Euskadi

Los pescadores del Cantábrico prevén una reducción del 40 al 60 % de la caballa

Los pescadores del Cantábrico prevén una reducción del 40 al 60 % en la cuota de caballa. La Comisión de la UE ha dado a conocer los volumenes de cuotas para el 2019. El CIES- ICES recomendó una reducción del 42% en las cuotas de caballa para el próximo año, asunto que desencadenó una airada respuesta de la industria europea que sólo admite reducción razonable considerando el grado de distribución de la caballa en el Atlántico Norte. No obstante, los pescadores preven una reducción mayor.

ICES recomendó una cuota de 550.948 caballas para 2018, y ahora recomienda una cuota de 318.403 toneladas para 2019, un recorte del 42% en comparación con la recomendación de 2018.“Esta es una situación que la industria no puede aceptar”, dijo Audun Maråk, director de la federación noruega de propietarios de embarcaciones pesqueras Fiskebåt.

“Los estados costeros tienen que exigir una nueva revisión de la metodología detrás del asesoramiento de cuotas sobre la caballa. La fuerte disminución en la población de desove no ha sido suficiente. Hasta que se verifique la calidad del asesoramiento y la metodología, los estados costeros deberían establecer cuotas basadas en el asesoramiento del año pasado “, dijo.

Una carta de la industria pesquera noruega al Instituto de Investigaciones Marinas solicita que esta enidad rechace todo el asesoramiento sobre cuotas para 2019, ya que la incertidumbre que contiene es demasiado grande.

ICES basa sus recomendaciones en una disminución del stock de desove y la disminución del reclutamiento ya que se cree que el stock alcanzó su punto máximo en 2011. La presión de la pesca también ha estado por encima de los niveles recomendados durante algunos años.

Otro consejo es una reducción de la pesca de bacaladilla de 1.387.872 toneladas en 2018 a 1.143.629 toneladas el año próximo, un aumento del 24% en el jurel occidental a 145.237 toneladas en 2019 y un aumento en la gallineta de profundidad a 53.757 toneladas en 2019 y 55,860 toneladas por 2020.

La Comisión Europea (CE) propuso un recorte del 14 % en la pesca de la merluza en la zona VIIIc (Cantábrico) y en aguas de Galicia, portuguesas y del Golfo de Cádiz, así como la prohibición de las capturas de bacalao en esas zonas.
El Ejecutivo comunitario presentó hoy su propuesta sobre las posibilidades de pesca en el Atlántico y el mar del Norte para 2019, que afectan a 89 poblaciones.En particular, planteó aumentar las cuotas en el caso de 27 poblaciones, entre las que figuran la merluza del norte y el jurel en aguas del Cantábrico y al sur de Fisterra, mientras que pidió mantenerlas para otras 35 y reducirlas con respecto a 22.

Entre las poblaciones para las que Bruselas propone aumentar las capturas figuran la merluza en aguas del norte (caladeros franceses del Golfo de Vizcaya o Gran Sol), donde las poblaciones están en mejor estado y para la que la CE plantea un incremento del 23 %.Por otra parte, plantea aumentar el 18 % las capturas de jurel en el Cantábrico, un 20 % en Gran Sol y un 69 % en aguas de Galicia, Portugal y golfo de Cádiz.

Hay prevista asimismo una subida del 35 % en la pesca del gallo en aguas ibéricas (35 %) y del Golfo de Vizcaya (40 %).

Por otra parte, la CE propuso disminuciones para 22 poblaciones, incluidos el rape en el Golfo de Vizcaya (7 %) y del Gran Sol (2 %) y la cigala y el eglefino en aguas portuguesas y del golfo de Cádiz (26 y 14 % respectivamente).

Bruselas pidió, por otra parte, vetar la pesca del bacalao en el oeste de Escocia y el mar Céltico y el golfo de Vizcaya y las aguas ibéricas, el merlán en el oeste de Escocia y en el mar de Irlanda y la solla en el mar Céltico sur y el sudoeste de Irlanda.

La Comisión ha basado su propuesta, que abarca las poblaciones gestionadas por la UE y en colaboración con terceros países, como Noruega, en los dictámenes científicos emitidos por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM).

La propuesta se presentará en el Consejo de ministros de Pesca de los próximos 17 y 18 de diciembre para que los Estados miembros decidan sobre ella a fin de comenzar a aplicarla a partir del 1 de enero de 2019.

El comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, señaló que el próximo año “constituirá un hito para la pesca europea”, ya que entrará en vigor la obligación de desembarque de todos los ejemplares capturados por los buques europeos, algo que impedirá los descartes.

“Es nuestro deber colectivo garantizar una buena transición hacia la plena obligación de desembarque a partir del 1 de enero de 2019, al tiempo que seguimos avanzando para lograr una pesca sostenible de aquí a 2020”, dijo en un comunicado.

Según la CE, las capturas de 53 poblaciones en aguas europeas se sitúan ahora a un nivel de rendimiento máximo sostenible, frente a solo 5 en 2009 y 44 en 2017.

Leave a Reply

1882   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios