jueves, agosto 18, 2022
Inicio Investigación Cuatro científicos muestran sus propuestas para elevar el conocimiento de los océanos

Cuatro científicos muestran sus propuestas para elevar el conocimiento de los océanos

Aunque la alta mar representa el 64% de la superficie de los océanos, es una gran desconocida. «Sólo podemos vislumbrar el valor de los recursos allí», dijo. «Necesitamos que se establezca una base sólida» se ha dicho en la Conferencia de los Océanos.

No obstante, no ha pasado desapercibida la propuesta de cuatro científicos para «Aumentar los conocimientos científicos y desarrollar la capacidad de investigación y la transferencia de tecnología marina», cuatro científicos y responsables políticos de diversas disciplinas presentaron sus conclusiones y formularon recomendaciones para fomentar un mejor conocimiento.

Vladimir Ryabinin, Secretario Ejecutivo de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), llamó la atención sobre los numerosos marcos de evaluación del clima, la biodiversidad y la pesca, entre otros, destacando que ninguno de ellos ha ayudado al mundo a alcanzar el Objetivo 14 (la vida bajo el agua). «Tenemos que pasar de la ciencia a la acción», propuso, llamando la atención sobre la gestión de las zonas costeras, la planificación marítima, el establecimiento de áreas marinas protegidas y la gestión de la acuicultura, entre las diversas formas «amigables» de asumir esta carga.

También señaló el Panel de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible -una iniciativa entre 16 líderes mundiales- que se comprometió a gestionar las zonas económicas exclusivas para 2025. Pidió que se aumenten las inversiones en actividades oceánicas y se aprovechen los cambios en los datos, con lo que el mundo pasaría a una planificación sostenible de los océanos. Citó un reciente proyecto de informe piloto de la UNESCO sobre el estado de los océanos, que confirma que no se conocen con precisión los factores de estrés ambiental. «En principio sabemos lo que está ocurriendo, pero el conocimiento es cualitativo, no cuantitativo», dijo. «Es insuficiente». Los países bajo observan, investigan y coordinan, y «se refleja en nuestro conocimiento».

Jane Lubchenco, Subdirectora de Clima y Medio Ambiente de la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca, afirmó que «el mundo necesita la ciencia para salvarse de la fantasía». La ciencia ayuda a los gobiernos, las empresas y las personas a comprender las consecuencias de las decisiones que toman. «Todo esto sólo se consigue si escuchamos a la ciencia -la ciencia que se considera creíble- y la utilizamos», dijo. «Hacer que la información sea comprensible, relevante, creíble y esté preparada para la toma de decisiones es increíblemente importante». Describió un estudio que «dio la vuelta al guión» sobre el nexo entre el océano y el clima, al descubrir que el océano no sólo es víctima del cambio climático, sino una fuente potencialmente poderosa de soluciones. El 21% -una quinta parte- de las reducciones de las emisiones de carbono necesarias para mantener el aumento de la temperatura en 1,5 grados centígrados podría provenir del océano, dijo, un hecho emocionante que impulsó la incorporación del océano a la agenda climática.

También señaló la creación del Grupo de Alto Nivel para una Economía Oceánica Sostenible, que recientemente se ha ampliado a 17 países, que representan la mitad de las zonas económicas exclusivas del mundo. Al detallar las medidas adoptadas por Estados Unidos, en particular la firma de un memorando de seguridad nacional para hacer frente a la pesca dañina, dijo que la narrativa solía ser que el océano era «demasiado grande para fracasar». La falacia de este razonamiento se ha demostrado a lo largo de las décadas, al igual que la noción de que el océano es «demasiado grande para arreglarlo». Gracias a la ciencia, la nueva narrativa dice que el océano es tan importante para el futuro de la humanidad que es «demasiado grande para ignorarlo». Sin embargo, convertir esta narrativa en acción requerirá ciencia, conocimiento y asociaciones.

Peter de Menocal, Presidente del Instituto Oceanográfico de Woods Hole, dijo que el reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático contenía una declaración «alarmante» de que todas las vías para limitar el calentamiento futuro por debajo de 1,5 grados centígrados requieren la eliminación del dióxido de carbono, tanto en tierra como en los océanos. Tras señalar que los océanos han absorbido el 90% del exceso de calor de los gases de efecto invernadero y el 25% del carbono, coincidió en que ha llegado el momento de dejar de considerar al océano como una víctima de las fuerzas que le afectan. «El océano puede ser un héroe para salvar el planeta», dijo.

Artículos relacionados

Lo más popular