Noticia general

Los albatros se han convertido en detectores de barcos ilegales de pesca

Los albatros se han convertido en el mejor centinela oceánico localizando embarcaciones ilegales y proporcionando la primera estimación del alcance de la pesca no declarada. En base a un trabajo de «Ocean Sentinel» utilizando animales equipados con registradores de última generación, se ha logrado monitorear las pesquerías en áreas remotas.

Los albatros equipados detectan y localizan la presencia de embarcaciones y transmiten la información de inmediato a las autoridades permitieron una estimación de la proporción de embarcaciones pesqueras no declaradas que operan en aguas nacionales e internacionales del Océano Austral.Se ha descubierto que en aguas internacionales, más de un tercio de los buques no tenían un Sistema de Identificación Automática en funcionamiento; En las Zonas Económicas Exclusivas (ZEE) nacionales, esta proporción fue menor en promedio, pero variable según la ZEE. Ocean Sentinel también fue capaz de proporcionar información sin precedentes sobre la atracción de aves marinas a los buques, dando acceso a información crucial para los planes de evaluación de riesgos de especies amenazadas. La atracción difería entre especies, edad y actividad de los vasos. Las embarcaciones de pesca atrajeron más aves que otras embarcaciones, y los juveniles encontraron menos embarcaciones y mostraron una menor atracción hacia las embarcaciones que los adultos. Este estudio muestra que el desarrollo de tecnologías ofrece el potencial de implementar políticas de conservación mediante el uso de aves marinas de gran alcance para patrullar los océanos.

169 albatros equipados con rastreadores GPS han ayudado a detectar 353 barcos ilegalesLas autoridades y los conservacionistas pueden controlar mejor las actividades ilícitas en el océano.
Se estima que la pesca ilegal cuesta unos 20 millones de euros a nivel mundial. Monitorearla por satélite es muy costoso, lento e imposible de seguir todas las embarcaciones.

Para tratar de controlar esta actividad de una forma más económica, un equipo internacional decidió dar vuelo a una alternativa pionera: colocar rastreadores GPS a 169 albatros y liberarlos en el sur del Océano Índico.

Los albatros (Diomedeidae) son grandes aves marinas que pueden llegar a tener una envergadura de hasta 3 metros. Estos goliats emplumados, nativos del Océano Austral y el Pacífico Norte, están hechos para volar. Deslizándose a velocidades que a menudo superan las 80 kilómetros por hora, pueden cubrir vastas zonas de océano en minutos, mientras recorren el agua en busca de brillantes destellos de peces. Se sabe que algunas especies pasan años en el mar sin tocar tierra, y algunas incluso han sido documentadas dando la vuelta al mundo. Gracias a sus características, y a que se sienten atraídos por los barcos pesqueros, los albatros son el candidato ideal para este proyecto.

Una cuarta parte de los barcos pesqueros en el Océano Índico están operando ilegalmente

Gracias a estos espías alados se ha descubierto que una cuarta parte de los barcos pesqueros en el Océano Índico están operando ilegalmente.

Los investigadores, que publican los resultados de este método de seguimiento en la revista PNAS, colocaron sensores que podrían detectar el uso del radar de una embarcación a unos 30 kilómetros de distancia, que luego se puede utilizar para confirmar si el Sistema de Identificación Automática de la embarcación, utilizado para evitar colisiones y permitir a las autoridades rastrearlo, está encendido.

Entre diciembre de 2018 y junio de 2019, detectaron un total de 353 barcos de pesca en la región. De los que operan en la zona económica exclusiva (ZEE), zonas donde los barcos deben declarar la pesca, el 25,8 por ciento tenía sus sistemas de identificación automática desconectados. Tal comportamiento es a menudo un signo de pesca ilegal.

En aguas internacionales, la pesca no es ilegal, pero debe declararse. Allí, las aves revelaron que el 36.9 por ciento de los buques tenían el sistema apagado.»El éxito del proyecto muestra que es una forma barata de vigilancia que podría complementar el monitoreo satelital. Hemos demostrado que es posible», señalan los autores.

“El éxito del proyecto muestra que es una forma barata de vigilancia que podría complementar el monitoreo satelital. Hemos demostrado que es posible”, asegura Henri Weimerskirch, líder del trabajo en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS) de Francia.

Los autores del trabajo creen que las aves incluso podrían ser de gran ayuda para las autoridades y las organizaciones conservacionistas, porque transmiten datos a tiempo real. Pero, obviamente, los albatros son animales libres y vuelan donde hacia allí donde quieren Por eso, como sistema de rastreo, tienen sus limitaciones porqué dirigirlos a espiar ciertas áreas requeriría el conocimiento experto de los ornitólogos.

”Afortunadamente para nosotros y los albatros, pronto no tendremos que depender de los animales salvajes para hacer nuestro trabajo de recopilación de datos por nosotros”, asegura John Amos de la organización SkyTruth, que utiliza satélites para la protección del medio ambiente. “Las tecnologías orbitales están mejorando rápidamente y cercando los barcos sospechosos en el océano”.

El proyecto Global Fishing Watch ya está trabajando para usar imágenes de radar satelital para detectar embarcaciones que no transmiten su señal. Otras empresas de vigilancia satelital, incluidas Hawkeye 360, Eyes on the Seas y UnseenLabs, también están trabajando para detectar el radar de a bordo.

Con las amenazas a la naturaleza cada vez más prominentes, para que los niveles de biodiversidad persistan, existe una necesidad crítica de mejorar la implementación de las medidas de conservación. En los océanos, la vigilancia de las pesquerías es compleja e inadecuada, de modo que cuantificar y localizar pesquerías no declaradas e ilegales es persistentemente problemático. Dado que estas actividades impactan dramáticamente los ecosistemas oceánicos, a través de la sobreexplotación de las poblaciones de peces y la captura incidental de especies amenazadas, se requieren urgentemente formas innovadoras de monitorear los océanos.

Artículo científico de referéncia:
‘Ocean sentinel albatrosses locate illegal vessels and provide the first estimate of the extent of nondeclared fishing’. Henri Weimerskirch, Julien Collet, Alexandre Corbeau, Adrien Pajot, Floran Hoarau, Cédric Marteau, Dominique Filippi, y Samantha C. Patrick. PNAS first published January 27, 2020 https://doi.org/10.1073/pnas.1915499117

3396   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios