Noticia general

Huertas de paneles solares marinos, el primer paso hacia una economía azul

Un consorcio, liderado por la belga DEME, está trabajando en un proyecto piloto de 2 millones de euros para construir la primera planta solar flotante en aguas del Mar del Norte.Paneles solares marinos, combinados con turbinas eólicas offshore y sistemas de acuicultura para una Economía Azul: este es el futuro imaginado por la multinacional belga DEME para las aguas del norte de Europa.

La compañía es la cabeza de un consorcio, que incluye a Tractebel, Jan De Nul, Soltech y la Universidad de Gante, decididos a mostrar los beneficios de la energía fotovoltaica offshore en el futuro desarrollo económico europeo. Juntos han lanzado un proyecto de 2 millones de euros para construir la primera planta piloto solar flotante en el Mar del Norte. En febrero del año pasado, el Centro de Investigación Energética de los Países Bajos, en colaboración con otros socios holandeses, puso en marcha un proyecto similar (“Zon op Zee“).

El grupo DEME vuelve a la idea y amplía el plan a largo plazo. “Factores como la escasez de tierra, la estandarización a gran escala y el impacto de NIMBY (not in my back yard) deberían apoyar el crecimiento del mercado de la energía solar marina como lo hicieron con la energía eólica“, dijo el consorcio en una nota. “En términos más generales, esta expansión puede verse como un paso hacia el desarrollo de la llamada Economía Azul, que impulsa conceptos como la construcción de ciudades sobre el agua, centrales eléctricas en el mar, etc.“.

Para el consorcio, los paneles solares marinos son el siguiente paso lógico después de los últimos avances logrados por la energía fotovoltaica en lagos o presas, así como otros entornos marinos protegidos. Sin embargo, la adaptación de los módulos para las operaciones en entornos marítimos difíciles significa que puede enfrentarse a varios retos: la tecnología debe ser resistente a la corrosión y diseñada para resistir fuertes corrientes y la acción de las olas.

No sólo eso. La planta piloto debe diseñarse de manera que sea competitiva en cuanto a costes y tenga un impacto mínimo en el medio ambiente.Para el proyecto piloto, Tractebel gestionará la ingeniería offshore, DEME y Jan De Nul Group las operaciones marítimas, Soltech proporcionará paneles fotovoltaicos y la Universidad de Gante se ocupará de la acuicultura y la investigación de ecosistemas.

Leave a Reply

2535   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios