Galicia

Torcuato Texeira

Una guía establece los derechos y deberes del pescador ante la inspección

El gerente de PescaGalicia, abogado y secretario general de la Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (FREMSS) Torcuato Teixeira, ha publicado un manual práctico sobre los derechos y deberes de los pescadores ante la jungla de normativas y entes ejecutores de hacer cumplirlas. Sostiene Teixeira que la actividad pesquera es la más regulada del mundo, pero en donde existen normas incluso contradictorias y donde hay muchos a mandar, con órdenes que emanan de Bruselas, de Madrid y de San Caetano (Xunta), e inspectores que «pueden vestir de verde, de azul, pertenecer a la Guardia Civil, a la Policía Autonómica, al Servizo de Gardacostas, al Ministerio de Agricultura, a la Comunidad Europea».

El Manual Práctico sobre os Dereitos e Deberes dos Pescadores ante as Actuacións Inspectoras e o Procedemento Sancionador Pesqueiro, editado por la Diputación Provincial de A Coruña, trata de sintetizar todas esas normas y ponerlas en orden, a la vez que sirve como guía para saber cómo actuar ante una inspección.

Así, la guía explica que las prerrogativas que tienen los inspectores son muy amplias y que el pescador está obligado a facilitarle toda su colaboración (incluso a ayudarlo a acceder al barco), pero también recuerda que el funcionario no puede interrumpir las tareas de largado o virado de las artes -aunque sí exigir al patrón que ale un arte para inspeccionarlo- o que una revisión a bordo no puede durar más de cuatro horas, a no ser que el agente detecte una presunta infracción, en cuyo caso podrá prolongarla por más tiempo.

También arroja luz sobre cuestiones sobre la vulneración del principio de proporcionalidad y oportunidad», recoge el libro de Torcuato Teixeira.

Además de exponer toda la normativa que afecta al sector pesquero -que como no es poca ocupa no pocas páginas-, aclara las diferencias entre una visita, una citación o un requerimiento, que son las formas en las que se materializa la función inspectora de los Gardacostas, así como las medidas cautelares que puede adoptar este cuerpo -incautación de productos o de artes y aparejos, vehículos, embarcaciones…-. Son diferentes a las que corresponden a los funcionarios del Ministerio de Agricultura y Pesca, que pueden desde retener el buque hasta apresarlo, decomisar las capturas o, incluso, exigir una garantía monetaria que, eso sí, nunca podrá exceder el importe de la sanción.

Teixeira cree un «anacronismo» que la Guardia Civil pueda controlar una actividad profesional.Si el sector pesquero ve en su entorno un exceso de regulación, también lo aprecia en el control, pues se tiene por hiperinspeccionado. «Estamos más vigilados que los contrabandistas», aducen los profesionales. «Tien que existir un control», asegura Torcuato Teixeira, pero este «no puede ser un fin en si mismo, sin un medio, una herramienta, para garantir el cumplimento da política pesquera común».

Leave a Reply

2535   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios