Europa

El Reino Unido tendrá en sus manos el acceso de la flota a las aguas británicas por cesión de Bruselas

Europa Azul está estudiando el texto del borrador del acuerdo de retirada entre la UE y el Reino Unido para comprender sus implicaciones para el futuro de la industria pesquera del Reino Unido y de la UE. Este es un primer paso hacia un nuevo futuro para el Reino Unido como un estado costero independiente, que ellos consideran que les fue negado hace 40 años cuando el Reino Unido se unió a la Política Pesquera Común. Así, se esperan nuevos desafíos para asegurar los acuerdos de acceso reales y las cuotas compartidas de acuerdo con ese nuevo estado.

Los asuntos claves del Brexit en la pesca son los de una clara cesión al Reino Unido, por parte de Bruselas, de la gestión del acceso a las aguas británicas.

OPORTUNIDADES DE PESCA

Las partes acuerdan:

● Cooperación bilateral e internacional para asegurar la pesca a niveles sostenibles, promover la conservación de recursos y fomentar un ambiente marino limpio, saludable y productivo, una vez que el Reino Unido será un estado costero independiente. Al tiempo que se preserva la autonomía regulatoria, la cooperación en el desarrollo de medidas para la conservación, la gestión racional y la regulación de la pesca, de manera no discriminatoria. Se deberá de trabajar de cerca con otros estados costeros y en foros internacionales, incluso para gestionar las poblaciones compartidas.

● En el contexto de la asociación económica general, el establecimiento de un nuevo acuerdo de pesca que regula el acceso a las aguas y las cuotas se implementará a tiempo para ser utilizado para determinar las oportunidades de pesca para el primer año después del período de transición.

El reconocimiento de que el Reino Unido será un estado costero independiente conlleva la importante implicación de que el derecho automático de los buques de la UE a pescar en aguas del Reino Unido, mientras que el principio de igualdad de acceso, terminará. Del mismo modo, las cuotas entre el Reino Unido y los estados miembros de la UE ya no se regirán por el acuerdo de 1983 conocido como el principio de estabilidad relativa. La referencia a la autonomía regulatoria, igualmente, tiene un significado porque es un reconocimiento de que después de cualquier período de transición, el Reino Unido determinará las reglas para todos los buques, nacionales y extranjeros, que pescan dentro de la zona económica exclusiva del Reino Unido. Las instituciones europeas, el Consejo de Ministros, el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, ya no determinarán las reglas bajo las cuales los buques pescan en aguas del Reino Unido.

Pese a ello será difícil sobreestimar el significado sísmico de este cambio. El acuerdo obliga a las partes a trabajar conjuntamente para garantizar que la pesca se mantenga dentro de niveles sostenibles. Sin embargo, se admite que según el derecho internacional, el Reino Unido negociará como un estado costero independiente, con los derechos y responsabilidades de ese nuevo estatus bajo la Ley del Mar de las Naciones Unidas.

Los británicos tendrán la última palabra. El Reino Unido podrá finalmente decidir si abre las puertas de sus caladeros a la flota comunitaria cuando finalice el período transitorio del brexit el 31 de diciembre del 2020. A pesar de tener un mandato negociador claro para blindar el acceso de la flota a las aguas británicas antes de sellar el acuerdo de salida, Bruselas cedió en el último suspiro de las negociaciones a las presiones del Reino Unido.Según los términos acordados, los británicos tendrán acceso a una unión aduanera con la UE con aranceles cero y sin cuotas para sus productos. Y todo ello sin garantizar el acceso de los buques europeos a sus aguas después del 31 de diciembre del 2020, cuando finaliza el período transitorio. Allí faenan unos 140 barcos gallegos, repartidos entre el caladero del Gran Sol y las Malvinas. Bruselas renuncia así a una de las condiciones de última hora impuestas por un grupo de países entre los que se encontraban España, Portugal, Francia, Bélgica, Dinamarca e Irlanda.

Cooperación

Gran parte del contenido sobre pesca se deriva por defecto del estado legal modificado del Reino Unido. Las partes acuerdan cooperar y el contenido de cualquier acuerdo futuro entre la UE y el Reino Unido sobre acceso y derechos de cuota que se llevará a cabo a tiempo para que entre en vigencia después del final de cualquier período de transición. La UE, en su mandato inicial de negociación, dejó en claro que trataría de llegar a un acuerdo sobre un futuro acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido, siendo prioritario mantener el acceso existente a los peces en aguas del Reino Unido y el status quo de las cuotas. La referencia explícita a las futuras negociaciones pesqueras entre el Reino Unido y la UE que tienen lugar en el contexto de la asociación económica general, indica que es aquí donde la UE intentará mantener su influencia negociadora, aunque con una mano mucho más débil que jugar.

Por ello, el futuro de comunidades pesqueras como la de Galicia estará ligado a decisiones que se tomarán en Londres y Bruselas. Y eso que hay 535 millones de euros gallegos en juego, según estimaciones de la Xunta. ¿Qué puede pasar si el Reino Unido renuncia a su acceso a los mercados pesqueros a cambio de mantener sus recursos pesqueros en exclusiva? Londres podrá sellar sus caladeros a cal y canto y llevarse por delante al 15 % de la flota europea, según calculó la Alianza Europea de la Pesca en 2017. Entre 500 y 600 buques con banderas comunitarias se irían al desguace y la UE perdería unos 6.100 empleos pesqueros en regiones altamente dependientes de este sector, en el que un tercio de las capturas que desembarca procede de aguas británicas.

También el punto de referencia más relevante aquí es Noruega, que mantiene su propia política de pesca fuera de la PPC. Las poblaciones compartidas se gestionan conjuntamente con la UE y otros países a través de acuerdos anuales de pesca recíproca. Estos acuerdos anuales establecen el nivel general de las capturas totales permitidas sobre la base de asesoramiento científico. También acuerdan acuerdos de acceso y cuotas compartidas (basadas en una evaluación objetiva de los recursos pesqueros por especie en cada zona respectiva). Las cuotas se intercambian anualmente en forma recíproca. A diferencia de muchos otros productos noruegos, los productos pesqueros noruegos no tienen acceso ilimitado al mercado único europeo y están sujetos a varias tarifas.

Dejando a un lado las cuestiones complejas y controvertidas que rodean la aprobación parlamentaria para el acuerdo de retirada, todavía depende de las negociaciones que se avecinan. El estado legal del Reino Unido ha cambiado y su influencia en las negociaciones de pesca cambiará sustancialmente, pero a menos que ese nuevo estado se use para abordar las distorsiones de las cuotas, los pescadores cuestionarán para qué ha sido. Los pescadores ingleses en el Canal que han luchado con una participación del 9% de la cuota de bacalao (en comparación con la participación del 84% de Francia) tienen una expectativa legítima de que esto se solucionará, y rápidamente.

Periodo de transición
Durante un periodo de transición, que finaliza el 31 de diciembre de 2020 si no se acuerda prolongarlo, la legislación de la UE se aplicará para que las administraciones nacionales y las empresas tengan tiempo para prepararse para la relación futura entre Reino Unido y la UE.

Esto significa que el Reino Unido seguirá participando en la Unión Aduanera de la UE y en el Mercado Único. Permite a Gran Bretaña el acceso continuo al mercado de los 27 países restantes de la UE, pero debe respetar las normas sobre libre circulación de bienes, capitales, servicios y trabajo.

El Gobierno británico, eso sí, perderá el derecho de voto sobre cualquier decisión tomada por los otros 27 Estados miembros, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo.

Leave a Reply

1950   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios