Europa

España podrá recuperar los fondos FEMP no gastados en el periodo 2014-2020

La Comisión Europea ha presentado al Parlamento Europeo y el Consejo una propuesta de reglamentos que establece las medidas financieras de apoyo al sector de la pesca y de la acuicultura para atenuar el impacto del brote de COVID-19 en el sector de la pesca y la acuicultura. Esos sectores se han visto especialmente afectado por las perturbaciones del mercado generadas por un descenso significativo de la demanda como consecuencia del brote de COVID-19. A raíz del cierre de los puntos de venta, los mercados, las tiendas y los canales de distribución, los precios y los volúmenes han disminuido de manera sustancial. Con las dotaciones no gastados de los fondos FEMP, España podrá recuperar el dinero que no gastó en el momento de la ejecución del Plan, en el periodo 2014-2020. España no ejecutó hasta 50 millones de euros, en ese periodo

El descenso de la demanda y de los precios, unido a la vulnerabilidad y la complejidad de la cadena de suministro, ha convertido en deficitarias las operaciones de las flotas pesqueras y la producción de pescado y marisco. Como consecuencia de ello, los pescadores se ven obligados a permanecer en los puertos y los piscicultores van a tener que deshacerse de sus productos o destruirlos en unas semanas.

Las medidas, como señalan desde la DG Mare, “están disponibles de inmediato y pueden usarse sin demora”. Entre las medidas ya previstas en el Reglamento del FEMP “y que podrían utilizarse de inmediato para movilizar el presupuesto de la UE y los Estados miembro” se encuentran, para la acuicultura, las de la prioridad 2 de inversiones productivas, recogidas en el artículo 48; o el seguro sobre la biomasa acuícola acuicultura, recogido en el artículo 57 y que, aunque es una medida que rara vez se usa, la Comisión ha decidido que cubra “los impactos relacionados con la crisis sanitaria generada por COVID-19”.

Otras acciones que se podrán implementar van en la línea de desarrollar estrategias de desarrollo de los grupos de acción local; medidas de marketing, de procesado de los productos de la pesca y la acuicultura; o de apoyo a las organizaciones de productores para que, a corto plazo, puedan adoptar sus Planes de Producción y Comercialización a la nueva y futura situación y, particularmente, para mantener un cierto nivel de actividad pesquera para asegurar su economía.

En este sentido, desde la DG Mare se alienta al sector a “participar en campañas promocionales cortas e inmediatas para promover el consumo de pescado y considerar la viabilidad de establecer, dadas las restricciones de movilidad, de venta electrónica de sus productos.1. Los recursos disponibles para compromisos del FEMP para el período 2014-2020 en régimen de gestión compartida ascenderán a 5 749 331 600 EUR en precios corrientes con arreglo al desglose anual que figura en el anexo II.

De los recursos presupuestarios mencionados en el apartado 1, se asignarán 580 000 000 EUR a las medidas de control y observancia..
De los recursos presupuestarios mencionados en el apartado 1, se asignarán 520 000 000 EUR a las medidas de recopilación de datos..
De los recursos presupuestarios mencionados en el apartado 1, se asignarán 192 500 000 EUR en concepto de compensación a las regiones ultraperiféricas en el marco del capítulo V del título V. Esta compensación no superará anualmente:
a) los 6 450 000 EUR en el caso de las Azores y Madeira;
b) los 8 700 000 EUR en el caso de Canarias;
c) los 12 350 000 EUR en el caso de las regiones ultraperiféricas francesas.

«1. El FEMP podrá prestar ayuda a medidas destinadas a la paralización temporal de actividades pesqueras en los siguientes casos: a) la aplicación de las medidas de la Comisión o de las medidas de emergencia de los
Estados miembros a que se refieren los artículos 12 y 13, respectivamente, del Reglamento (UE) n.o 1380/2013, o de las medidas de conservación mencionadas en el artículo 7 de dicho Reglamento, incluidos los períodos de descanso biológico; b) la no renovación de acuerdos de colaboración de pesca sostenible o de sus protocolos; c) cuando la paralización temporal se prevea en un plan de gestión adoptado conforme al Reglamento (CE) n.o 1967/2006 del Consejo o en un plan plurianual adoptado conforme a los artículos 9 y 10 del Reglamento (UE) n.o 1380/2013, si, sobre la base de recomendaciones científicas, se necesita una reducción del esfuerzo pesquero para conseguir los objetivos a que se refiere el artículo 2, apartado 2 y apartado 5, letra a), del Reglamento (UE) n.o 1380/2013.»;
d) cuando la paralización temporal tenga lugar entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020 como consecuencia del brote de COVID-19, incluidos los buques que faenen al amparo de un acuerdo de colaboración de pesca sostenible. No obstante lo dispuesto en el artículo 65, apartado 9, párrafo primero, del Reglamento (UE) n.o 1303/2013, los gastos de las operaciones financiadas en el marco de la letra d) serán subvencionables a partir del 1 de febrero de 2020.
2. La ayuda a que se refiere el apartado 1, letras a) a c), podrá concederse por una duración máxima de seis meses por buque durante el período 2014-2020. Esta duración máxima no se aplicará a la ayuda a que se refiere la letra d) de dicho apartado.».

Medidas de salud pública

1. El FEMP podrá conceder ayuda destinada a los siguientes regímenes de compensación: a) compensación para los conquilicultores por la suspensión temporal de las actividades de cosecha de moluscos cultivados, cuando dicha suspensión se deba exclusivamente a motivos de salud pública; b) compensación a los acuicultores por la suspensión temporal o la reducción de la producción que haya tenido lugar entre el 1 de febrero y el 31 de diciembre de 2020 como consecuencia del brote de COVID-19.
2. La ayuda del apartado 1, letra a), solamente podrá concederse cuando la suspensión de las actividades de cosecha debida a la contaminación de los moluscos obedezca a la proliferación de plancton que produzca toxinas o a la presencia de plancton que contenga biotoxinas, y siempre que: a) la contaminación tenga una duración superior a cuatro meses consecutivos, o b) las pérdidas derivadas de la suspensión de la cosecha se cifren en más del 25 % del volumen anual de negocios de la empresa en cuestión, calculado sobre la base del volumen de negocios medio de la empresa durante los tres años anteriores a aquel en que se suspendieron las actividades de cosecha. A efectos de la letra b) del párrafo primero, los Estados miembros podrán establecer normas de cálculo especiales respecto de empresas con menos de tres años de actividad.
3. La compensación del apartado 1, letra a), podrá concederse por un máximo de doce meses durante todo el período de programación. En casos debidamente justificados, podrá prorrogarse por un máximo adicional de doce meses hasta un máximo combinado de veinticuatro meses. No obstante lo dispuesto en el artículo 65, apartado 9, párrafo primero, del Reglamento (UE) n.o 1303/2013, los gastos de las operaciones financiadas en el marco del apartado 1, letra b), serán subvencionables a partir del 1 de febrero.

Tres pilares

Los cambios para el sector pesquero se basan en tres pilares: fondos del FEMP para pescadores por el cese temporal de actividad vinculada al brote de coronavirus, apoyo a los profesionales de la acuicultura por la suspensión temporal de su producción y ayudas a organizaciones de productores para el almacenamiento privado de productos pesqueros.

Con respecto a la primera medida, los fondos europeos cubrirán el 75% de la compensación por cese de actividad, que además no estará sometida a los límites superiores que tienen otras ayudas similares.

Además, las embarcaciones que ya han alcanzado el tope de seis meses de ayudas por amarre al año podrán recibir estos fondos. La UE también financiará el 75% de las ayudas al sector acuícola para compensar la suspensión o reducción de su producción por el brote de coronavirus.

Por otro lado, la Comisión permitirá que los Estados miembros establezcan umbrales de precios a partir de los cuales se concedan ayudas al almacenamiento privado de productos pesqueros. Estos mecanismos, aseguran las autoridades comunitarias garantizarán la estabilidad del mercado y reducirán el riesgo de que estos productos sean desperdiciados o se les de un uso distinto a su consumo.

Con respecto al campo, el Ejecutivo comunitario ha señalado que presentará «pronto» un abanico de medidas para que agricultores y ganaderos obtengan el apoyo que necesitan de la Política Agrícola Común (PAC).

Estas medidas introducirán, por ejemplo, más tiempo para cumplimentar solicitudes de ayudas y para que las administraciones puedan atenderlas, mayores adelantos de los patos directos y de desarrollo rural y flexibilidad en los controles para reducir el contacto físico y la burocracia.

MAYOR FLEXIBILIDAD EN LOS FONDOS EUROPEOS

Más allá de las medidas específicas para el sector pesquero, la Comisión Europea ha planteado una mayor flexibilidad en la gestión de los fondos comunitarios para garantizar que éstos son dirigidos por los Estados miembros a las necesidades más urgentes vinculadas a la pandemia.

Así, las capitales podrán trasferir dinero europeo entre los tres fondos que componen la Política de Cohesión (el Fondo de Cohesión, el Fondo de Desarrollo Rural y el Fondo Social Europeo), así como entre las partidas divididas para las distintas categorías de regiones (en transición, menos desarrolladas y más desarrolladas).

Además, los Estados miembros tendrán la posibilidad de que el 100% de los programas de cohesión estén financiados por fondos comunitarios, eliminando así la obligación de que una parte de la dotación de estos proyectos provenga del presupuesto nacional.

Por otro lado, las modificaciones eximen a los países del cumplimiento de los requisitos de concentración temática, pospone la presentación de los informes anuales de 2019, permite una «flexibilidad financiera limitada» en el cierre de los programas y abre la puerta a utilizar el Fondo de Desarrollo Regional para apoyar a empresas en dificultades

Por último, el Ejecutivo comunitario ha planteado una serie de enmiendas en el Fondo de Ayuda Europea para las Personas Más Desfavorecidas (FEAD), por ejemplo, impulsando nuevos métodos de entrega de alimentos y otros productos a través de vales electrónicos

Leave a Reply

3195   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios