europa-azul.es
martes, marzo 5, 2024
Inicio noticias de pesca Armadores de la UE esperan que la Iccat pacte aumentos de la...

Armadores de la UE esperan que la Iccat pacte aumentos de la cuota para sus especies

La cumbre de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat), con representantes de 79 países, se ha puesto en marcha para debatir las normas de explotación de túnidos y especies afines en este océano, algunas de especial interés para la flota española, como el bonito del norte, el atún patudo, el pez espada, los túnidos tropicales y la quenlla o tintorera. Los representantes de la flota atunera buscan conocer si aumenta la cuota de sus especies tropicales y los del palangre de superficie gallego que dependen de la pesca de tintorera estarán expectantes de las regulaciones que se adoptan para la gestión de la especie, tras haber entrado entre las especies amenazadas de la Cites y su comercio requiere de un certificado.

Las capturas de patudo en la CICAA han disminuido en los últimos años, situándose ahora cerca del actual Total Admisible de Capturas (TAC) de 62.000 toneladas. Según el Comité Científico de la CICAA (Comité Permanente de Investigación y Estadísticas o SCRS), hay margen para un aumento. Este aumento daría la oportunidad de atribuir límites de capturas adicionales a los países en desarrollo.
Anne-France Mattlet, directora de Europêche Tuna Group, indica: «En los últimos años, la
flota europea de cerco ha contribuido en su justa medida a reducir significativamente el esfuerzo pesquero. «

Esperamos que esto se refleje en la próxima negociación de asignación de cuotas, para no añadir una carga adicional a los buques con pabellón de la UE».
Entre las propuestas sobre la mesa figuran también las limitaciones de los transbordos en el mar y el refuerzo del programa regional de observadores, ambas apoyadas por la flota de la UE. Sin embargo, la CICAA debatirá las controvertidas medidas sobre los DCP.
Mattlet concluye: «La aplicación de un calendario claro hacia la biodegradabilidad total de los DCP, basado en el mismo modelo que la CIAT, es una iniciativa muy buena, que apoyamos. Sin embargo, cualquier otra nueva medida técnica sobre los DCP, que ya están estrechamente gestionados, añadiría una carga innecesaria a la flota europea de cerco, que escasea».

De ahí que la flota de cerco aplica escrupulosamente todas las normas de control de la UE, incluidos el SLB, la transmisión de los diarios de pesca y trazabilidad de las capturas, y cuya cobertura de observadores es del 100%. En primer lugar, es necesario con otras flotas, incluidos los cerqueros atuneros no europeos. Por ahora, incluso el de cerqueros en activo no está claro y se desconoce el paradero de muchos buques, principalmente palangreros atuneros. «La CICAA debería avanzar progresivamente hacia un mayor control del número de buques, el VMS regional, y luego pensar en otros tipos de registros que hagan referencia a los dispositivos utilizados por los buques».», según los armadores.

El bonito

El aumento de la cuota de bonito del norte es otro de los asuntos que interesan a la flota del Cantábrico. El sector pesquero apuesta por un incremento del total admisible de capturas (TAC), pues la propia Iccat ha constatado que hay margen para incrementar ese cupo en un 25 %, hasta las 47.000 toneladas.

Otros focos de atención son la gestión de los túnidos tropicales en el Atlántico, en general, y del patudo, en particular, constituye uno de los puntos más espinosos, al entender de la flota comunitaria.

La pesca de atún patudo (Thunnus obesus) es otra de las cuestiones espinosas que se adoptará en la cumbre de la Iccat. La flota comunitaria señala que los científicos creen que hay margen para aumentar el TAC, ahora en 62.000 toneladas. Eso daría «la oportunidad de dar límites de captura adicionales a los países en desarrollo», donde opera la flota con capital comunitario, apunta Europêche. Pero esa ambición choca con las aspiraciones de Japón, que, según explicó a Efe Julio Morón, gerente de los atuneros de Opagac, tiene más cuota de la que pesca y la intercambia con países como China, Corea o Taiwán para asegurarse el suministro de patudo para sashimi.

Endurecimiento de normas

La patronal Europêche mostró en un comunicado su inquietud por la posibilidad de que se endurezcan las normas sobre el uso de dispositivos de concentración de peces (FAD, por sus siglas en inglés) en el Atlántico.

Los armadores de la UE aceptan que se establezca un calendario claro para que todos los objetos (como también se conocen a los FAD), sean biodegradables, tal y como ya se ha hecho en la CIAT (Comisión Interamericana del Atún Tropical). Ahora bien, «cualquier otra nueva medida técnica sobre los objetos, ya están estrechamente gestionados, añadiría una carga innecesaria a la flota europea de cerco, que aplica escrupulosamente todas las normas de control de la UE», explica Anne-France Mattlet, directora de la división de túnidos de la patronal comunitaria.

Europêche defiende que, antes de implantar más limitaciones, «se debe lograr una igualdad de condiciones mínima con otras flotas, incluidos los atuneros cerqueros no europeos». Porque mientras los barcos europeos están localizados por satélite, informan diariamente de sus capturas y todos llevan observadores a bordo, resulta que «ni siquiera está claro el número total de cerqueros en operación y se desconoce el paradero de muchos buques, principalmente palangreros atuneros», apuntan.

Artículos relacionados

Lo más popular