Acuicultura

El sello verde de la ASC, un aval para garantizar la acuicultura sosteniblde

El pescado es un alimento esencial en una dieta saludable y los nutricionistas recomiendan su consumo de 2 a 3 veces por semana.

Con estos números y una población humana en permanente crecimiento, necesitamos alternativas para alimentarnos saludablemente y respetar el medio marino. Las soluciones son la pesca sostenible y la acuicultura. Es muy importante implicar a la industria en este cambio para que empiecen a implementar buenas prácticas en la pesca salvaje.  La finalidad de la pesca sostenible es garantizar la conservación efectiva de los recursos marinos.

La acuicultura se presenta como la alternativa más segura e inteligente. La acuicultura es la cría de organismos acuáticos, es decir el cultivo de peces, moluscos, crustáceos y plantas. Concentra poblaciones de peces, los alimenta y los protege de los depredadores, asegurando la producción y abasteciendo el mercado de productos sanos y seguros. La acuicultura varía mucho según el lugar donde se lleve a cabo, la hay de agua dulce y de agua salada. España es el estado miembro de la Unión Europea con mayor volumen de producción en acuicultura.

La pesca sostenible y la acuicultura van de la mano. Solo juntas pueden producir el pescado suficiente para satisfacer la demanda de la creciente población mundial sin poner en peligro el futuro a largo plazo de nuestras poblaciones de peces salvajes.

Los sellos y certificaciones de Acuicultura Responsable

El sello verde de la ASC -Aquaculture Stedwarship Council– garantiza la calidad del producto marino y su cultivo certificado. Además, existen otras normativas a nivel europeo de Gestión y Calidad que garantizan la sostenibilidad en todos los procesos de cultivo.

Otras ventajas

1.- La calidad es excelente

En las granjas se reproducen las condiciones naturales en las que vive cada especie, con aguas de alta calidad y una alimentación específica para cada especie. El resultado es un producto fresco, sano y con el delicioso sabor y textura de un producto del mar.

2.- Ricos en nutrientes

Conservan todos los nutrientes en su totalidad, todas las proteínas, aminoácidos y OMEGA3, el zinc, fósforo, vitamina A y B12 y el ácido fólico.

3.- Producto variado

Se cultivan cada vez más especies, tanto de agua dulce como de salada. En España los productos más demandados son el salmón, el mejillón, la dorada, la lubina, la merluza, el besugo, el rodaballo y la trucha.

4.- Crea puestos de trabajo

La acuicultura genera riqueza y bolsa de trabajo a nivel local. Se crean puestos tanto en el campo de investigación como en el mantenimiento y cultivo propiamente dichos. Por sus necesidades las empresas de acuicultura radican en sitios costeros.

5.- Bueno para el ecosistema

El respeto al entorno es crucial para mantener unas aguas de calidad y un ecosistema sano.

A favor de la acuicultura la FAO concluye con que el 75% de las reservas pesqueras están sobreexplotadas o totalmente agotadas y, además, casi irreversiblemente destruidas. La acuicultura necesita aguas de calidad y un ecosistema sano para poder producir. Esto sirve de control del entorno en el que se lleva a cabo la actividad de acuicultura.

Leave a Reply

1719   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios