miércoles, diciembre 8, 2021
Inicio noticias de pesca Comercialización El sector conservero da la voz de alarma por el incremento de...

El sector conservero da la voz de alarma por el incremento de costes de materias primas y de su logística

El sector de las conservas de pescado español se está viendo afectado por el fenómeno de la tensión de precios que está afectando, de forma homogénea, a nivel nacional e internacional, a todos los ámbitos de la cadena de producción y de la logística alimentaria. El aumento global de los costes de producción no puede ser absorbido por las industrias en solitario. Por ello, los conserveros están muy preocupados por las importantes subidas de precios registradas, que se traducen en importantes aumentos de costes para las empresas, lo que afecta a los procesos de producción, la logística y las actividades de comercialización.

Los efectos de los precios altos giran esencialmente en torno a tres áreas

  • materiales auxiliares: el aumento del coste de los envases primarios y secundarios (hojalata, papel, cartón, vidrio) es muy importante. En el período de septiembre de 2020/ 2021, estamos hablando de un +15% para el papel y el cartón y de un +35% para el cartón ondulado, con un crecimiento previsto de otro +15% para el cartón y de un +35% para el cartón ondulado. Pero es sobre todo la hojalata la que registra los mayores aumentos, del orden del 80%. Y el precio del lingote de aluminio sube un 77% de septiembre de 2020 a septiembre de 2021. Las previsiones tampoco son reconfortantes: todavía se esperan aumentos significativos en los próximos meses.
  • logística: el transporte marítimo sigue siendo el principal modo de transporte de la materia prima, el atún. Desde finales de 2019 se ha empezado a registrar un aumento de las tarifas de los fletes marítimos de contenedores, que se convertirá en exponencial a partir de 2020 y, de hecho, insostenible para muchas empresas usuarias. Según el índice mundial de contenedores de Drewry, a partir de octubre de 2021, el coste medio de un flete para un contenedor de 40 pies ha aumentado un 289% en comparación con el mismo periodo de 2020 (hasta 20.000 dólares para enviar un contenedor de 40 pies de Shanghái a Rotterdam) .
  • la electricidad: el precio de la electricidad ha subido más de un 80% desde enero de este año y el del gas natural, del que depende el precio de la electricidad, más de un 100%, con consecuencias para el uso de las cámaras frigoríficas y los procesos de esterilización.

A pesar de los esfuerzos realizados en los últimos meses, la industria conservera de pescado no puede afrontar la situación en solitario. «El contexto general, comparado con el de 2019, ha cambiado radicalmente y las nuevas tensiones de precios registradas en los últimos meses nos obligan a tomar nota de ello. Lo que estamos presenciando – comentan conserveros vascos – es una tormenta perfecta, una situación totalmente atípica que no puede compararse con el pasado. Hoy en día nos enfrentamos a un aumento de los costes que afecta a todas las etapas de la cadena de suministro, a un ritmo implacable que hace que la situación deje de ser controlable y planificable por la industria y los proveedores. Los precios se redefinen mes a mes y, por tanto, no es posible planificar. Esto ya está teniendo un efecto negativo en la estructura de costes directos e indirectos de nuestras empresas, y es probable que la situación empeore en los próximos meses. El riesgo para el sector de las conservas de pescado es que no pueda absorber los costes de producción, que se han vuelto demasiado elevados. Lo que ocurra después depende de toda una serie de variables que afectan no sólo a la industria, sino también al sector de la distribución, las instituciones y la política».

Artículos relacionados

Lo más popular