Noticia general

Ondarroa ve serias dudas en los topes semanales de la raya

El sector de altura de Ondarroa ha presentado una alegación ante el Mapama por la nueva regulación que se trata de establecer en base a topes semanales para la pesca de raya por no cumplir la normativa europea. La OPPAO de Ondarroa pone serias dudas las medidas adoptadas debido a que el establecimiento de los topes semanales, periodos junto a otras medidas posibilita  el `highgrading, es decir la realización de descartes de especies sometidas a TACs y cuotas, con talla legal,  mientras se dispone de cuotas. Al mismo tiempo, al afectar la regulación a las zonas VIIIabde, comprendidas en la zona francesa se pide que sean anunciadas a las autoridades francesas para evitar problemas posteriores, según dijo el gerente la OPPAO de Ondarroa, Kiko Marin, quien pone en dudas que estas prácticas cumplan la normativa francesa.

El Mapama ha establecido un plan tendente a alcanzar la regulación de la raya, con unos topes semanales para las pesas de arrastre, palangre y otros artes menores. En los últimos años, esta pesquería  se ha visto sometida sistemáticamente a cierres preventivos a lo largo del año con la consecuente paralización de su actividad, debido entre otras razones, a los elevados consumos que realizan algunos buques. Esta situación, ha llevado incluso a sobrepasar la cuota asignada a España que se ha traducido en el pago de multas. Para este stock  no existía un reparto de cuota por unidad de flota, sino que cuenta con una gestión conjunta, por lo que el cierre precautorio de la pesquería era, hasta la fecha, la única herramienta de ordenación disponible.

Los topes establecidos son:

Desde el 1 enero a 31 de mayo 750 kg/semana  para arrastre y palangre; 250kg/semana para otras artes que supone el  55% de la cuota, en total 721,182 Tn.

Desde el 1 de junio a 30 de septiembre, un total de 150 kg/semana, para arrastre y palangre;  50kg/semana, para otras artes, lo que representa un 10%  de la cutoa, en total 131,124 Tn.

Desde el 1 de octubre a 31 de diciembre,  600 kg/semana, para arrastre y palangre; 200kg/semana, para otros artes, lo que representa el  35% , de la cuota 458,934 Tn .

 

 

El establecimiento de cupos diferenciados en virtud de las necesidades de cada tipo de flota así como una asignación del cupo total en los periodos de mayor consumo, pueden ser herramientas útiles a la hora de gestionar el consumo de raya. Dado que una parte importante de la captura de esta especie se produce en flotas de tipo artesanal, que no tienen obligación de reportar sus capturas mediante el diario electrónico, el dato de consumo no se registra hasta que las notas de venta llegan a la Secretaria General, lo que se produce con un cierto retraso que puede dar lugar a sobrepasamiento de cuota. Por ello se establece como criterio de cierre preventivo cuando el consumo para cada periodo contabilizado por DEA y notas de venta alcance el 80% del periodo en cuestión.

 

Adicionalmente, la Secretaría considera que se debe reservar un 2% de la cuota para evitar de nuevo que se produzcan sobrepasamientos o para utilizarla en intercambios con otros Estados miembros para obtener recursos pesqueros para las zonas 8c y 9a. En caso de que la citada cantidad no sea consumida a final de año, pasará a engrosar la posible flexibilidad del 10%. Por todo lo anterior y con el fin de facilitar una mejor gestión de la cuota y mejor planificación de la actividad a lo largo del año, de acuerdo a la propuesta presentada por la principales entidades representativas del sector con el apoyo de las Federaciones de Cofradías de Pescadores del Cantábrico Noroeste, la Secretaría General de Pesca, oído el sector.

 

La pesquería se cerrará de forma preventiva cuando el consumo de raya deducido de la captura reportada mediante DEA y notas de venta haya alcanzado el 80% del consumo de cada uno de los periodos antes mencionados. Si se constata, antes de finalizar el periodo y una vez contabilizadas todas las notas de venta, que sigue habiendo remanente para ese periodo se podrá reabrir la pesquería para el tiempo que reste o se aplicará al periodo siguiente Cuarto.-. Esta Resolución surte efectos del 1 de febrero al 31 de diciembre de 2018. No obstante y en relación con los topes de capturas previstos, éstos se aplicarán a partir del día siguiente de su publicación. En caso de que eso se produzca cualquier día que no sea el lunes, en esa semana los topes de los apartados anteriores se aplicarán “pro rata témporis”. Quinto.- Esta Resolución no pone fin a la vía administrativa, por lo que, en el plazo de un mes, se podrá interponer recurso de alzada ante la Ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, de conformidad con lo establecido en los artículos 121 y 122 en relación con el 112.1 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas.

Capturas de la flota ondarresa

La flota de altura al fresco, con base principalmente en el puerto de Ondarroa, junto con la de Pasaia, manejaron el pasado año cerca de 29.800 toneladas de pescado. Aunque la mayor parte de las capturas fueron de buques vascos, también destacaron las realizadas por embarcaciones principalmente francesas y de otras comunidades del Estado. Desde el inicio de la década, el volumen de descargas de este sector ha registrado un incremento del 17%, según los datos recogidos por el departamento de Desarrollo Económico e Infraestrucutras del Gobierno vasco.

 

«Durante los últimos años es cada vez mayor el número de barcos franceses que optan por comercializar sus capturas en puertos vascos, por lo que su protagonismo ha crecido hasta suponer un 56% del total, frente a un 35% de nuestra flota y un 9% de barcos de Cantabria, Asturias y Galicia», añadieron. El pescado desembarcado por unidades europeas, tanto en Ondarroa como en Pasaia, alcanzó un valor de 70 millones de euros el pasado ejercicio, lo que representa un 63% del total. En 2010, apenas rozó los 28 millones de euros.

La recaudación obtenida por los pesqueros vascos, por su parte, sumó 29 millones de euros, un 26% del total. Dentro de las capturas, la merluza mantiene su liderato al constituir el 75% de las ventas. Del resto, las especies más relevantes son el rapé, seguido por el gallo y el congrio.

 

Rape y gallo

La flota de altura al fresco con base en Ondarroa capturó más de 5.000 toneladas de merluza, lo que supuso un incremento del 68% con respecto al inicio de la década. Tras el descenso registrado entre 2012 y 2014 a causa del sensible recorte decretado en el cupo por la Unión Europea, ha vuelto a recuperar su presencia en el mercado.

Su valor, en cambio, ha sufrido un ligero descenso debido a la caída en la cotización, que ha pasado de 3,4 euros por kilo en 2016 a tres euros en 2017. «La merluza representa el 53% de las ventas de los barcos vascos, un 14% corresponde al rape y un 7%, aproximadamente, al gallo», indicaron desde el Ejecutivo autónomo.

Los apresamientos de rape realizados por la flota llegaron el pasado año a las 757 toneladas, lo que se tradujo en un valor en lonja de 4,2 millones de euros. «Las capturas de esta especie se han incrementado en un 64% desde el inicio de la década», manifestaron las mismas fuentes. En cuanto al gallo, el sector de altura al fresco pescó 483 toneladas que generaron en su primera venta alrededor de 2,1 millones de euros.

 

El número de trabajadores del régimen especial del mar afiliados a la seguridad social el pasado año alcanzó su pico más alto en abril con más de 4.000 personas. En diciembre, bajó hasta las 3.200.

 

Leave a Reply

1719   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios