europa-azul.es
sábado, mayo 18, 2024
Inicio noticias de pesca Andalucía pide el cese del hostigamiento de las patrulleras de Gibraltar

Andalucía pide el cese del hostigamiento de las patrulleras de Gibraltar

La Junta de Andalucía ha levantado la voz contra Gibraltar. Asegura que la Policía Real del territorio británico ha «hostigado» en los últimos días a pescadores de La Línea de la Concepción, una situación que ha exigido cesar «de inmediato», reclamando además al Gobierno que refuerce la protección a las embarcaciones que operan en aguas de jurisdicción española.

La reclamación ha sido verbalizada por la consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Carmen Crespo, que en un comunicado ha recordado a Gibraltar la jurisdicción española de las aguas en las que ese «acoso», subraya, se produjo.

Los pescadores de La Línea, dicen que «no están incumpliendo legislación alguna y tienen su licencia para pescar en esas aguas».

Se trata, ha remarcado, de un reducido número de embarcaciones «que pesca normalmente en esa zona concreta, tratándose de artes menores, con barcos muy pequeños que no provocan ningún daño» y que además «conocen en cada momento en el punto exacto en el que se encuentran».

Vuelven así a revolverse las aguas en la zona. La titular andaluza de Agricultura y Pesca ha dejado también una petición para Moncloa: mayor protección y defensa de los barcos de La Línea y Algeciras que faenan en aguas jurisdiccionales españolas.

El Gobierno, sostiene, «no puede ampararse en que se encuentra en funciones para no prestar auxilio y defender a nuestros pesqueros». Unos profesionales que afrontan otros problemas, como la incidencia del alga asiática, la escasez de pesca o el vertido de fuel, como el producido hace menos de un mes en la Bahía de Algeciras y que obligó a cerrar el puerto de Gibraltar.

El incidente se originó en la parte sur del Fondeadero de Poniente (Western Anchorage), cuando un buque, el ‘Gas Venus’, que recibía combustible, experimentó un desbordamiento de sus tanques. 

Saltaron entonces las alarmas. No había pasado ni un año desde que el ‘OS35’ y toda su carga chocara durante una maniobra con otro barco cerca del citado puerto. En aquella ocasión acabaron vertiéndose al mar unas 15.000 toneladas de crudo.

Artículos relacionados

Lo más popular