viernes, mayo 20, 2022
Inicio noticias de pesca Comercialización Las conservas de atún sienten la guerra por la falta de suministro...

Las conservas de atún sienten la guerra por la falta de suministro de aceite de girasol de Ucrania

El principal productor mundial de aceite de girasol es Ucrania y se siente la falta de suministro hacia la conserva de atúnEl 60% de todo el aceite de girasol que importa España procede de Ucrania. El segundo país productor de este aceite es Rusia

“Estoy buscando ya otro proveedor porque no sé lo que puede pasar”. La industria de las conservas de pescado teme el impacto de la guerra en Ucrania en su negocio. Aunque los números de relaciones comerciales con este país no soy relevantes en cifras globales, sí lo son en productos muy concretos: el 60% del aceite de girasol que se consume en España viene de Ucrania.

Las empresas se están movilizando ya en busca de una alternativa y estudiando planes de contingencia. «A día de hoy nuestros contactos con proveedores nos dicen que todavía hay cierta calma, hay reservas. Hay algunos barcos que ya están de camino«, responde Roberto Alonso, secretario general adjunto de Anfaco Cecopesca. «Pero no sabemos cuánto durará esta situación ni qué ocurrirá después». Si Rusia finalmente se anexiona Ucrania como ocurrió con el caso de Crimea, entonces el país se podría ver afectado por las sanciones. ¿Figurarán también las ventas de aceite de girasol?

En este caso concreto resulta casi imposible encontrar un país sustituto. Cuando uno mira la lista de productores, la segunda puerta a la que se puede llamar para pedir más aceite de girasol es precisamente Rusia. 

Sin lugar a dudas, el producto más afectado es el atún, el rey de las conservas de pescado. «Cerca del 75% de la conserva de pescado es atún en lata. De ese porcentaje, más de la mitad utiliza aceite de girasol. Habrá que buscar aceites vegetales sustitutivos como el de soja», apunta Alonso. 

No resultará barato. Precisamente los aceites en general están subiendo mucho en el último año. La tensión en la zona se reflejaba ya en los precios: «otros aceites comestibles» suben un 38% respecto a hace un año, por encima incluso del aceite de oliva, según los datos del INE.

Artículos relacionados

Lo más popular