Internacional

La UE destina en Our Ocean 40 millones de euros para evitar la sobreexplotación de la pesca en el Tercer Mundo

Los representantes de la Unión Europea (UE), el Grupo de Estados de África, el Caribe y el Pacífico (ACP) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se han mostrado muy satisfechos tras la firma del FISH4ACP en Oslo que trata de impulsar la pesca sostenible en África, el Caribe y el Pacífico. A los europeos les gusta el pescado. Y como en la Unión Europea cada vez hay más gente que puede comprarlo gracias al progreso económico que supone el mercado único se necesita más pescado del que hay en las costas de los Estados miembros.

Es un resumen rápido y simple, muy simple, de lo que ocurre en la UE pero sirve para justificar lo que ha pasado en Oslo, donde la (UE), (ACP) y la (FAO) han firmado un acuerdo para impulsar el desarrollo de la pesca y la acuicultura sostenibles en África, el Caribe y el Pacífico.

La Unión Europea pone sobre la mesa 40 millones de euros para el FISH4ACP, un programa financiado por la UE, diseñado con los países ACP y que será implementado por la FAO que servirá para «reforzar la seguridad alimentaria y reducir al mínimo los efectos negativos en el medio ambiente marino».

La pesca y la acuicultura en la mayoría de los 79 países ACP han crecido notablemente en los últimos 20 años. De hecho, la producción de la pesca de captura en los países ACP casi se duplicó, pasando de 4,6 millones de toneladas en 1990 a 8,5 millones de toneladas en 2016. Al mismo tiempo la producción acuícola allí pasó de 50.000 toneladas en 1990 a 790.000 en 2016, pero sigue representando menos del 1% de la producción mundial.

En 12 Estados insulares ACP, las exportaciones de pescado representaron más de la mitad del valor de todas las exportaciones de mercancías alimentarias en 2016. Y la UE es un mercado clave para los productos pesqueros de la ACP ya que en 2016, las exportaciones a territorio europeo representaran el 50% de las exportaciones de África, el 15% de las del Caribe y el 50% de las ventas procedentes del Pacífico.

Sin embargo, para garantizar el desarrollo sostenible de los recursos acuáticos -el consumo mundial de pescado per cápita ha aumentado a 20,3 kg al año- hay que vigilar el acceso a los mercados, el valor añadido, las condiciones de trabajo y el riesgo de sobreexplotación, entre otras cosas.

Esto es concretamente lo que se ha firmado en la conferencia Our Ocean 2019 de Oslo. El comisario europeo de Medio Ambiente, Pesca y Asuntos Marítimos, Karmenu Vella, ha aplaudido la iniciativa que, ha declarado, «nos permitirá lograr un equilibrio entre la producción y la protección, contribuir a una distribución justa de los ingresos, promover condiciones de trabajo decentes, una gestión adecuada de la pesca y la inclusión social, además de defender prácticas de acuicultura sostenibles».

Por su parte, el director general de la FAO, Qu Dongyu, ha asegurado que el FISH4ACP es «un enfoque innovador que impulsará la rentabilidad económica y la equidad social y reducirá los impactos negativos sobre el medio ambiente marino». Porque el programa busca explorar nuevos mercados, reducir las pérdidas y el desperdicio, mejorar las condiciones laborales de los pescadores y gestionar las poblaciones de peces.

«En los países ACP, existe la urgencia de impulsar los sectores pesquero y acuícola porque contribuyen en gran medida al crecimiento económico, a la creación de puestos de trabajo decentes y a la seguridad alimentaria y nutricional» ha señalado a su vez el secretario general de la ACP, Patrick Gomes, quien está convencido de que el acuerdo firmado con la UE permitirá aprovechar el potencial de la pesca y la acuicultura en las regiones ACP», .

Durante los próximos cinco años -el FISH4ACP comenzará a desarrollarse a principios de 2020- se trabajará con una decena de cadenas de valor en 10 países ACP diferentes con el objetivo de maximizar sus beneficios económicos y sociales. Prestará especial atención a la pesca en pequeña escala debido a su potencial para generar beneficios económicos y sociales, en particular para las mujeres.

En África, el programa apoyará tanto la acuicultura como las cadenas de valor de la pesca. Entre ellas se incluyen las pesquerías continentales y marinas, en las que intervienen las cadenas de valor del bagre, pequeños peces pelágicos, ostras, camarones y tilapias desde Nigeria hasta Zimbabwe, y desde el lago Tanganyika hasta Santo Tomé y Príncipe y las costas atlánticas del continente.

En el Caribe, FISH4ACP se centrará en las poblaciones de dorado (mahi-mahi) y camaroncillos (camarón botalón) en la República Dominicana y Guyana, respectivamente. En el Pacífico, se ocupará de las pesquerías de atún en aguas de las Islas Marshall, un sector con un gran potencial en los mercados europeo y americano.

Por supuesto, FISH4ACP «contribuirá a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y en particular al Objetivo de Desarrollo Sostenible 14 sobre la conservación y uso sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos».

Leave a Reply

2732   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios