional ha ocasionado el alza del precio del bonito intentando neutralizar el exceso de costes incurridos por los gastos extra en gasoil.


Campaña de verdel

En 2022, las cofradías vascas han recibido un 3,8% más de verdel y estornino, en total, cerca de 8.474 toneladas frente a 8.163 toneladas de 2021. Su cotización se ha visto reforzada hasta 1,48€/kg, lo que se traduce en un incremento del 37,2% respecto al precio medio de 2021 (1,08 €/kg).
Con todo, en 2022 este grupo de especies ha recaudado cerca de 12.552 mil euros en lonja, un 42,4% más en comparación con 2021 (8.816 mil euros).
Las subastas mayoritariamente se han realizado en las cofradías de Ondarroa (45%), Bermeo (22%) y Getaria (12%), y en menor medida en las de Hondarribia y Pasaia y (11% y 10%, respectivamente). De cara a este nuevo año, la cuota asignada ha aumentado un 20% hasta alcanzar las 29.439 toneladas. Por otro lado, cabe destacar que la multa anual de 5.544 toneladas por la sobrepesca de caballa de 2009 que, desde 2016, se descontaba automáticamente de la cuota concedida a España queda atrás este 2023

Agotada cuota de anchoa

En la costera de anchoa de 2022 la flota de cerco alcanzó la cuota permitida el primer semestre del año, 90% del Total Admitido de Capturas (TAC). Posteriormente, en el mes de agosto se procedió a la reapertura de la pesquería de la anchoa con una cantidad de cuota provisional de 66.204 kilos, estableciendo un tope de 400 kilos por buque y día de pesca.
Finalmente, en 2022 las cofradías vascas contabilizaron un total de 5.349 toneladas y más de 6.391 mil euros, cifras que son en torno a un 51% y 93% superiores a las registradas en 2021. El precio medio alcanzó los 1,19 €/kg, siendo un 27,5% superior a 2021 (94 céntimos/kg en 2021).
En cuanto a las cifras de la flota vasca, ésta descargó en su conjunto cerca de 6.958 toneladas de anchoa de las cuales 3.177 toneladas se descargaron en las cofradías de Euskadi (un 14% más que en 2021) y 3.780 toneladas fuera de Euskadi (un 29% inferior que en 2021), especialmente en Santoña (39%), Gijón (32%) y Laredo (26%). La cifra total de las descargas realizadas por la flota vasca es un 14% inferior con respecto a 2021, que tenia un valor de 8.111 toneladas.
Gracias a la recuperación de la especie en el Cantábrico la cuota de 2023 se ha elevado hasta las 29.700 toneladas para los barcos españoles, un 17% más que las 25.258 toneladas disponibles en 2022, convirtiéndose en uno de los años con mejores previsiones desde 2010.

Sardina

En cuanto a la sardina, las cofradías vascas registraron a cierre de 2022 aproximadamente 3.044 toneladas de descargas (un 45% menos que en 2021), cuyas ventas se contabilizaron en cerca de 2,97 millones de euros, lo que supone un descenso del 35,8% respecto a 2021. La cotización de esta especie ha sufrido un incremento del 17,5% en el
último año, alcanzando los 98 céntimos por kilo (15 céntimos superior al precio medio de 2021).

Merluza

El recuento de la merluza desembarcada y comercializada en 2022 en los puertos vascos es de 10.602 toneladas y aproximadamente 43,4 millones de euros, valores que aumentan un 1% con respecto a 2021. De esa cifra total, 597 toneladas fueron las que se vendieron a través de las cofradías (5,6%), con una recaudación de aproximadamente 2,6 millones de euros, valores que aumentan cerca de un 25% con respecto a 2021 al mantenerse un año más un precio similar, 4,46 €/kg (0,2% inferior a 2021). Esta cantidad principalmente se trata de la merluza capturada por la flota de bajura, mientras que el resto se vende a través de distintas organizaciones de productores y productoras que gestionan las capturas de las embarcaciones de altura al fresco en Euskadi.
Estas organizaciones de productores y productoras suponen el 94,4% de las ventas totales de merluza en los puertos vascos. En concreto, en 2022, se registraron unas ventas de 10.005 toneladas valoradas en 40,7 millones de euros, un 1% menos que las toneladas registradas en el ejercicio anterior. De estas, 2.423 toneladas son las procedentes de embarcaciones vascas (cifra 15% inferior a la de 2021), cuyas ventas experimentan un
descenso del 24% hasta los 8,3 millones de euros (10,9 millones de euros en 2021).
El resto corresponde a merluza procedente de armadores estatales o comunitarios, que en la actualidad ocupan una parte importante de este mercado.
De cara al próximo ejercicio, las posibilidades de pesca se aumentan un 10,3%, alcanzando una cuota de 9.953 toneladas.

Atún rojo

En 2022 se descargaron un total de 57,9 toneladas de atún rojo, un 60,6% más que en 2021, y su recaudación aumentó un 152,4%, hasta 818 miles de euros, gracias al fortalecimiento de su precio, que en 2022 logró alcanzar los 14,1 €/kg, 5,14 euros más que un año antes.
Tras la situación de sobreexplotación que sufrió el atún rojo entre los años 1990 y 2008, la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) puso en marcha planes de recuperación con los que se han obtenido resultados positivos, lo que ha permitido que la cuota vaya aumentando año tras año. De acuerdo con el acuerdo alcanzado en la reunión anual de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT celebrada entre el 14 y el 21 de noviembre de 2022 en Vila do Lobo (Portugal), la flota pesquera española dispondrá de una cuota de 6.784 toneladas de captura de atún rojo para el año 2023, un 10% superior con respecto a 2022.
Este incremento da respuesta a las demandas del sector y evidencian la recuperación de las reservas de esta especie como consecuencia de los planes de gestión acometidos en los últimos años.

Precios medios anuales

  1. salmenta prezioa / Precio 1ª venta (€/Kg)* % 2022 / 2021 2020 2021 2022p
    Hegaluzea / Bonito del norte 3,61 3,57 4,18 17,0%
    Berdela eta betaundia / Verdel-Caballa y Estornino 0,88 1,08 1,48 37,2%
    Bokarta / Anchoa 1,13 0,94 1,19 27,5%
    Sardina 0,73 0,83 0,98 17,5%
    Legatza / Merluza* 5,31 4,47 4,46 -0,2%
    Txitxarroa / Chicharro 0,95 1,23 1,44 17,1%
    Hegalaburra / Cimarrón o Atún Rojo 10,61 8,98 14,12 57,2%
  2. Gráfico 1. Distribución de las especies en el conjunto de las ventas de las cofradías vascas. Evolución 2020-2022

Asturias

El volumen de pesca desembarcada en los puertos del oriente de Asturias ha crecido un 22% durante el último año. En 2022 se superaron las dos mil toneladas de capturas (2.078 Tn) frente a las 1.696 del año anterior, aunque muy lejos aún de las 3.297 alcanzadas en 2018. Sin embargo en Avilés puerto de referencia el bocarte, el chicharro y la xarda hicieron caer la pesca subastada en la rula en 4,5 millones de kilos A pesar del descenso de la mercancía vendida en Avilés, la facturación fue de 46,6 millones de euros, uno menos que el año anterior

Una vez mas el puerto en el que se subastó mayor volumen de pescado fue el de Lastres, con 931 Tn, gracias fundamentalmente a la xarda (caballa) con casi 600 Tn desembarcadas. Esa pesquería descendió en 2022, “fue un año malo, pero aún así fue la predominante, seguida de anchoa, merluza o pixín”, afirmó el secretario de la cofradía, Carlos Manso.  En su primer año de subasta de anchoa, Lastres pesó mas de 80 Tn.

El puerto que anotó el peor registro en volumen de capturas fue el de Ribadesella, donde solo se subastaron 99 Tn de peces, un 40% menos que en 2021. Este descenso fue debido a la misma pesquería, a la xarda, “cuya campaña fue muy mala, tuvimos que dejarlo a la mitad porque no había nada que traer a tierra”, recordó Manuel Buenaga. La Cofradía Virgen de Guía sigue dependiendo de especies como la merluza o la angula. Esta última supone mas del 50% de su facturación.

FACTURACIÓN.- Las cuatro cofradías de la comarca recaudaron mas de 6.200.000 euros. Casi la mitad de ese dinero se localizó en la Cofradía de Pescadores Santa Ana de Llanes, que sigue liderando el ranking económico con 2.857.963 euros, cantidad que supera con creces los tres millones si se le añaden las ventas de ocle. Esta cofradía de Llanes subastó 840 Tn de pescado y mas de 600 Tn de ocle. En 2022, el puerto de Llanes incrementó un 45% las capturas y un 24% la facturación respecto a 2021. “Estamos muy contentos porque después de los dos años de pandemia parece que el 2022 fue un buen año.

Artículos relacionados

Lo más popular