Euskadi

La caballa, el chicharro, la merluza y el rape, los más dificultosos para aplicar la nueva les antidescarte

El verdel, el chicharro, la merluza y el rape, las más dificultosas para aplicar la nueva ley antidescartes europea. Las redes de enmalle y algunas especies como el verdel, el chicharro, la merluza o el rape constituyen los mayores desafíos para que la flota artesanal se ajuste a la nueva regulación europea antidescartes, según concluye una investigación liderada por la Organización de Productores de Pesca de Bajura de Guipúzcoa (OPEGUI) con el apoyo del centro tecnológico AZTI.

El estudio, que recaba información sobre «las dinámicas de trabajo y caracterización de las capturas de la flota artesanal», propone «soluciones específicas» para que el reajuste de su actividad se realice «de la forma menos lesiva para el sector».

El proyecto ha contado con el apoyo y la financiación de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa pleamar, y del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP).

En un comunicado, Azti ha recordado que el pasado 1 de enero entró en vigor el nuevo reglamento europeo que obliga al sector pesquero a desembarcar todas las capturas, con el objetivo de poner fin a los descartes.

Ante la intención de la Comisión Europea de regular «en contra de prácticas como la devolución al mar de las capturas no deseadas», se activaron diversas iniciativas «para explorar el impacto que esta regulación tendría sobre el sector pesquero».

Entre ellas, destaca el proyecto Canard, una investigación liderada por la Organización de Productores de Pesca de Bajura de Guipúzcoa (OPEGUI) con el apoyo del centro tecnológico experto en la cadena de valor del mar y la alimentación AZTI.

El objetivo del programa era el de ampliar el conocimiento sobre la actividad y los instrumentos empleados por la flota de pesca artesanal del Cantábrico para detectar los puntos en los que el cumplimiento de esta nueva regulación europea presentara «mayores dificultades» y proponer las soluciones «menos lesivas» para la actividad de este sector.

El informe, desarrollado con datos recabados por el propio sector apunta a la redes de enmalle, «paredes» de red que se mantienen verticales mediante una línea de flotación en superficie y una línea de fondos al suelo marino, como el arte de pesca «con mayores tasas de descarte». En cuanto a las especies, cita a la merluza, rape, raya, chicharro y verdel como las que presentan «mayores posibilidades de ser capturadas involuntariamente».

El proyecto Canard, que ha contado con el apoyo y la financiación de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, a través del Programa Pleamar, y del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP), trata de «mejorar la selectividad de las pesquerías, reduciendo la captura de las especies descartadas, con una especial atención a aquellas que pueden resultar más limitantes, debido principalmente a su escasa cuota y a la imposibilidad de evitar capturarlas en las artes menores y en determinados momentos del año»

«Es el caso del besugo y el virrey o palometa roja, cuya problemática viene determinada por la reducida cuota de estas dos especies», según la coordinadora del área de gestión pesquera sostenible de AZTI, Marina Santurtún.

El verdel, sin embargo, presenta «una casuística transversalmente opuesta» ya que la gran cantidad de este especie en las costas vascas durante determinadas épocas «hace inevitable su captura, principalmente si se emplean redes de enmalle», pese a que los pescadores «ya ponen en práctica una serie de tácticas para evitar las capturas no deseadas de esta especie». Por ello, en el caso particular del verdel, se proponen soluciones como paros estacionales una vez finalizada la temporada de pesca costera con líneas de mano o cañs.

Una vez identificados los «puntos calientes» para la aplicación de la ley, el Proyecto Canard, ha centrado sus esfuerzos en «aportar respuestas específicas y viables para la flota artesanal», mediante la combinación de «soluciones administrativas, tácticas, de mejoras de la selectividad, cambios de artes y diversificación de la actividad pesquera».

«El objetivo final es el de contribuir a mantener la actividad de las empresas de modo rentable, sin que su viabilidad resulte afectada», ha afirmado la secretaria general de la Federación de Cofradías de pescadores de Gipuzkoa, Miren Garmendia. La propuesta de soluciones de la iniciativa ha sido sometida al contraste del sector vasco, cántabro y asturiano.

Algunas de las especies identificadas como problemáticas ya cuentan en la actualidad con soluciones administrativas, como «la devolución al mar por alta supervivencia», en el caso de las rayas y el besugo, o por predación, con el rape y la merluza. El estudio concluye que el chicharro podría disponer de cuota suficiente» para soportar capturas a lo largo de todo el año, sin afectar a su sostenibilidad».

Leave a Reply

2535   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios