europa-azul.es
sábado, enero 28, 2023
Inicio noticias de pesca La licitación para bajar al Pitanxo cifra su coste en 3...

La licitación para bajar al Pitanxo cifra su coste en 3 millones de euros

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo analizará este próximo martes, día 25 de octubre, la solicitud de las familias de las víctimas del Villa de Pitanxo de bajar al pecio para obtener pruebas gráficas de la situación del mismo y así clarificar las posibles causas del accidente. En un principio, el Gobierno que estudia sacar a licitación una expedición submarina cifra el coste de las operaciones en 3 millones de euros.

Tal como ha informado el Parlamento Europeo, una de las denuncias que analizará en la próxima reunión de la comisión de Peticiones será la formulada por los familiares de los 21 fallecidos en el naufragio del pesquero gallego el pasado 15 de febrero a 450 kilómetros de las costas de Terranova (Canadá).

En ella se solicita que se investigue si las autoridades españolas estarían infringiendo la legislación europea sobre transparencia mediante la ocultación de información. Además, se pide que se descienda hasta el barco para llevar a cabo una grabación que permita obtener evidencias para clarificar las causas de su hundimiento.

Será el martes, 25 de octubre, a las 16:45 horas cuando la comisión analice esta situación, por lo que representantes de 17 familias de los fallecidos han anunciado que acudirán a Bruselas para estar presentes.

En este sentido, la portavoz de las familias, María José de Pazo, ha indicado que confía en que todos los grupos voten a favor de sus peticiones porque son «de humanidad y justicia». Por ahora cuentan con el apoyo explícito de Izquierda Unida (IU), cuya eurodiputada Sira Rego es miembro de la Comisión de Peticiones.

Tras reunirse con diferentes representantes europeos, De Pazo espera que «mantengan su compromiso» y que la iniciativa salga adelante «de forma unánime» ya que, a su juicio, quien no vote a favor «quedaría retratado».

En declaraciones a Europa Press, ha subrayado que considera que tienen el respaldo de las directivas europeas y que al Gobierno «ya no le quedan excusas» para no bajar al pecio, ya que la propia Comisión Permanente de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (CIAIM) reconoció que sería útil descender al barco hundido.

A través de un comunicado, la eurodiputada de IU Sira Rego (miembro del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica) asegura que, tras haber recibido estos días un «amplio dossier» de las familias, debe investigarse «no solo este accidente, sino también las condiciones laborales y de seguridad con la que faenan los cientos de marineros en los diferentes caladeros y en las diferentes empresas armadoras».

Naufragio

El pesquero gallego Villa de Pitanxo naufragó el pasado febrero a 450 kilómetros de las costas de Canadá en el que se convirtió en el accidente marítimo más trágico de la historia reciente de España, ya que murieron 21 de los 24 marineros a bordo del buque.

Tras el suceso, las familias de los fallecidos no han dejado de solicitar que se investiguen las causas de lo ocurrido, ya que los tres supervivientes han dado explicaciones distintas y, en ocasiones, contrarias sobre qué ocurrió en la madrugada del 15 de febrero minutos antes del hundimiento del barco.

Mientras que el patrón del buque, Juan Padín, y su sobrino, Eduardo Rial, sostienen que el motor del barco se paró de forma repentina, provocando la entrada de agua debido a estar a la deriva durante una tormenta, el tercer superviviente asegura lo contrario.

Así, Samuel Kwesi declaró que las redes del barco se habían enganchado al fondo del mar, por lo que el capitán estaría tratando de desembarrar cuando comenzó a entrar agua. Más tarde, se pararía el motor, quedando el buque a la deriva.

Por ello, la Audiencia Nacional investiga el caso, siendo Juan Padín el único investigado en la causa por la posible comisión de 21 homicidios por imprudencia.

Artículos relacionados

Lo más popular