jueves, octubre 21, 2021
Inicio Sector Pesquero Respuesta contundente del sector pesquero catalán en la huelga en defensa del...

Respuesta contundente del sector pesquero catalán en la huelga en defensa del arrastre

El sector pesquero catalán realizó una respuesta contundente contra el peligro real de desaparición de la actividad pesquera en desacuerdo con la aplicación del Plan Multi anual de Pesca Demersal a cargo de la Unión Europea y que supone la drástica reducción de las jornadas de pesca al sector, lo que para muchos, sería la muerte del sector.

FRANCESC CALLAU

Se ha constatado desde la aplicación del Reglamento Europeo de gestión de la pesca
de arrastre, aprobado en 2019, que año tras año, se están reduciendo de manera muy drástica las jornadas de pesca disponibles, lo cual hace peligrar la viabilidad
socioeconómica del sector y con ella su continuidad. Para este año 2021 se prevén 163 jornadas de pesca, cuando en 2020 hubo 174 y en 2019, 192.


Los pescadores catalanes, históricamente, siempre han estado a favor de implementar medidas de protección del recurso, como por ejemplo vedas biológicas, reducción de horarios y recientemente la propuesta de zonas de cierres de 400 Km/2, y otras medidas, dirigidas siempre a proteger el recurso pesquero para garantizar la viabilidad de la actividad, las cuales no se han tenido en cuenta antes de la entrada en vigor del MAP. Aun así, estas propuestas no han sido tenidas en cuenta ni por el Estado, vía la Secretaría General de Pesca(MAPA), ni por la Unión Europea, por lo cual, proponen la adopción de medidas urgentes para reconducir la situación actual, puesto que tal como está planteado, consideran que es de imposible cumplimiento.
Ante la actual situación los pescadores piden al Estado, vía la Secretaría General de
Pesca, un plan de gestión general para el conjunto de la flota mediterránea que
asegure el mantenimiento de la modalidad de arrastre, pero también para la flota
cerco o la de artes menores. El sector pesquero es un todo interrelacionado de todas
las modalidades pesqueras que sustenta una red de cofradías, lonjas, sistemas de
compra y distribución, etc.

Reforma del Reglamento Europeo


Los pescadores catalanes consideran que en el ámbito de la Comunidad Europea, hay
que instar a una reforma del Reglamento Europeo, MAP, modificando diferentes
aspectos, como el apartado de las vedas y hace falta un mayor plazo para poder lograr el equilibrio de la mejora del recurso pesquero y la viabilidad socioeconómica del sector pesquero. El plazo para llegar al Rendimiento Máximo Sostenible en el 2025, en base a reducir las jornadas de pesca, según los institutos científicos, no es realista y acabará con el sector pesquero y piden que de alargue el límite del 2025 y hacer una adaptación temporalmente más progresiva.
Otras reivindicaciones del sector son la eliminación de la distinción entre pesca costera y pesca de profundidad (pescado y gamba roja), que es ajena a la realidad de ir a pescar catalana. También la eliminación del sistema actual que considera las jornadas de pesca como derechos de acceso al recurso pesquero en favor de un modelo de regulación de la actividad pesquera anual basado en medidas técnicas. Proponen al MAPA la revisión y puesta al día de la normativa sobre potencia de motores. El modelo de gestión del esfuerzo pesquero ha cambiado, ya no se trata de potencia de las embarcaciones, el nuevo MAP establece la gestión por jornadas asignadas. La Federación Nacional Catalana de Cofradías de Pescadores solicita un marco claro de ayudas al sector, compatibilizando la reducción de la presión pesquera con la viabilidad socioeconómica de las explotaciones.

También pide que la reducción por parte del Ministerio de jornadas de pesca sea subvencionada por el Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) o bien con ayudas del Estado. En cuanto a la parada de viernes, además de ser seguida por las 227 barcas del arrastre que hay en Cataluña, también ha sido secundada por todos los sectores pesqueros de los puertos catalanes, las Islas Baleares, la Comunidad Valenciana, Murcia y la Andalucía mediterránea.


En este sentido, la Federación Nacional Catalana de Cofradías de Pescador contempla
en su argumentario reivindicativo, el impulso de un plan de gestión para la pesca del
pescado azul. Y en cuanto a los artes menores, reclaman una mayor asignación de
cuota de atún rojo, y abrir esta pesquería a más embarcaciones artesanales y a la vez, permitir limitadamente, la pesquería accidental por parte otras modalidades
pesqueras, que incidentalmente realicen capturas involuntarias que no pueden
vender.

Artículos relacionados

Lo más popular