Noticia general

Un 41 % de las poblaciones del Atlántico nooriental y el 87% del Mediterráneo tienen sobrepesca

El 41 por ciento de las poblaciones pesqueras del Atlántico nororiental y los mares adyacentes (FAO reg 27) y el 87 por ciento del Mediterráneo siguen sufriendo sobrepesca, según el informe del Comité Científico, Técnico y Económico de Pesquerías (STECF) de la Comisión Europea al que las ONG ambientales han reaccionado con gran preocupación ya que el documento de la UE alerta de la falta de progreso de cara a lograr el buen estado de las pesquerías en 2020, dentro de poco más de ocho meses.

El análisis precisa que el 41 por ciento de las poblaciones evaluadas en el Atlántico Nordeste en 2017 sufrían sobrepesca frente al 43 por ciento de 2016; y el 37 por ciento de las poblaciones todavía estaban fuera de los límites biológicos de seguridad.

En cuanto al Mediterráneo, el documento ‘Seguimiento del desempeño de la Política Pesquera Común (STECF-Adhoc-19-01)’, refleja «solo alrededor del 13 por ciento», seis poblaciones, no sufren sobrepesca, mientras el resto de poblaciones está sobrepescado».

La STECF alerta de que aunque se ha observado entre 2017 a 2018 una reducción general de la situación total de explotación en el Atlántico Noreste, la media del estock de la biomasa está mejorando.

Sin embargo, asegura que entre los stocks analizados muchos siguen estando sobreexplotados y fuera de sus límites de seguridad biológica y el progreso observado desde 2017 parece demasiado lento para asegurar que todos los estocks se restituirán de acuerdo al objetivo de 2020.

El estudio concluye también que los estocks del Mediterráneo y del Mar Negro aún siguen en una situacion muy pobre, aunque hay una leve mejora en términos de presión pesquera y estock de la biomasa. Asimismo, reconoce la necesidad de ampliar el seguimiento y la monitorización de aspectos adicionales como la obligación de descargar en puerto todas las capturas e incluir en el análisis aspectos socioeconómicos de los ecosistemas.

Ante los resultados, las ONG califican de «muy preocupante» el alto nivel de sobrepesca de aguas de la Unión Europea, de acuerdo con el informe en el que los científicos confirman que los países de la UE están «lejos» de cumplir con su obligación legal de acabar con la sobrepesca, tal como establece la Política Pesquera Común.

En este contexto, la ONG Oceana advierte de que pesquerías «esenciales» como la sardina ibérica, la merluza del Mediterráneo y el bacalao del Báltico oriental están al borde del colapso por lo que pueden sufrir una extinción comercial en un futuro próximo.

El responsable de Pesca de Oceana Europa, Javier López, ha subrayado que la sobrepesca es «una de las mayores amenazas a las que se enfrentan los mares europeos», junto con otros «graves» problemas como la contaminación por plásticos, la acidificación y calentamiento global.

«Sin embargo, es el más fácil de resolver, ya que las soluciones están disponibles y simplemente se trata de tener voluntad política. El plazo termina este año, por lo que los políticos deben pasar de la palabra a la acción y cumplir con su obligación de acabar con la sobrepesca», ha añadido.

No obstante, el estudio de la Comisión Europea reconoce ciertos avances en aguas del Atlántico, en concreto en stocks pesqueros de aguas comunitarias, pero en los compartidos con terceros «no son tan evidentes».

«Lamentablemente, el Mediterráneo y el Mar Negro -la región con más sobrepesca del mundo- siguen en un estado muy grave y parecen lejos de avanzar hacia la recuperación de los recursos pesqueros», denuncia.

Hace seis años la Comisión Europea y los Estados Miembros aceptaron hace seis años el compromiso de acabar con la sobrepesca en 2020, pero parece que el objetivo no se va alcanzar.

En este contexto, Oceana reclama acciones «urgentes y concretas» como fijar límites de capturas basados en la ciencia y medidas de emergencia, incluidos los cierres pesqueros en el caso de que los stocks no lleguen a la fecha límite de 2020.

La ONG recuerda que la Política Pesquera Común «es clara» en que las medidas deben tomarse con el mejor asesoramiento científico disponible y según el artículo 50 del reglamento de base de la PPC estipula que la Comisión informará «anualmente al Parlamento Europeo y al Consejo sobre los avances en el logro del rendimiento máximo sostenible y sobre la situación de las poblaciones de peces, tan pronto como sea posible después de la adopción del El Reglamento anual del Consejo que fija las posibilidades de pesca en las aguas de la Unión y, en ciertas aguas no pertenecientes a la Unión, para los buques de la Unión».

Tras los datos del informe, un grupo de ONG ambientales integrado por Our Fish, Fundación ENT, Client Earth, Sciaena, New Economics Foundation, Seas at Risk y Deutsche Umwelthlife han expresado su apoyo al informe pero alertan de la falta de avances.

Por eso, el coordinador ejecutivo de Sciaena, Gonçalo Carvalho, considera que «no es solo el momento de luchar, es el momento de actuar» una vez que el informe advierte de la «alarmante» falta de progreso para cumplir en plazo el compromiso de terminar con la sobrepesca antes de 2020.

Para la directora de programas de Our Fish, Rebeca Hubard, la fecha límite legalmente vinculante para lograr niveles de pesca sostenibles está «a la vuelta de la esquina» mientras el 41 por ciento de las poblaciones está sujetas está sujetas a la sobrepesca. «Eso no es suficiente si realmente nos tomamos en serio la salvaguarda del futuro de nuestras pesquerías y océanos», ha añadido.

Por su parte, la asesora científica y política de ClientEarth, Jenni Grossmann, ha recomendado «encarecidamente» a la Comisión Europea que proponga límites de pesca en línea con el asesoramiento científico para poner fin a la sobrepesca. «Como guardián de los tratados de la Unión Europea, la Comisión debería liderar un progreso rápido y decisivo para cumplir con el plazo de 2020 para poner fin a la sobrepesca», ha señalado.

«Los Estados miembros deben actuar en relación al informe publicado y demostrar que son serios con respecto a la salvaguarda de las poblaciones de peces europeas estableciendo límites de pesca sostenibles para 2020. Si los gobiernos permiten que continúe la sobrepesca, no solo ponen en peligro el futuro de las poblaciones de peces en Europa, sino también la salud de los mares de la que todos dependemos», concluye la responsable de Pesca y Política en Seas at Risk.

Leave a Reply

2439   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios