Internacional

Japón pide retomar la pesca de ballenas con fines comerciales

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) decidirá esta semana sobre la propuesta de Japón de acabar con la prohibición de la caza comercial de ballenas. Esta prohibición ha estado vigente durante 32 años porqué algunas poblaciones de ballenas llegaron a aproximarse a la extinción. Los países que defienden flexibilizar la actual prohibición de la caza de ballenas con fines comerciales, encabezados por Japón, y los que quieren mantenerla y crear nuevas reservas de cetáceos, liderados por Australia, miden sus fuerzas en la ciudad brasileña de Florianópolis en la reunión plenaria bianual de la (CBI).

El japonés Joji Morishita, que preside desde este año la CBI, quiere aprovechar su liderazgo para buscar la derogación de la prohibición de la caza de ballenas en la reunión que se extenderá hasta el viernes 14 de septiembre.

La prohibición de cazar ballenas se estableció en 1986 cuando se detectó que varias poblaciones de estos cetáceos habían alcanzado cifras alarmantes que les acercaban a la extinción. Los miembros de la CBI aprobaron una moratoria sobre la caza hace 32 años para permitir la recuperación de las poblaciones de ballenas. Pero, las naciones pro-caza de ballenas esperaban que la moratoria fuera temporal, hasta que se pudiera alcanzar un consenso sobre las cuotas de capturas sostenibles.

En lugar de eso, se convirtió en una prohibición casi permanente, por regocijo de los conservacionistas. Ahora los países con una fuerte tradición de caza de ballenas como es Japón, Noruega o Islandia, piden anular la moratoria y permitir la caza, siempre de forma sostenible.

Japón ha seguido pescando ballenas

Una excepción en la prohibición establecida por la CBI, que permite la caza de ballenas con fines científicos, ha permitido a Japón capturar entre 200 y 1.200 ballenas al año. Lo han hecho escudándose bajo la supuesta investigación del número de ejemplares de cada población y para saber si estas continúan en peligro o no.

Una excepción en la prohibición establecida por la CBI, que permite la caza de ballenas con fines científicos, ha permitido a Japón capturar entre 200 y 1.200 ballenas al año

Las voces críticas, sobre todo de conservacionistas, aseguran que este motivo es solo una excusa para poder matar ballenas para su futura comercialización y consumo.

Japón contra Australia para la reanudación

Hoy en día, las poblaciones de ballenas son cuidadosamente controladas y, aunque muchas de las especies todavía están en peligro, otros – como la ballena minke (rorcual aliblanco) que son las que Japón caza principalmente – no lo están.

Con esta población de ballenas minke recuperada, Japón pide un paquete de medidas, incluyendo la creación de un Comité de caza de ballenas sostenible que establezca y regule los límites de captura sostenibles.

Como incentivo para las naciones anti-caza de ballenas, la propuestas también incluye establecer nuevos santuarios de ballenas.

Estos gigantes marinos ya enfrentan tantas amenazas en nuestros océanos degradados como el enredo, la contaminación plástica y acústica o el cambio climático; lo último que necesitan es volver a colocarse en el punto de mira de los balleneros

Kitty Block, presidente de Humane Society Internacional, ha declarado a la BBC que “estos gigantes marinos ya enfrentan tantas amenazas en nuestros océanos degradados como el enredo, la contaminación plástica y acústica o el cambio climático; lo último que necesitan es volver a colocarse en el punto de mira de los balleneros”.

Además, las principales naciones anti-caza de ballenas como Australia ya han dicho que se unirían para rechazar cualquier intento de socavar la prohibición actual.

La aprobación de la propuesta japonesa dependerá de complejas negociaciones debido a que la CBI establece que es necesario obtener el voto de tres cuartas partes de sus 88 miembros (67 países) para establecer cuotas de captura o para crear zonas “santuario” donde la caza de ballenas está prohibida.

Las principales naciones anti-caza de ballenas como Australia ya han dicho que se unirían para rechazar cualquier intento de socavar la prohibición actual

Australia ha sido durante mucho tiempo el mayor adversario de Japón en lo que respecta a la caza de ballenas y desea fortalecer su protección. En el caso de que se aprobara la reanudación de su caza, este país enfrentaría una oposición feroz

Leave a Reply

1889   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios