europa-azul.es Free Porn manotobet takbet betcart betboro megapari mahbet betforward 1xbet
domingo, junio 16, 2024
Inicio noticias de pesca Bloom demanda a Francia por sus actuaciones en el Indico

Bloom demanda a Francia por sus actuaciones en el Indico


Mientras el mundo alaba la laboriosa finalización del tratado de la ONU sobre Alta Mar, un ejemplo concreto y urgente UE-África demuestra que todos los tratados del mundo no pondrán fin a la violencia de la explotación insostenible e injusta de los recursos del Sur por parte de los países industrializados: hoy, BLOOM no tiene más remedio que demandar al Estado francés en dos procedimientos distintos, uno ante el Consejo de Estado francés, el otro ante el Tribunal Administrativo, por su actitud destructiva e irresponsable en el océano Índico. Conflicto de intereses, excepciones ilegales, falta de control de las flotas, ocultación de datos medioambientales: Francia tiene un impresionante historial de complicidad en la pesca del atún tropical, explotada por 23 buques industriales franceses en aguas africanas y especialmente en el océano Índico.

Tras haber denunciado a mediados de noviembre ante el fiscal (que desde entonces ha abierto una investigación) un caso de defección potencialmente ilegal de la administración francesa al lobby de la pesca del atún, la BLOOM prosigue sus acciones legales e investigaciones para limitar la omnipotencia y el impacto de las actividades opacas de pesca a distancia, excesivamente destructivas para la vida marina y la salud de los océanos. Además de llevar ante los tribunales el comportamiento anómalo de la administración francesa, BLOOM revela los resultados de un estudio pionero, que demuestra que el Estado francés no lleva a cabo ningún control sobre sus buques industriales de pesca de altura.

En un intento de enmascarar su complacencia ante el fraude constante de sus flotas pesqueras en África, Francia está ejerciendo actualmente una fuerte presión en Bruselas para cambiar las normas europeas. Si Francia consigue socavar el «Reglamento de control» europeo de las flotas pesqueras, le tocará la lotería: por un lado, se librará de un procedimiento de infracción abierto contra Francia por la Comisión Europea y, por otro, habrá convertido el fraude de las flotas atuneras francesas en la nueva norma en Europa.

En la pesca del atún en aguas lejanas, como desgraciadamente en demasiadas cuestiones marinas, Francia ejerce una influencia tóxica de primer orden. El próximo diálogo a tres bandas sobre la reforma del Reglamento de Control que se celebrará bajo la Presidencia sueca, el 8 de marzo, podría ser el último. Es urgente frenar el enorme y dañino poder de Francia en África y en el seno de las instituciones europeas.

DOS REQUERIMIENTOS JUDICIALES Y UN PROCEDIMIENTO EUROPEO DE INFRACCIÓN

«Desde 2015, Francia ha concedido a sus flotas atuneras en el océano Índico el «derecho» a pescar ilegalmente a través de una «circular», que infringe flagrantemente la legislación europea. Hoy, BLOOM pide al Consejo de Estado francés que derogue esta circular, que es también una de las razones por las que la Comisión Europea abrió un procedimiento de infracción en junio de 2021 contra Francia(4), ya que este texto contradice la ley y también conducirá a un desastre medioambiental. De hecho, los pescadores industriales y el gobierno francés están intentando que el futuro Reglamento de Control de la UE se corresponda con la excepción «legal» ilegal que ellos mismos han creado a través de esta «circular».

Piden un «margen de tolerancia» -es decir, un margen de error- del 10% sobre las capturas declaradas sobre el total de capturas y no especie por especie, como ocurre en el actual Reglamento de Control de la UE. «Este cambio semántico puede parecer insignificante, pero si se aceptara esta petición, las repercusiones para los ecosistemas marinos y las economías costeras del océano Índico serían catastróficas», advierte Frédéric Le Manach, director científico de BLOOM. «Un cambio así haría increíblemente improbable la recogida de datos de calidad, pues ya no importarían las especies que componen esas capturas, sino el ‘volumen’ global de las mismas. Esto tendría consecuencias dramáticas para el seguimiento de la salud de los ecosistemas marinos y el establecimiento de cuotas adecuadas. Permitiría seguir sobreexplotando especies ya amenazadas, como el rabil y el patudo».

En una respuesta a BLOOM el 17 de febrero de 2023, el Estado francés se refiere a la circular como un texto obsoleto, pero no cambia nada ya que el gobierno francés no ha derogado sus propias derogaciones ilegales. La BLOOM lleva hoy el asunto ante el Consejo de Estado francés para poner fin a las capturas ilegales de las flotas francesas.

Artículos relacionados

Lo más popular