Internacional

Chile refuerza la vigilancia contra la pesca ilegal en la Antartida

El OPV-83 “Marinero Fuentealba” realizó un operativo destinado al “Control del Tráfico Marítimo y Fiscalización Pesquera” en la jurisdicción del territorio antártico bajo el nombre de “AKCOLAI VII”, que en lengua kawésqar significa “Agua”, con el objetivo de dar cumplimiento a los compromisos contraídos por Chile como miembro signatario del Tratado Antártico, firmado en Washington (Estados Unidos) el año 1959.

El Tratado Antártico, en sus más de 50 años de vigencia, ha sido complementado por una serie de acuerdos, entre los cuales se encuentra la Comisión para la Conservación para los Recursos Vivos Marinos Antárticos -su sigla en inglés es CCAMLR-, nacido por la preocupación de la creciente y descontrolada extracción de especies antárticas, principalmente el krill, hecho que podría ocasionar daños irreversibles en las poblaciones de otras especies del ecosistema, como aves marinas, pinnípedos, ballenas y peces.

“El control y la inspección de buques pesqueros autorizados a efectuar faenas en esta área contribuyen a promover las buenas prácticas, asegurando el cumplimiento de las medidas de conservación establecidas en las normas CCAMRL, siendo obligación de los países miembros tener la capacidad de cumplir el tratado. De ahí nace la importante labor realizada por el ‘Marinero Fuentealba’, el cual en esta ocasión desarrolló el avistamiento y control del pesquero de bandera China ‘Fu Rong Hai’, el cual se encontraba realizando faenas de pesca a 18 millas náuticas, equivalentes a 32 kilómetros al noreste de las islas King George I, cumpliendo con todas las normas y exigencias legales”, explicaron desde la Armada, donde también destacaron que su detección oportuna se logró gracias al apoyo de la exploración realizada por la aeronave P-295, perteneciente al Escuadrón de Exploración Aeromarítima (VP-1), manteniendo el panorama de superficie actualizado para lograr el éxito de la misión.

China, buque operando en la Antártica (Foto Armada)

Además del patrullaje a los buques pesqueros, se efectuó un apoyo logístico a la lancha del Instituto Antártico Chileno (INACh) “Karpuj”, ubicada en Bahía Fildes, contribuyendo de esta forma a la labor que realiza Chile en el territorio antártico.

De esta forma, añadió la autoridad marítima, el buque “Marinero Fuentealba” logró demostrar las capacidades que posee la institución para supervigilar este inhóspito lugar del planeta, patrullando un total de 2.870 millas náuticas, equivalentes a más de 5.345 kilómetros, “reafirmando nuestro compromiso permanente de seguir manteniendo la presencia institucional en el territorio antártico nacional, brindando apoyo a la seguridad en la navegación y velando por el correcto uso de nuestros mares y compromisos internacionales”, concluyó la Armada de Chile.

What to read next

3520   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios