europa-azul.es
sábado, febrero 4, 2023
Inicio Europa Los pescadores franceses no quieren más directivas contra capturas accesorias de delfines

Los pescadores franceses no quieren más directivas contra capturas accesorias de delfines


Los patrones de los enmalleteros o arrastreros de Lorient no quieren ni oír hablar de las últimas directivas del Estado para luchar contra las capturas accesorias de delfines y no quieren llevar cámaras a bordo de sus barcos. Se reunieron a París y esperan haber sido escuchados.


«Tenemos la impresión de que se nos ha escuchado. Esperamos que ahora las cosas se pongan a nuestro favor.», según David Le Quintrec, patrón de la red de enmalle Izel Vor II, quien parecía aliviado y bastante satisfecho de las tres horas de conversaciones que él y sus colegas de Lorient y Finistère mantuvieron el lunes 16 de enero en París con representantes de la profesión. Habían pedido ser escuchados en la batalla que libran contra las últimas medidas estatales de lucha contra las capturas accesorias de delfines, tras su exabrupto del viernes 13 de enero en la reunión del comité regional de pesca marítima.

Tres horas de debates
Durante tres horas, David Le Quintrec y Yann Dideleau, patrón del caseyeur Konz me rer, acompañados por una delegación de pescadores de Finistère, explicaron a su representante Olivier le Nézet, presidente del Comité Nacional de Pesca (CNPM), y al representante del Estado, Éric Banel, Director de la Dirección General de Asuntos Marítimos, Pesca y Acuicultura (DGAMPA), por qué se niegan a llevar cámaras y un sistema de seguimiento, conocido como VMS, a bordo de sus embarcaciones, que permite a las autoridades, a través de la Crossa, localizar los barcos en cualquier momento.

Trabajar en soluciones
Estos nuevos dispositivos se hicieron obligatorios mediante la publicación de varios decretos en el Diario Oficial a principios de año. Estas medidas se adoptaron para limitar las capturas accesorias de delfines a bordo de los buques. Es imposible que los pescadores de estos barcos, de 12 metros o menos, sean controlados en cuanto salen al mar. «Estamos trabajando en soluciones para limitar las capturas accidentales. Hemos subido a bordo espantapájaros de delfines. Pero no queremos cámaras en nuestros barcos de pesca. Esperamos que el Estado haya escuchado. El director de la DGAMPA debe transmitir la información al Ministro del Mar, Hervé Berville. Deberíamos tener una respuesta en el plazo de una semana», declaró David Le Quintrec el lunes por la noche.

Artículos relacionados

Lo más popular