europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Puertos El barco finlandés para extraer energía de las olas se hunde en...

El barco finlandés para extraer energía de las olas se hunde en el Puerto de Bilbao

Lo que se presentó como un prometedor experimento que podía revolucionar el sector de las energías renovables, concretamente de la energía generada por las olas, se encuentra ahora mismo en el fondo del mar. Y es que a finales de junio de 2021, Biscay Marine Energy Platform (BiMEP)  anunciaba la llegada de un dispositivo flotante a las costas de Euskadi, con apariencia de barco, más de 150 toneladas de peso, 23 metros de manga y 43 de eslora, con un casco giratorio que conectado a un generador lograba convertir las olas del mar en energía eléctrica. El dispositivo flotante ‘Penguin 2’, propiedad de la empresa Wello, lleva abandonado desde diciembre de 2021, seis meses después de haberse instalado en la plataforma marina de BiMEP, en Armintza, donde iba a permanecer durante dos años, según adelantó la web de información empresarial, Crónica Vasca.

Esta innovadora embarcación, propiedad de una empresa finlandesa denominada Wello, captó el interés del viceconsejero de Industria y presidente de BiMEP, Javier Zarraonandía, del director general del EVE, el Ente Vasco de la Energía, Iñigo Alsola, y del director de Energías Renovables y Mercado Eléctrico del IDEA, Víctor Marcos Morell, que recibieron con esperanzas este proyecto bautizado como ‘Penguin 2’, según Crónica Vasca.

En aquel momento, Wello explicó por qué habían elegido las aguas vascas para hacer sus pruebas. “Decidimos traerlo aquí porque el País Vasco tiene a BiMEP, que es una infraestructura estupenda para hacer este tipo de ensayos. Gracias al apoyo del EVE y de BiMEP tomamos la decisión de venir a Euskadi”, indicaba entonces Rodrigo Prodohl, representante de la compañía finlandesa, durante la visita que realizaron con los medios de comunicación para conocer el funcionamiento de este dispositivo.

Presentación del 'Penguin 2' en el Puerto de Bilbao el 28 de junio de 2021. / BiMEP
Presentación del ‘Penguin 2’ en el Puerto de Bilbao el 28 de junio de 2021. / BiMEP

Una avería unos meses después

Tal y como señalaron desde la compañía finlandesa en la presentación de su ensayo el 28 de junio de 2021, ‘Penguin 2’ realizaría una travesía de dos semanas desde su ubicación en el norte de Escocia antes de ser fondeado en el BiMEP, en una zona acotada ubicada en mar abierto a 1,5 kilómetros de distancia de la costa de Armintza. Ubicación en la que permanecería durante dos años a fin de realizar los ensayos oportunos. 

Sin embargo, poco después de que el dispositivo fuese trasladado a esta plataforma marina, sufrió una avería y en diciembre de ese mismo año, apenas seis meses después de su entrada en funcionamiento en junio de 2021, la empresa responsable del dispositivo lo retiró para subsanar esa deficiencia que había aparecido durante el ensayo. 

Lo cierto es que el barco no regresó nunca a Finlandia, sino que quedó atracado en el Puerto de Bilbao, donde lleva más de un año. A día de hoy el ‘Penguin 2’ se encuentra semihundido, por lo que es muy complicada su retirada. Además del grave impacto medioambiental que supone abandonar una estructura de estas características en el mar, estamos hablando de un proyecto que recibía financiación pública de fondos europeos por promover la sostenibilidad a través de las energías renovables. 

Detalle del dispositivo flotante 'Penguin 2' diseñado por Wello. / Wello
Detalle del dispositivo flotante ‘Penguin 2’ diseñado por Wello. / Wello

Por parte de BiMEP indican que en el momento en el que la empresa retiró el dispositivo de sus instalaciones dieron por finalizado el ensayo y cuando han sido interrogados por Crónica Vasca han asegurado que desconocían el destino actual de ‘Penguin 2’ y afirman no haber tenido noticias por parte de la empresa desde entonces.

Primer ensayo en Escocia

Resulta curioso que antes de venir a Bizkaia, esta empresa finlandesa aseguró haber realizado un ensayo previo de varios años de duración que dio buenos resultados. Las pruebas se realizaron en Escocia con un dispositivo como éste, aunque de menores dimensiones. El convertidor de energía de las olas instalado en Armintza suponía una evolución de ese primer dispositivo denominado ‘Penguin’. Había sido diseñado para alcanzar una potencia máxima de 1 MW y estaba preparado para generar una energía anual equivalente a 1 millón de kWh. Una cantidad que equivaldría al “consumo anual de 3.000 o 4.000 familias”, según advirtió el director técnico del BiMEP, Yago Torre-Enciso.

Artículos relacionados

Lo más popular