Internacional

Japón busca concienciar que no se puede comer todos los días atún cuando está en declive

El Centro de Investigación Nippon trata de concienciara los japoneses que no se puede comer todos los días atún cuando este recurso está en declive. Se considera que Japón es el principal responsable de la pesca excesiva de atún rojo. Consume alrededor del 80 por ciento del atún rojo capturado en el mundo, y aunque el apetito del país se consideea como voraz, no es una caracterización negativa, porque los efectos ambientales de ese apetito rara vez se mencionan. Entonces, cuando la gente escucha que las organizaciones internacionales están pidiendo restricciones estrictas e incluso moratorias sobre la pesca, sienten que su forma de vida está siendo amenazada. El atún rojo es una delicia en Japón y se utiliza en sushi de alta calidad y otros platos.

Desde el Comité Científico Internacional para el Atún y las Especies afines en el Océano Pacífico Norte (ISC), una organización dentro de la Agencia de Pesca que administra la política para el atún rojo, se ha lanzado esta voz de alarma, tras conocerse que las existencias de atún ahora son solo 2,6 por ciento de lo que eran a fines de la década de 1970, antes de que las capturas fueran monitoreadas. «Nos comimos el resto», agregan con ironía.

Países como México y Croacia están expandiendo las granjas de atún rojo para satisfacer la demanda japonesa, pero el atún cultivado constituye una porción muy pequeña del mercado japonés. Los pescadores, tanto en el Atlántico como en el Pacífico, aún capturan peces con redes de enmalle, que tienden a atrapar peces jóvenes. Eso significa que no tienen la oportunidad de reproducirse, acelerando así la destrucción de la especie. La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) prohíbe la captura de peces de menos de 30 kilogramos. El aleta azul tiene alrededor de 3 años y solo el 20 por ciento es sexualmente maduro. Ahora hay un movimiento para cambiar el límite a 85 kg, cuando los peces tienen aproximadamente 5 años.

Lo que enoja a los grupos internacionales es que Japón no actúa en concierto con el resto del mundo. Porque son un recurso que necesita ser gestionado globalmente. «Japón, que domina los intereses pesqueros del Pacífico, debe estar a la vanguardia de los esfuerzos de conservación, pero otros países deben solicitar a Japón que presente sus propias soluciones viables o seguir las implementadas por las organizaciones internacionales a las que pertenece», según ISC.

Cuando las poblaciones de atún rojo del Atlántico han disminuido, Japón se quejó ante la CICAA de que no se estaba haciendo lo suficiente para controlar a los pescadores del Atlántico, la mayoría de los cuales son europeos. La CICAA respondió con un estricto cumplimiento de cuotas y estatutos. Las acciones finalmente mejoraron. Ahora la Comisión de Pesca del Pacífico Occidental y Central (WCPF)


Las capturas de atún rojo disminuyen

Las capturas de atún rojo en las aguas costeras de Japón han sido bajas en la actual temporada de pesca, que se extiende desde julio de 2018 hasta marzo de este año. Al parecer, muchos pescadores redujaron las faenas, tras la introducción de reglas más estrictas diseñadas para hacer frente a la sobrepesca, con la cantidad total de capturas en torno al 40 por ciento del límite superior.

Así, se establece un límite superior para cada una de las 47 prefecturas del país, sobre la base de factores que incluyen las capturas pasadas. Esta temporada, la cantidad total de capturas de atún rojo que pesan menos de 30 kilogramos cada una llegó a 651 toneladas en todas las prefecturas a partir del 21 de enero, contra un límite combinado de 1,528.7 toneladas, y la de atún que pesaba 30 kilogramos o más se situó en 480,4 toneladas, contra un tope de 1.125,2 toneladas, según la Agencia de Pesca.

Un funcionario de la agencia sugirió que es probable que las capturas de atún rojo «no se incrementen durante el período restante» porque el pico de la temporada de pesca ya ha terminado en muchas áreas.

De todas las prefecturas, solo el área de Chiba ha visto sus capturas por encima de su límite para atún que pesa menos de 30 kilogramos. La cantidad de captura llegó a 39,4 toneladas, pasando el límite de 36,3 toneladas.

«Nos habíamos abstenido de pescar hacia fines del año pasado, cuando el atún rojo se comercializaría a precios altos, pero las capturas al final del año resultaron ser deficientes», dijo un pescador de Aomori.

Japón comenzó a establecer límites de captura de prefectura por prefectura en 2016 para el atún rojo que pesa menos de 30 kilogramos.No obstanre muchos continuaron sobrepescando la preciada especie realizando actividades de pesca inapropiadas. Las capturas en Hokkaido en la temporada de julio de 2017 a junio del año pasado fueron aproximadamente siete veces mayores que la cuota máxima establecida para la prefectura.

Para hacer frente a la situación, la agencia comenzó esta temporada a castigar a los infractores y establecer límites de captura prefectural para el atún rojo más grande también.

«Muchos pescadores no están acostumbrados a seguir tales cuotas», dijo el pescador de Aomori. También mencionó la necesidad de crear un sistema que permita a las prefecturas cuyas capturas se encuentren cerca de sus límites recibir porciones no utilizadas de las prefecturas con capturas muy por debajo de sus cuotas.

Leave a Reply

2382   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios