Euskadi

La flota de bajura espera que aumente la talla de la anchoa capturada

La campaña de pesca de anchoa ha comenzado a animarse la pasada semana con la entrada en los puertos vascos de las primeras partidas de pescado grande de la temporada. Hasta entonces, las capturas obtenidas por la flota de cerco que participa en esta pesquería correspondieron a ejemplares jóvenes no aptos para la industria conservera por su reducido tamaño y cuya cotización en lonja habitualmente se ha situado por debajo del euro por kilo. Los arrantzales consideran que la baja temperatura que presentan las aguas del Golfo de Bizkaia está condicionando el desarrollo de la campaña.

El duro invierno que ha castigado y continúa castigando el norte de la península ibérica ha provocado que la temperatura de las aguas superficiales del Cantábrico presente valores por debajo de lo habitual en esta época del año. Así, en las zonas donde habitualmente faena la flota de cerco la temperatura del agua apenas alcanza los 12º C. “Las aguas están frías y se nota que hemos tenido un invierno realmente duro. En esta época del año habitualmente se registran 14ºC en la superficie del Golfo de Bizkaia, dos grados más que en este año”, aseguró el patrón de un cerquero vizcaino.

El centro AZTI estudia la pesquería de anchoa desde 1986 y los datos recogidos durante más de 30 años subrayan la importancia de las condiciones oceanográficas en el desarrollo de la campaña de pesca de esta especie. Así, las capturas de anchoa en el Golfo de Bizkaia comienzan a medida que las aguas superficiales rebasan los 13ºC y los ejemplares comienzan a subir a la superficie para reproducirse.

 

El grueso de las capturas tiene lugar habitualmente cuando la temperatura de las aguas se sitúa entre los 13 y los 18ºC. A la vista está que el proceso de calentamiento del Golfo de Bizkaia no se ha producido todavía. “Para la semana que viene anuncian buen tiempo en la mar y un notable aumento de las temperaturas. Confiamos en que con estas condiciones comencemos a pescar anchoa porque hasta ahora hemos pescado poco y mal y hemos vendido el pescado por debajo del euro” afirmaba esperanzado este patrón lekeitiarra. Y es que a la anchoa le gustan los cielos despejados y las altas temperaturas. Los estudios confirman que en estas condiciones las capturas registradas por la flota de cerco aumentan de manera exponencial

What to read next

3515   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios