europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Investigación Avances digitales para aumentar la sostenibilidad de la pesca mundial y preservar...

Avances digitales para aumentar la sostenibilidad de la pesca mundial y preservar los ecosistemas marinos

Frente a la escarpada costa de Islandia, cinco buques pesqueros forman parte de un proyecto para probar una máquina de última generación que captura información sobre las capturas del día. La iniciativa, pionera en su género, pretende contribuir a satisfacer la necesidad de disponer de datos más detallados sobre el estado de nuestros mares.

«Vivimos en una época tecnológica en la que todo se escanea y se registra en una base de datos, pero que yo sepa es la primera vez que se hace con peces salvajes», explica Axel Freyr Gíslason, responsable de desarrollo de productos de Skaginn 3X, creadora de la máquina de escaneado con ordenadores y cámaras. Esta empresa islandesa forma parte del proyecto SEASCANN.

La protección de los ecosistemas marinos de todo el mundo es una cuestión cada vez más apremiante, a la que han dado un nuevo impulso los objetivos internacionales de sostenibilidad y biodiversidad acordados en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP15) celebrada en Montreal (Canadá) en diciembre de 2022.

Por un lado, el mar es una fuente vital de alimentos para las personas y la pesca es una actividad económica que sostiene a muchas comunidades costeras de Europa y del mundo. Por otro lado, estos recursos están siendo ampliamente sobreexplotados y existe un riesgo real de que el número de determinadas especies se desplome o de que los ecosistemas sufran daños irreversibles.

Un panorama más claro
Aunque se han logrado algunos avances desde la reforma de la Política Pesquera de la UE en 2013, existe una amenaza persistente, especialmente en el Mediterráneo y el Mar Negro. A esto se suma la preocupación por la contaminación y la salud general del ecosistema.

La escorrentía de productos químicos y fertilizantes procedentes de tierras agrícolas, en particular, ha provocado en determinadas zonas un exceso de nutrientes en el agua. Esto, a su vez, ha provocado un crecimiento excesivo de algas que reduce los niveles de oxígeno y asfixia a otras formas de vida marina.

Obtener una visión precisa de todos los factores que intervienen en la construcción de un ecosistema marino sano es vital. Pero también es un reto. Aquí es donde el conocimiento científico desempeña un papel crucial: la información de alta calidad es clave para comprender la situación y saber qué medidas serán las más eficaces para restablecer la salud de los océanos.

La UE respalda diversos proyectos de investigación encaminados a aprovechar las nuevas tecnologías para aumentar tanto la calidad como la cantidad de la información a disposición de científicos y responsables políticos.

Mayor alcance
Otro proyecto de este tipo es EcoScope, que partió del principio de que todos los aspectos del ecosistema marino están interconectados. Hasta la fecha, los esfuerzos para preservar las poblaciones de peces se han centrado normalmente en gestionar las especies una por una, a menudo imponiendo un límite de capturas a una determinada especie de peces si su número es demasiado bajo.

EcoScope pretende establecer un enfoque más global de la gestión pesquera mediante el seguimiento de la salud del ecosistema en su conjunto.

En el proyecto participan 18 países. Entre sus socios figuran universidades, instituciones de investigación, organizaciones no gubernamentales y empresas tecnológicas. El equipo de EcoScope está cartografiando una serie de factores que pueden afectar a la salud de las pesquerías, como los cambios en el medio ambiente, la situación de otras especies y el impacto de la actividad humana.

La información recopilada se pone a disposición del público a través de una plataforma en línea interoperable.

Enfoque orientado a amplios sectores
La profundidad y el alcance de la información disponible harán que la base de datos sea tan interesante para pescadores, submarinistas y surfistas como para investigadores y responsables políticos. Por ejemplo, combinará datos estadísticos y de investigación centralizados con información en tiempo real sobre temas de interés público como la altura de las olas, las olas de calor o la flora y fauna marinas locales.

La plataforma también tiene una función educativa. La EcoScope Academy incluirá cursos en línea, seminarios web y juegos educativos para estudiantes, jóvenes científicos y responsables políticos.

El primer capítulo del curso avanzado en línea, una introducción a la gestión pesquera basada en los ecosistemas, ya está disponible en línea. La versión para el Mediterráneo Oriental de la plataforma de simulación de ordenación del espacio marítimo, que incorporará pruebas de escenarios, estará lista a finales de 2023.

«Si eres un joven científico con dificultades para acceder a los datos, podrás descargar gratuitamente toda la información que necesites para ponerla al servicio de tus experimentos e investigaciones», afirma el coordinador del proyecto, el profesor Athanassios Tsikliras, biólogo marino de la Universidad Aristóteles de Salónica.

Ciudadanos reporteros
Uno de los aspectos de EcoScope pretende aprovechar el poder de la ciencia ciudadana a través de una aplicación para teléfonos inteligentes.

La aplicación EcoScope permitirá a los ciudadanos informar sobre problemas relacionados con el medio marino. Las denuncias se transmitirán directamente a las autoridades locales o a la policía portuaria competente, con localización GPS, imágenes y detalles según el incidente.

En conjunto, la información recopilada y cartografiada por el proyecto constituirá un importante recurso para todos los interesados en el mar.

«Me siento muy optimista sobre el impacto que puede tener este proyecto porque, durante mucho tiempo, la falta de datos ha sido una excusa para no actuar», dijo Tsikliras. «Esta excusa ya no existirá».

La puesta a disposición de datos relacionados con la pesca también apoya los objetivos de la Misión Horizonte Europa para la recuperación de nuestros océanos y aguas para 2030. Para cumplir los objetivos de la Misión, se necesitan sistemas avanzados que permitan controlar, prever y evaluar mejor la salud del sistema acuático en su conjunto.

Datos de precisión
Las nuevas tecnologías también desempeñan un papel vital en la recopilación de información precisa en origen. Las pruebas realizadas por SEASCANN del primer sistema de clasificación totalmente automático frente a las costas de Islandia son un ejemplo de ello.

El pescado pasa por la máquina de SEASCANN, que registra digitalmente su tamaño, color, calidad y especie. Envía la información en tiempo real a la tripulación de a bordo y a tierra para que la analicen los equipos de pesca y las organizaciones que supervisan las actividades pesqueras.

La automatización de precisión que ofrece SEASCANN está a un mundo de distancia de la larga tarea convencional de clasificar manualmente las redes de pesca y lleva la trazabilidad de la pesca a nuevos niveles.

La tecnología se basa en el aprendizaje automático, desarrollado a lo largo de varios años dedicados a enseñar al sistema a reconocer las distintas especies. Como el equipo está situado en la cubierta de un barco, luchando contra los elementos, hubo que afrontar otros retos técnicos.

«La mayoría de los componentes -ordenadores, cámaras de alta definición y otros elementos- no están diseñados para funcionar en una atmósfera densamente humidificada y altamente salina», explica Gíslason. «Hemos tenido que pensar fuera de la caja para encontrar formas de superar los elementos, para desarrollar una tecnología que reconozca a los peces en todas las condiciones».

Al invertir en nuevas tecnologías y herramientas de datos, proyectos como SEASCANN y EcoScope esperan proporcionar a los responsables de la toma de decisiones los conocimientos necesarios para diseñar políticas que fomenten una mayor gestión basada en los ecosistemas.

Como resultado, estas iniciativas mejoran las posibilidades de mantener el delicado equilibrio entre la seguridad alimentaria y un océano sano en el futuro.

Artículos relacionados

Lo más popular