Noticia general

España lucha por conseguir en ICCAT que el tope de atún rojo sea de 36.000 para 2020

El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, ha recalcado en la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) que la prioridad para España es conseguir que el incremento del Total Admisible de Capturas (TAC) sea el mayor posible en 2018, al mismo tiempo que se mantiene el estricto nivel de exigencia en materia de control.

En concreto, el representante del Ministerio ha subrayado que España lidera este nivel de exigencia, que hace que esta pesquería sea la mejor controlada del mundo. Además, ha recalcado los esfuerzos realizados por la flota española en la recuperación del stock del atún rojo.

El Departamento ha recordado que esta sesión tiene un gran interés para España, ya que se está debatiendo la regulación de la pesquería de atún rojo en el océano Atlantico oriental y el mar Mediterráneo, en cuyo ámbito España es el primer país en términos de capturas y flota implicada.

Durante este encuentro, el Comité Permanente de Investigación y Estadística de ICCAT ha confirmado la recuperación del stock y ha recomendado la sustitución del plan de recuperación, vigente desde 2006, por un plan de gestión, con un TAC que se incrementaría progresivamente de las 23.000 toneladas actuales hasta las 36.000 toneladas en 2020.

En este sentido, López-Asenjo ha destacado que la recuperación del stock de atún rojo se ha debido, en gran medida, a los esfuerzos de la flota española y comunitaria, que sufrió unas drásticas reducciones en su actividad y un severo plan de capacidad que excluyó a muchos buques de caracter artesanal de la pesca dirigida a esta especie.

Por otra parte, la Unión Europea ha presentado, a instancia de España, una completa propuesta para establecer una regla de control de captura para el atún blanco, que convertirá a este stock en el primero de ICCAT en contar con este sistema transparente de gestión, basado en la mejor información científica disponible.

En relación con esta especie, el TAC fijado para 2018 se elevará hasta las 33.600 toneladas, un 20% superior al de 2017. Unos incrementos que beneficiarán a las flotas del Cantábrico y de Canarias, que en las últimas campañas han sufrido cierres prematuros de esta pesquería.

Entre otros asuntos de interés para España, se está negociando la posible regulación de la pesquería de marrajo dientuso y la actualización de las recomendaciones vigentes para pez espada en el Atlántico norte y sur, especies de las que depende la flota de palangre de superficie española.

De manera paralela, el secretario general ha mantenido encuentros bilaterales con delegaciones de distintos Estados miembros de ICCAT, entre las que destaca la reunión con su homólogo marroquí, Zakia Driouich, así como con la delegación del Servicio Nacional de Pesca Maritima de los Estados Unidos.

 

Prohibición del marrajo

Uno de los sobresaltos que la flota está a punto de padecer es la prohibición del marrajo.El comité científico propuso prohibir las capturas del marrajo azul en el Atlántico Norte durante los próximos 20 años para garantizar su supervivencia, al tiempo que alertó de que la normativa europea anti finning (práctica que consiste en cortar la aleta del tiburón y devolver el cuerpo al mar) no son suficientes para salvar la especie.
Los armadores de Vigo participaron de forma activa en el debate de mano del gerente adjunto de ARVI, Edelmiro Ulloa. Este señaló ayer que el encuentro consistió en la presentación de los datos de los científicos y un posterior «debate de cuestiones generales» sin llegar a ninguna conclusión.
El veto al marrajo afectaría de forma directa al palangre gallego, pues es una especie con gran demanda comercial en Galicia, por su similitud al pez espada. En la lonja de Vigo se subastaron 122,42 toneladas en el año 2016 que alcanzaron un valor final de 618.393 euros. En lo que va de año, en la rula viguesa ya se han vendido 112,67 toneladas de esta especie.
Los científicos que intervenieron en el estudio señalan que existen un 90% de posibilidades de que los caladeros del tiburón dientuso o mako estén sobrepescados. El objetivo fijado al inicio de la reunión era que la pesca de esta especie no superase en el conjunto de la flota las 500 toneladas en 2018. Además, obligará a devolver al mar a todos los especímenes garantizando su supervivencia y propusieron un nuevo modelo de anzuelo para reducir la mortandad de la especie.

3501   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios