Noticia general

La Eurocámara da luz verde al primer plan pesquero para el Mediterráneo occidental

El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó el primer plan pesquero plurianual para la gestión y conservación de las especies demersales -aquellas que viven cerca del fondo del mar-, en el Mediterráneo occidental, con el fin de proteger los hábitats sensibles y la pesca artesanal.El plan entra en vigor el 1 de enero de 2020 y cubre las aguas del Mediterráneo Occidental a lo largo de la zona norte del mar de Alborán, el Golfo de Lion y el mar Tirreno, incluidas las islas Baleares, Córcega y Cerdeña, informó el Parlamento Europeo en un comunicado.El texto fue aprobado con 461 votos a favor, 62 en contra y 101 abstenciones.

Los eurodiputados aprobaron, entre otras medidas, la prohibición del uso de redes de arrastre a menos de seis millas náuticas (unos 11,1 kilómetros) de la costa -excepto en áreas con más de cien metros de isóbata- durante tres meses al año, un periodo que será establecido por cada país con el fin de reducir al menos el 20 % de las capturas de juveniles de merluza.

También acordaron limitar la pesca recreativa cuando su impacto sobre la mortalidad marina sea demasiado elevado y establecer un máximo de 15 horas por jornada de pesca.

En el primer año de aplicación, el esfuerzo pesquero máximo deberá reducirse un 10 % respecto al número de días autorizados entre 2012 y 2017, y los cuatro años siguientes tendrá que recortarse un 30 %.

El texto pide una revisión del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP) para permitir que las flotas cubiertas por esta normativa puedan solicitar una compensación económica en caso de interrupción permanente de su actividad.

El plan, que cubre especies como la gamba roja, el langostino moruno, la merluza europea, la cigala y el salmonete de fango, afecta a una flota de alrededor de 10.900 barcos, de los cuales el 50 % son italianos, el 39 % españoles y el 11 % franceses, según datos del Parlamento Europeo publicados en 2015.

La Eurocámara también dio hoy luz verde a un plan a largo plazo -hasta 2031-, para combatir la sobrepesca del pez espada en el Mediterráneo, que se verá reflejado en la implementación de una de las medidas más restrictivas en la legislación europea para impulsar la recuperación de esta especie.

La oenegé Oceana afirmó que el plan plurianual para el Mediterráneo occidental supone «un avance en la dirección correcta» porque «por primera vez equipara el marco de gestión pesquero de España, Francia e Italia», aunque, advirtió, todavía ese mar «está lejos de librarse de la sobrepesca».

La organización lamentó que el Mediterráneo sea «el mar con más sobrepesca del mundo», donde más del 80 % de las poblaciones de peces se ven afectadas por esa situación.

La directora de Estrategia Política de Oceana Europa, María José Cornax, calificó la pesca en el Mediterráneo de «el salvaje oeste», y afirmó que las «tímidas medidas» aprobadas son «un paso necesario» pero insuficiente.

La científica marina de Oceana Marta Carreras urgió al Ministerio de Agricultura español a aplicar el plan de manera restrictiva para asegurar una reducción efectiva del impacto de la pesca sobre los ecosistemas, ya que, en su opinión, el nuevo texto relaja las restricciones al arrastre de fondo en zonas costeras.

«Calculamos que el esfuerzo pesquero de la pesca de arrastre podría aumentar hasta un 35% en España debido a la flexibilidad que introduce el Plan», declaró Carreras.

Leave a Reply

2773   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios