europa-azul.es
viernes, mayo 24, 2024
Inicio Galicia Bruselas señala que "los pellets" de plástico son tóxicos

Bruselas señala que «los pellets» de plástico son tóxicos

La Comisión Europea tiene una idea muy distinta a la de la Xunta sobre los pellets de plástico como los que desde hace unas semanas están llegando a las playas de Galicia, y desde este lunes también a las de Asturias. Si el Gobierno gallego descarta que sean «tóxicos ni  peligrosos», Bruselas determinó hace unos meses que son dañinos para el medio ambiente, para especies como peces y moluscos. 

En un momento en que el Gobierno central monitorea la situación para determinar si se trata de un riesgo de gran magnitud por si debería de elevarse el nivel de alerta  por afectar ya a varias comunidades, Bruselas afirma que potencialmente también podrían afectar a los seres humanos al final de la cadena alimentaria.

El pasado 16 de octubre, la Comisión puso oficialmente bajo su lupa el vertido involuntario de microplásticos como los pellets que ahora aparecen en las playas gallegas y asturianas con una propuesta para que los operadores que los transporten tomen medidas de precaución para evitar pérdidas y vertidos.

Asturias y Cantabria activan sus planes de emergencia ante la llegada de los primeros microplásticos. Ambas comunidades confirman así la llegada a sus litorales de los ‘pellets’ procedentes del buque Toconao. En Cantabria, por su parte, las autoridades también rastrean las playas en busca de nuevos rastros. Desde el instituto AZTI se vatixina que en cuestión de pocos días los residuos llegarán a la costavasca.

La aparición en la costa del occidente asturiano de pellets de microplástico ha llevado al Principado a activar el Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental (Placampa). Se trabaja con la hipótesis es que estas partículas halladas en los arenales de la región proceden barco polaco que sufrió un accidente marítimo frente a la costa de Portugal el pasado 8 de diciembre.

Estas bolitas de plástico, de apenas milímetros de diámetro, inundan los arenales de la costa de las Rías Baixas, lo que ha llevado a cientos de voluntarios a organizarse para recoger con sacos y limpiar las playas gallegas de estos microplásticos que se pueden contar por millones.

El Gobierno nacional ha remitido una cronología en la que relata las fechas clave de esta marea de microplásticos que está dejando imágenes que recuerdan a la catástrofe del ‘Prestige’.

Vergüenza para AETINAPE

La marea plástica que está llenando las playas de Galicia de pellets de plástico «es una demostración más de la escasa operatividad del sistema de vigilancia costera del Estado, al que hay que añadir la necesaria observación medioambiental de la costa y aguas interiores que desde tierra y mar debería ejercer la Xunta de Galicia», según incide AETINAPE

La prolífica existencia de medios de prevención marítimos, aéreos y terrestres se ha convertido, para AETINAPE, «en un fantasma burocrático ante el ridículo espectáculo que están ofreciendo ante los millones de bolitas de plástico que ponen en peligro el ecosistema y la salubridad costera».

Ante ello, una simple refriega de «y tú más» entre responsables políticos de uno y otro gobierno que estimula la vergüenza ajena y, lo que es más grave, impide actuar con celeridad en la organización de los dispositivos necesarios.

AETINAPE incide que «exigimos que ambos gobiernos tomen cartas en el asunto, dejen de culparse, abandonen la nauseabunda ocultación de la realidad, realicen la necesaria autocrítica y pongan todas sus capacidades al servicio de la regeneración costera. No es de recibo dejar toda la carga de trabajo en las manos de personas voluntarias y municipios afectados».

El daño a la naturaleza es un daño a toda la ciudadanía, y son los gobiernos quienes deben repararlo y después cobrarlo a quien haya causado ese daño. No sólo porque sea su competencia legal, sino porque es de justicia.

Así mismo, deben revisarse los protocolos ambientales. La sociedad gallega y española deben conocer en qué aspectos fallaron los gobiernos para que la ciudadanía haya tenido que enterarse de este grave problema ambiental a través de las redes sociales.

Sólo cuando su presión se hizo patente, los gobiernos empezaron a desperezar, bien su somnolencia, bien sus perversas intenciones de ocultación, ambas dimensiones deleznables y vergonzosas. Un episodio que recuerda la tragedia ambiental provocada por el hundimiento del Prestige.

Cronología

8 de diciembre. Accidente del barco

Un barco sufrió un accidente marítimo a unos 80 kilómetros al oeste de Viana do Castelo, en la costa portuguesa, el pasado 8 de diciembre. El buque ‘Toconao’ (bandera de Liberia – IMO 9627899) contenía varios contenedores, uno de ellos lleno de pellets de microplástico.

13 de diciembre. Primeros sacos llenos de pellets en la costa gallega

La cronología elaborada por el Gobierno relata que el pasado 13 de diciembre empezaron a llegar al litoral de Ribeira (A Coruña) sacos llenos de pellets de plástico y también pellets dispersos.

La primera alerta que recibió el Ejecutivo llegó a través de la Xunta, en concreto de los servicios del 112 de Galicia, que son los que trasladan la información al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible. Simultáneamente, los vigilantes de la Demarcación de Costas del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico llevaron a cabo labores de vigilancia de zona afectada.

El Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de Fisterra abrió de inmediato una investigación para determinar el origen del vertido.

20 de diciembreSe confirma que el vertido es del buque ‘Toconao’

El 20 de diciembre, el abogado de los armadores del buque reconoció los hechos al centro de coordinación de Salvamento Marítimo, según indica el Gobierno. Explicó que habían contratado técnicos especializados para el seguimiento del vertido y se puso a disposición para el pago de los costes de las labores de limpieza y para colaborar con lo necesario.

Ese mismo día, el Gobierno sostiene que comunicó a la Xunta de Galicia estas novedades.

4 de enero. Se conoce la cantidad: mil sacos de pellets

El 4 de enero el abogado de los armadores del buque estimó que el contenedor accidentado albergaba mil sacos de pellets; y también informó de que no tienen constancia de si el contenedor se hundió o no, por lo que desconocen la cantidad exacta de sacos que componen el vertido.

Se desconoce cuánto cayó al mar

Respecto al contenido de los contenedores que cayeron al mar, se solicitó a las autoridades portuguesas que aporten toda la información en un informe final de las actuaciones realizadas.

El Gobierno de España remarca que está realizando «un seguimiento exhaustivo del incidente». En primer término, a través de imágenes satelitales y vigilancias aéreas programadas por la Dirección General de Marina Mercante, que no detectaron ninguna mancha.

Hasta el 5 de enero. Se considera que fue un vertido «puntual»

Desde la demarcación de costas en Galicia, y por lo que se refiere a la situación en el litoral, se apunta que se contactó desde el primer momento con los ayuntamientos afectados para la retirada de los pellets (Ribeira y Porto do Son en diciembre, Muros en enero).

También se defiende que se realizaron «vigilancias constantes de la zona», constatando que el incidente hasta el 5 de enero había sido «puntual» (tres ayuntamientos), aunque la retirada de estos restos puede ser «muy laboriosa».

En este sentido, el Gobierno constata que el 3 de enero se tiene constancia de la llegada de pellets al ayuntamiento de Muros; y es a lo largo de las jornadas del 6 y de este 7 de enero cuando empiezan a aparecer más al norte hasta A Coruña y Oleiros, y más al sur hasta la ría de Vigo.

5 de enero Galicia activa el Plan por Contaminación Marina

El 5 de enero se recibió en la Delegación del Gobierno en Galicia la comunicación de la Xunta de la activación del Plan Territorial de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Galicia. Dicho plan se activó en fase de emergencia nivel mínimo (situación 1). Este paso conlleva que, desde ese momento, las 14.40 horas del 5 de enero, el ‘Plan Ribera’ del Gobierno esté activado en nivel de alerta.

Pero para que el Ministerio pueda actuar, de acuerdo con lo dispuesto en el Sistema Nacional de Respuesta, el Ejecutivo central insiste en que se debe, en primer lugar, declarar el nivel 2 de emergencia y la Xunta «debe solicitar formalmente» la ayuda de medios del Estado.

5 de enero. Alertan de los primeros casos en Asturias.

El consejero de Mar de Galicia, Alfonso Villares, aseguró el 5 de enero que los pellets de plástico estaban «llegando a la costa asturiana y cántabra».

7 de enero Piden a la Xunta que declare el nivel 2

El Gobierno central ha trasladado este domingo que está a la espera de que la Xunta «ejerza su competencia» y declare el nivel 2 de emergencia (mantiene el 1, el mínimo, por el momento) con el fin de poder brindarle «apoyo efectivo» en la recogida y limpieza de los pellets con bolas de plástico que han llegado al litoral gallego.

8 de enero Asturias activa el Plan por Contaminación Marina

Tras localizarse en diversos arenales de la costa asturiana algunos microplásticos que podrían proceder del accidente marítimo ocurrido el pasado 8 de diciembre y que ya ha llenado arenales gallegos de pellets, el Principado de Asturias ha activado este mediodía el Plan Territorial de Contingencia por Contaminación Marina Accidental (Placampa) en situación 0.

La Fiscalía abre diligencias

La Unidad Especializada en Medio Ambiente de la Fiscalía General del Estado ha abierto diligencias de investigación sobre el vertido de pellets. Esta unidad ya abrió expediente de seguimiento de la situación el día 4 de enero.

Artículos relacionados

Lo más popular