europa-azul.es
martes, febrero 27, 2024
Inicio Curso de Oceanografía Catalunya destinará 20 millones de euros a desplegar competencias en oceanografía

Catalunya destinará 20 millones de euros a desplegar competencias en oceanografía

El departamento de Acción Climática, Alimentación y Agenda Rural, Teresa Jordà, ha anunciado que gracias al Fondo Climático la Generalitat de Catalunya realizará una inversión de más de 20 millones de euros para poner en marcha servicios oceanográficos clave para el despliegue de sus competencias en esta materia. Estos equipamientos servirán para preparar la costa para hacer frente a la emergencia climática.

El anuncio lo ha realizado en el transcurso de la inauguración de la Red de Radares de Seguimiento y Control de variables de corrientes y oleaje marítimo, con las que se inicia el desarrollo de esta infraestructura. También ha participado en el acto el director general de Política Marítima y Pesca Sostenible, Sergi Tudela. Al acto, han asistido representantes del sector náutico-marítimo catalán, entre ellos el Clúster Náutico Catalán y la Fundación Mar Blau, representados por Miquel Guarner, su secretario general.

La red catalana de radares de alta frecuencia (Radar HF), valorada en 5,5 millones de euros, estará formada por siete antenas que detectan la dirección de la corriente marina superficial (1 metro de profundidad) desde la línea de costa hasta 80 km mar adentro. Así, la Generalitat generará datos actualizados cada 30 minutos sobre la dirección y altura de las oleadas; es una información básica para mejorar la gestión pesquera y optimizar rutas de navegación y apoyo a la búsqueda de personas en caso de naufragio.

Red de boyas oceanográficas

La red de radares se complementará próximamente con el despliegue de una red de boyas oceanográficas. En este sentido, en coordinación con el Servicio Meteorológico de Cataluña, el Departamento está trabajando en el marco de la Comisión de Oceanografía Operacional del Instituto Catalán de Investigación para la Gobernanza del Mar (Icatmar) en el diseño y la planificación de la red de boyas.

Al final del despliegue en 2024, la red catalana de radares HF constará de siete radares. El primero ha sido cofinanciado con el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca y entró en funcionamiento a finales de 2022 (Cap de Creus – Cadaqués). El segundo se ha instalado en febrero de 2023 (cap sa Sal – Begur) y ya está operativo. A lo largo de 2023, entrarán en funcionamiento los radares de los puertos de Arenys de Mar, Barcelona y Ginesta – Sitges; y, en 2024, se completará la red con dos radares en el puerto de Segur de Calafell y en el Faro de Tossa de Mar.

En su conjunto, la red catalana generará información en tiempo real sobre un área de unos 4.200 km² de gran interés socioeconómico. Una vez en funcionamiento, Cataluña se convertirá en la región europea con una mayor cobertura continua del litoral. Asimismo, se prevé que la red catalana de radares HF se coordine con programas nacionales e internacionales.

Radares HF

Los datos generados por la red de radares HF sobre corrientes superficiales y oleaje del mar servirá, en primera instancia, de punto de partida para avanzar en el desarrollo sostenible de los sectores de economía azul de Cataluña, como los sectores pesqueros y actividades marítimas recreativas, pero también para optimizar las respuestas frente a situaciones de emergencia como los naufragios o el vertido de contaminantes. Asimismo, con el análisis y la modelización de datos, se podrá avanzar en la búsqueda y predicción oceanográfica para hacer frente a episodios climáticos extremos.

En el ámbito de la navegación, la información obtenida permitirá optimizar las rutas de navegación y, por tanto, minimizar los consumos de combustible. En el ámbito de la gestión pesquera, se avanzará en el desarrollo de sistemas de predicción de dispersión de organismos marinos (transporte superficial de nutrientes, plancton, mareas rojas o larvas de especies de interés comercial). En el ámbito de la gestión de las actividades marítimas recreativas litorales, permitirá el desarrollo de sistemas de modelización y alerta de dispersión de contaminantes u organismos que puedan provocar problemas de salud.

En el ámbito de la navegación, la información obtenida permitirá optimizar las rutas de navegación y, por tanto, minimizar los consumos de combustible. En el ámbito de la gestión pesquera, se avanzará en el desarrollo de sistemas de predicción de dispersión de organismos marinos (transporte superficial de nutrientes, plancton, mareas rojas o larvas de especies de interés comercial). En el ámbito de la gestión de las actividades marítimas recreativas litorales, permitirá el desarrollo de sistemas de modelización y alerta de dispersión de contaminantes u organismos que puedan provocar problemas de salud.

Sistemas de modalización regionales

Por otra parte, la disponibilidad de datos sobre corrientes y oleaje del litoral de Cataluña con una resolución y alcance hasta ahora inexistentes permitirá el desarrollo de sistemas de modalización regionales y locales que optimizarán la respuesta de la Administración ante situaciones de riesgos o de emergencia (contaminación marina, naufragios, etc.). Además, con estos datos, se continuarán y consolidarán las series observacionales largas para poder seguir haciendo un seguimiento del cambio climático y una mejor gestión de la costa, ya que el aumento del nivel del mar, el oleaje y las corrientes juegan un papel fundamental en el transporte de arena en la costa, la erosión y las posibles inundaciones de las zonas a menor altura.

Por último, el despliegue de esta red instrumental de seguimiento y control de variables físicas del medio marino permitirá poner al alcance de los centros de investigación datos de elevado valor para avanzar en la investigación e investigación oceanográficas, hasta ahora muy limitadas en cuanto a fuentes de información. El objetivo de la oceanografía operacional es la medición rutinaria y a largo plazo de las variables físicas del mar, la predicción de su evolución y la rápida interpretación y difusión de esa información entre todos los actores.

Con el despliegue de la red catalana de radares HF, y una inversión superior a los 14 millones de euros cofinanciada por los Fondos Europeos (FEMP y Fempa) durante los próximos siete años, el Icatmar ofrecerá servicios de oceanografía operacional, adicionalmente al servicio de asesoramiento en materia de pesca que ya ofrece. En particular, proporcionará mediciones, análisis y predicciones de variables como el nivel del mar, la temperatura, la salinidad, las corrientes marinas y el oleaje de todo el litoral catalán a las administraciones, los sectores económicos y la sociedad en general.

Mejora de los recursos pesqueros

La información proporcionada por estos servicios será de primordial importancia para mejorar la gestión de los recursos pesqueros y el medio marino, la seguridad en el mar, la economía azul y la transición energética. En el ámbito marino, los sectores que más directamente pueden beneficiarse de los datos, modelizaciones y predicciones de Icatmar, son el pesquero y la acuícola, las actividades marítimas recreativas y el transporte, los servicios de emergencia, salvamento y seguridad en el mar y los centros de investigación.

Actualmente, en Cataluña, ya operan diferentes instrumentales de seguimiento y recogida de datos (boyas y radares). Sin embargo, con la implantación de estos radares, el futuro despliegue de las boyas fijas ya la deriva y el refuerzo de Icatmar en materia oceanográfica, de acuerdo con las líneas estratégicas de actuación de la Estrategia marítima de Cataluña, la Generalitat avanza hacia un sistema propio de recopilación, modelización y predicción en el ámbito marítimo.

El Departamento también inaugura la Mar de Ponent, la nueva patrullera de inspección, construida por el astillero catalán Quer Barcelona. Con su entrada en funcionamiento, se inicia el proceso de renovación y consolidación de la flota de embarcaciones de la Dirección General de Política Marítima y Pesca Sostenible. Esta embarcación ha tenido un coste de 0,5 millones de euros, ha sido construida con cofinanciación del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) y está dotada con las nuevas tecnologías para la navegación y desarrollo de las tareas de vigilancia, seguimiento, control e inspección de la pesca y las actividades marítimas recreativas. Adscrita a la Dirección General de Política Marítima y Pesca Sostenible, es la única embarcación de la Generalitat dotada con equipos para el control de actividades pesqueras. En este sentido, tiene instalado un virador para comisar las redes y otros utensilios que se empleen de manera ilegal y furtiva, así como visores nocturnos y térmicos para posibilitar la vigilancia y navegación nocturna segura y, si se en su caso, el auxilio en tareas de rescate e búsqueda.

Control marítimo

Dimensionada con una eslora de casi 13 metros de longitud y una manga de aproximadamente 3,5 metros de ancho, podrá alcanzar velocidades punta de 33 nudos para dar respuesta a los requerimientos del ámbito del control marítimo de la Generalitat, en cualquier punto del litoral catalán. En este caso, la Dirección General ha optado por una embarcación polivalente que permita ofrecer apoyo a otras unidades de la Generalitat y centros de investigación. En este sentido, dispone de una amplia bañera en popa y de espacios versátiles en el puente. Así, aparte de actuaciones de control e inspección pesquera, se maximizará su uso ofreciendo servicio al resto de unidades del departamento en relación con la calidad de las aguas marítimas, seguimiento de la biodiversidad, investigación oceanográfica o impacto del cambio climático sobre los ecosistemas en el mar catalán.

El puerto base previsto para el Mar de Ponent será el puerto de Vilanova y la Geltrú. Sin embargo, dará servicio a la mitad sur del litoral de Catalunya y tendrá la posibilidad de permanecer largas estancias en otros lugares de acuerdo a las necesidades del servicio.

Artículos relacionados

Lo más popular