Noticia general

La aparición de cuerpo del patrón del Rúa Mar confirma la tragedia

El buque hidrográfico de la Armada Tofiño ha informado de la detección de un pecio a 350 metros de profundidad en la misma zona donde se hallaron restos del naufragio del pesquero Rúa Mar. Junto a ello un pesquero de Barbate encontró restos del Rúa Mar, desaparecido desde el jueves en Cabo Espartel

Se confirmaron los peores augurios para los familiares y amigos de los seis marineros de Algeciras que viajaban a bordo del barco Rúa Mar, el pesquero que desapareció el pasado jueves cuando navegaba a 28 millas del Cabo Espartel. Durante la mañana de ayer Salvamento Marítimo (SM) recibió un aviso de una embarcación que navegaba a siete millas de Tarifa y que había divisado un cuerpo sin vida flotando. Tras las oportunas comprobaciones, los familiares de Antonio Javier Maza, que se encontraba en el puente de mando la noche del incidente, corroboraron su identidad. Se trata de uno de los hermanos del presidente de los Armadores, Pedro Maza y que ejercía de patrón de la embarcación.

El subdelegado del Gobierno en la provincia de Cádiz, José Pacheco, confirmaba en una comparecencia multitudinaria ante los periodistas, la mala noticia aunque no llegó a revelar el nombre del fallecido. El Ayuntamiento de Algeciras, a través de su alcalde, José Ignacio Landaluce, ha decretado ya una jornada de luto oficial y sigue atendiendo, con todos los medios a su alcance a los familiares de los seis pescadores. Las banderas ondearán a media asta hasta las cuatro de la tarde del martes, y se han suspendido todos los actos que organizaba la administración pública algecireña.

Según explicaron tanto el director general de Salvamento Marítimo, José Luis García, como el General de la IV Zona de la Guardia Civil, Alfonso Rodríguez, el cuerpo fue localizado cerca de Tarifa, pero a unas 30 millas náuticas del punto en el que se perdió la señal de la radio baliza del Rúa Mar, lo que corrobora lo complejo de la operación de rescate y búsqueda que se está llevando a cabo por parte de los efectivos de la Benemérita, tanto por tierra, mar y aire.

El general Rodríguez expuso que «la localización del cuerpo no es coincidente geográficamente la zona de búsqueda del posible afloramiento, ni la de la radio baliza con el lugar en el que se localizó el cuerpo». No obstante, dejó claro que ampliarán la zona de búsqueda de posibles supervivientes, algo que cada vez parece más complejo, todo lo que sea necesario tanto para buscar a los tripulantes como para intentar hallar el lugar exacto en el que se puede encontrar el pecio.

Asimismo, queda descartada ya la posibilidad de una colisión con otro pesquero o un buque mercante y todo apunta a un naufragio. Más aún tras confirmarse que las balsas salvavidas, localizadas en Barbate en la tarde del domingo, estaban sin abrir y que el cuerpo sin vida de Maza no llevaba chaleco salvavidas.

El capitán marítimo Julio Berzosa explicó los motivos por los que todos los indicios apuntan a un naufragio provocado por un golpe de mar. «Las balsas salvavidas no se abren automáticamente, son inflables y todo lo ocurrido se debe a un funcionamiento perfecto», según Berzosa.

Las citadas balsas van unidas al casco del buque gracias a una zafra hidrostática. Cuando el barco se hunde y alcanza los cuatro metros de profundidad por presión del agua suben a la superficie, sólo ahí se abren si alguien las acciona. «Se demuestra que estaban perfectamente amarradas. Al hundirse el pesquero salen a la superficie y debe abrirse en el agua ya que si se despliega en el barco puede quedar inservible», indicó el capitán.

A partir de ahora, a las tareas de búsqueda del resto de tripulantes, «no descartamos ninguna línea de investigación e incluso que hay supervivientes», señaló Pacheco, más como un deseo que una realidad, se sumarán los trabajos que se llevarán a cabo para intentar hallar el pecio.

El dispositivo de búsqueda del barco pesquero Rúa Mar, con el Clara Campoamor como eje central, ya se encuentra cerca de la zona en la que pudo producirse el naufragio y aunque la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, insta a guardar prudencia en torno a una hallazgo de gasoil en dicho lugar, todo apunta, según fuentes de la Guardia Civil consultadas por El Mundo a que podría pertenecer al pecio que estaría hundido a una profundidad superior a los 500 metros.

Asimismo, las citadas fuentes señalan que aún faltan todas las comprobaciones técnicas pero que las primeras pruebas sí coinciden con el combustible diésel que llevaba el barco en el momento del accidente.

Otra de las hipótesis con la que se trabaja es que los cinco marineros que se encontraban descansando cuando se produjo el golpe de mar, puedan estar en el interior del navío ya que no tuvieron tiempo para poder reaccionar. El patrón, como ya se ha confirmado en la jornada de hoy, estaba en el puente de mando y su cuerpo sin vida ha sido encontrado a siete millas de Tarifa.

El lunes por la tarde, el buque hidrográfico Tofiño, perteneciente a la Armada, informó de la detección de un pecio a 350 metros de profundidad en la misma zona donde se hallaron restos del naufragio del pesquero Rúa Mar. Las dimensiones de dicho contacto coinciden con las del buque desaparecido hace unos días, por lo que las tareas de identificación se están centrando en este indicio.

El buque hidrográfico posee un sondador multihaz capaz de mostrar un recubrimiento total del fondo, complementando dichos datos batimétricos con los obtenidos mediante su sonar de barrido lateral portátil. Desde este viernes, los buques Relámpago y Tofiño de la Armada española colaboran con Salvamento Marítimo en las tareas de búsqueda del pesquero.

Leave a Reply

2929   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios