Industria Naval

Astilleros gallegos pujan por la renovación de la flota del Instituto Español de Oceanografía

Astilleros gallegos, como Freire, Armón o Nodosa pujan por los buques que renovarán la flota del Instituto Español de Oceanografía. Esta institución lleva más de seis años sin presupuesto para renovar o acometer reformas en una flota que es el principal pilar de su labor investigadora.Ahora, hay un plan en marcha para la actualización de buena parte de las embarcaciones especializadas en misiones científica, que se extiende no solo a grandes oceanográficos, sino también a las unidades de litoral que acumulan más trienios de antigüedad en activo.
El programa contempla la construcción de un gran buque, dos más de menor tamaño y la reforma de otras dos unidades en servicio, los buques Ramón Margalef y Francisco de Paula. Astilleros gallegos especializados en este segmento, como Freire Shipyards, Armón Vigo o Nodosa se encuentran posicionados como favoritos, por su experiencia en la construcción de este tipo de embarcaciones.Cabe recordar que fue el astillero vigués Armón el que recibió los dos últimos encargos licitados por el IEO, antes de la crisis: se trata de los buques científicos Ángeles Alvariño y Ramón Margalef (que ahora se actualizará). Casi gemelos, se entregaron, respectivamente, en el 2011 y el 2012. Ambos tienen base en Vigo.
Por ello, los astilleros esperan que salgan adelante los Presupuestos para que se encarguen los buques científicos, con lo que se desea que la adjudicación estuviera hecha en el 2019, y que el buque no estaría plenamente operativo antes del 2022.Ese trabajo ya está avanzado porque el plan del IEO era incorporar el nuevo gran buque a la flota, al tiempo que se desprendían del Cornide Saavedra. Esta futura unidad no solo tendría base en Vigo -como la práctica totalidad de los oceanográficos del IEO-, sino que casi con seguridad se construiría en un astillero de la ría, como la mayoría de la flota dedicada a la investigación en España. En la ciudad tienen su base el Ángeles Alvariño, el Ramón Margalef, el José María Navaz, el Sarmiento de Gamboa, el Miguel Oliver, el Vizconde de Eza y el Emma Bardán.

Ninguno llega a los 90 metros de eslora, que son los que pide el IEO para el nuevo, con capacidad para al menos 35 investigadores. El Instituto posee en estos momentos una flota de cinco buques oceanográficos, además de otras embarcaciones menores. Sobre las características de las nuevas construcciones, dice el IEO que todas ellas estarán dotadas de los más modernos sistemas electrónicos de navegación y situación, así como de los medios necesarios para recoger muestras, tanto de agua como de sedimentos, de determinación de variables físicas y químicas del agua de mar, así como para los estudios de flora y fauna marina.

Leave a Reply

2055   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios