Noticia general

El sector pesquero pide más ambición en las medidas de emergencia de la Comisión de la UE

La Comisión Europea ha publicado un paquete legislativo en respuesta al grave impacto económico de la pandemia COVID-19 en la industria pesquera, desbloqueando los fondos existentes de la UE y los esquemas de mercado para apoyar a los afectados.

Estas medidas de emergencia de la Comisión han sido bien recibidas por la industria pesquera de la UE, ya que tienen como objetivo mitigar los efectos adversos en aquellos que están directamente amenazados por la crisis y calmar la tensión en los mercados. «Estamos ante una paradoja: los gobiernos de la UE y nacionales están alentando a nuestros operadores a continuar pescando pero, por el momento, no están presentando ninguna medida para compensar la pérdida de ingresos que enfrentan nuestras empresas debido a la gran reducción de hasta un 50% de los precios del pescado, lo que amenaza su viabilidad financiera «, dijo el presidente de Europêche, Javier Garat, al dar la bienvenida a estos cambios fundamentales al comentar que a la industria, sin embargo, le hubiera gustado ver un mayor nivel de ambición.

En su propuesta, la Comisión Europea ha presentado las modificaciones legislativas necesarias para permitir a los Estados miembros una mayor flexibilidad para reasignar y transferir los medios financieros no utilizados de sus fondos de pesca (FEMP) para que puedan encaminarse para mitigar el impacto del coronavirus donde sea necesario.

La Comisión también modifica las disposiciones del FEMP para permitir la ayuda a las flotas obligadas a permanecer en el puerto debido a medidas de cuarentena, problemas operativos o interrupciones del mercado. Los Estados miembros pueden aplicar este apoyo con efecto retroactivo a partir del 1 de febrero de 2020. La Comisión también reintroduce mecanismos de ayuda al almacenamiento de pescado sin vender debido a la falta de demanda del mercado o precios extremadamente bajos, con el fin de fomentar la estabilización de los mercados.

‘La pandemia de COVID-19 tendrá implicaciones tremendas e impredecibles para el futuro de nuestra industria. Apreciamos los esfuerzos y los cambios legislativos realizados por la Comisión para desbloquear y redistribuir las posibilidades de financiación existentes. Sin embargo, muchos países ya han gastado o comprometido la mayor parte de su financiamiento nacional disponible bajo el FEMP «, dijo el presidente de EAPO, Pim Visser.

‘Además, se espera que la situación del mercado, una vez que la crisis de salud pública esté bajo control, sea muy difícil. Por lo tanto, la UE debe inyectar fondos adicionales en el fondo de pesca para que estas medidas puedan hacer frente de manera efectiva a la crisis. Estamos en medio de una tormenta horrible y no sabemos cuánto durará ”.

Por ello, Javier Garat, de Europeche decía que ‘debería verse como fundamental que nuestros pescadores continúen suministrando alimentos saludables en estas circunstancias muy difíciles. Por lo tanto, es esencial que reciban un cierto nivel de compensación de ingresos a través del FEMP u otros fondos para que esto sea posible «, agregó.

La industria pesquera europea espera ahora una rápida adopción por parte de las autoridades de la UE que permita una aplicación rápida y flexible de las disposiciones en los Estados miembros.

Europêche ha expresado su decepción por el hecho de que no se incluyen fondos adicionales y está llamando a que esto se aborde con urgencia a la luz del hecho de que, de lo contrario, las medidas propuestas no serán efectivas para hacer frente a la crisis sin precedentes.» La industria pesquera es un sector vital, sostenible y responsable, comprometido a continuar pescando y manteniendo la seguridad alimentaria. Sin embargo, el sector pesquero se ha visto particularmente afectado por la crisis COVID-19. Si queremos tener una industria pesquera saludable después de la crisis, necesitamos fondos adicionales y total flexibilidad en la interpretación y aplicación de cualquier nueva regla «, dijo Javier Garat.

La Confederación Español de Pesca, Cepesca , valora el paquete legislativo de emergencia hecho público por la Comisión Europea (CE) para dar respuesta al impacto económico provocado por la pandemia COVID-19, pero lamenta que no haya sido más ambiciosa para respaldar a aquellas flotas que siguen faenando y que están haciendo frente a una bajada de precios de los pescados y mariscos, que estima en torno a un 50% y un 70%, respectivamente.
En su propuesta, la CE modifica la normativa actual para permitir a los Estados miembros reasignar y transferir recursos financieros no utilizados del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para mitigar el impacto de la crisis y también propone modificar disposiciones de este mismo fondo para ayudar a las flotas obligadas a amarrar, debido a medidas de cuarentena o problemas operativos o de mercado.

Igualmente, y según ha hecho público la CE, los Estados miembros podrán aplicar estas medidas con efecto retroactivo del 1 de febrero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020. La Comisión también ha introducido mecanismos de ayuda para el almacenamiento de pescado no vendido, debido a la falta de demanda o precios extremadamente bajos, y para tratar de equilibrar los mercados. Así mismo, contempla más financiación a las organizaciones de productores pesqueras y la posibilidad de recibir anticipos de entre el 50 y el 100% de las ayudas por sus planes de producción y comercialización.

El sector considera acertadas las medidas propuestas y está agradecido a la Comisión Europea por su iniciativa, puesto que recoge algunas de las medidas planteadas por el propio sector y varios gobiernos. No obstante, no oculta que le hubiera gustado que la CE hubiera sido más ambiciosa. En este sentido, y según Javier Garat, secretario general de Cepesca y presidente de Europêche, “es una paradoja que la UE y los gobiernos nacionales nos animen a continuar pescando y, sin embargo, no esté prevista ninguna medida que compense la pérdida de ingresos provocada por la importante caída de precios y que amenaza la viabilidad financiera de las flotas que están operando. Por ello, es fundamental que se prevean esas medidas”.

“Por otro lado – según Javier Garat, – ahora es muy importante que el Ministerio de Hacienda dote urgentemente de presupuesto al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en particular a la Secretaría General de Pesca, para que puedan hacer frente a los pagos y cofinanciar las medidas que el FEMP permitirá poner en marcha una vez aprobado el reglamento”.

Acuerdo de la Comisión

Apoyando a los sectores de la pesca y la acuicultura de la UE para abordar el impacto de la pandemia de coronavirus, la Comisión Europea ha propuesto un nuevo conjunto de medidas ambiciosas en el marco del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP).

El paquete incluye apoyo para el cese temporal de las actividades pesqueras debido al coronavirus, apoyo a los acuicultores para la suspensión de la producción y costos adicionales, y apoyo a organizaciones de productores para el almacenamiento de productos pesqueros y acuícolas. Las modificaciones adicionales del Reglamento del FEMP permiten una reasignación más flexible de los recursos financieros dentro de los programas operativos de cada Estado miembro y un procedimiento simplificado para modificar los programas operativos con respecto a la introducción de las nuevas medidas.

Virginijus Sinkevičius, Comisario Europea de Medio Ambiente, Océanos y Pesca, dijo: «Los pescadores y acuicultores de Europa están acostumbrados a luchar contra los elementos. Pero el coronavirus es un tipo diferente de tormenta. Por lo tanto, la Comisión propone una gama de acciones específicas que abordan los desafíos urgentes que enfrenta nuestra comunidad pesquera. Estas medidas ayudarán a proteger miles de empleos en las regiones costeras de la UE y a mantener la seguridad alimentaria «.

Dado que los pescadores se ven obligados a permanecer en el puerto y los acuicultores enfrentan la posibilidad de tener que deshacerse de los productos no utilizados, estas medidas temporales y específicas servirán para proporcionar ayuda inmediata durante esta difícil situación. La Comisión también ha actuado con miras a fomentar una mayor estabilidad del mercado, mitigar el riesgo de desperdicio o redireccionamiento de productos pesqueros de alto valor para fines no alimentarios y ayudar a absorber el impacto de la crisis en el rendimiento de los productos.

Siempre que la propuesta de la Comisión sea adoptada por el Consejo y el Parlamento Europeo sin enmiendas, los gastos para operaciones respaldadas por las medidas específicas relacionadas con el coronavirus serán retroactivamente elegibles desde el 1 de febrero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020. Las operaciones respaldadas deben cumplir con la elegibilidad condiciones establecidas en el reglamento. Por lo tanto, los Estados miembros ya pueden comenzar a seleccionar y apoyar estas operaciones

2924   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios