Eólica Marina y Energías Marinas

Haizea Wind pone a Euskadi en la élite de fabricación de torres eólicas

Haizea Wind fue presentado ayer en los muelles del Puerto de Bilbao haciendo alarde de ser la mayor planta de fabricación de torres eólicas y estructuras marinas para offshore. Arranca ya con 50 empleados, pero tendrá 300 cuando esté a pleno rendimiento. Su cometido será la fabricación de torres éolicas y estructuras marinas para instalaciones offshore,aunque lleva operando desde la pasada semana- anunciando unas previsiones de facturación que apuntan a los 100 o 160 millones anuales. Un objetivo que su presidente, Dámaso Quintana, espera que se pueda cumplir en el año 2020.De entrada, este año tienen ya cubierta la cartera de pedidos con la fabricación de las primeras torres eólicas para Vestas, también tiene pedidos de Siemens, y esperan facturar en el entorno de los 80 millones de euros cuando se cierre este ejercicio.

Con una inversión global de 60 millones de euros, de los que 10 millones corresponden a la aportación del Gobierno vasco a través de Ekarpen, 17,5 millones al Puerto de Bilbao, que es el propietario de nave, y el resto a la inversión privada, -en total 12 socios entre los que están el propio Quintana, la familia Iribecampos y José Barreiro a través de la firma Tecnoaranda- arranca con una plantilla de 86 personas, pero esperan llegar a los 300 empleados directos cuando esté a pleno rendimiento, “en el segundo semestre del año que viene”. En ese momento se trabajará tres turnos los siete días de la semana. Al margen del inicio de la actividad de una nueva empresa, la repercusión de Haizea Wind va más allá de sus propios números. La nueva compañía consolida el Puerto de Bilbao como referente del sector eólico.

El presidente del Puerto de Bilbao, Asier Atutxa, se ha referido al ‘microclima’ eólico que se ha generado, ya que en terrenos de la Autoridad Portuaria bilbaína además de Haizea están instalados otros grupos referentes en el sector como es el caso de Siemens Gamesa, Vicinay, Nordex, Euskal Forging, o Lointek.Un núcleo de empresas que fortalecen la actividad del Puerto bilbaíno como ha reconocido también el lehendakari Iñigo Urkullu y el presidente de Puertos del Estado, José Llorca. Pero sobre todo se trata de una inversión que “refuerza el sector eólico” vasco, calificado ya por el lehenedakari como “estratégico para Euskadi”

rkullu ha recordado en este sentido que las empresas relacionadas con el sector eólico instaladas en el País Vasco son ya 100 empresas, con un volumen de facturación que supera los 7.000 millones de euros, y más de 15.000 personas empleadas. Por ello, ha destacado que esta planta “es una gran inversión de futuro”, ha dicho.La empresa dispone por un lado de 77.000 metros cuadrados de muelle en el Puerto del Abra exterior, en la zona de Zierbena, con acceso directo al muelle de atraque, que cuenta con un calado de 21 metros. Estos amplios calados le permitirán garantizar la logística de entrada y salida de las piezas sin restricciones dimensionales, lo que le da ventajas competitivas.

La nave propiamente dicha tiene 500 metros de largo, compuesta tres naves de 35 metros de ancho cada una. En ellas podrá fabricar a plena producción hasta 300 secciones de torres offshore al año, de 50 metros de largo y hasta 8,6 metros de diámetro. Estas torres constituyen uno de los elementos principales del aerogenerador, pero también se fabricarán otros elementos que constituyen estos parques eólicos marinos como los monopiles, que constituyen la cimentación en el fondo marino sobre la que van las torres. El acero con el que fabricará estas grandes piezas no tiene por qué provenir de las empresas vascas del sector, ya que habitualmente son las empresas que encargan el trabajo los que acotan de dónde debe viene el suministro.Clara vocación de expansiónLa primera piedra de esta empresa en el Puerto se colocó en el mes de julio del año pasado y lleva en marcha apenas una semana en marcha, sin embargo, Haizea Wind Group, con sede en Bilbao, tiene una clara vocación de expansión.

De entrada ya han comenzado a operar a través de una joint-venture con un socio local en Argentina. Haizea-Sica, como se denomina la planta de Argentina, opera desde el cuarto trimestre de 2017 para la fabricación de torres eólicas.El siguiente paso será la firma de una joint.venture en Arabia Saudí con una compañía local, para la construcción de una planta cuyas obras se iniciarán en el segundo semestre de 2018. Y tendrán alguna nueva instalación internacional que pueda materializarse en el cuarto trimestre del año. “La vocación de la compañía es seguir creciendo”, ha dicho Quintana.El objetivo de esta expansión es acompañar a los clientes en mercados emergentes para hacer instalaciones onshore -las plantas marinas se suministrarán desde las instalaciones en el Puerto- en aquellos países en los que los Gobiernos ponen como contenido de adjudicación el contenido local.

Leave a Reply

1825   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios