Noticia general

Franceses y británicos siguen sin llegar a acuerdos con la vieira

El Gobierno francés lamenta la falta de acuerdo entre los pescadores de vieiras franceses y británicos, que se disputan una zona en la desembocadura del río Sena, y deseó que no vuelvan a reproducirse enfrentamientos entre ambas partes.”El ministro Stéphane Travert toma nota de la fracasada negociación entre los pescadores para la captura de la vieira en la desembocadura del Sena”, dijo en un comunicado el ministerio francés de Agricultura.

Travert añadió que “lamenta” que los pescadores británicos y franceses “no hayan logrado un consenso para la explotación duradera de la vieira” en la zona del contencioso.

Los pescadores franceses, sobre todo procedentes de la región de Normandía, se quejan de que sus colegas del otro lado del Canal de la Mancha no están sometidos a las mismas reglas que a ellos les impone la normativa francesa para evitar el agotamiento de los recursos y garantizar que cada invierno el caladero se regenera.

El contencioso llegó a su punto culminante a finales de agosto, cuando una treintena de barcos salieron de los puertos de Trouville-sur-Mer, Port-en-Bessin y Ouistreham, en Normandía, al encuentro de cinco británicos que estaban pescando vieiras a más de 12 millas de la costa, es decir, fuera de la zona exclusiva francesa.

Los franceses rodearon a los británicos para obligarles a detener su actividad y rápidamente la tensión subió a base de bengalas insultos y choques de unos pesqueros contra otros, lo que se tradujo en daños en el casco en al menos tres de ellos.

En su comunicado, el ministro de Agricultura saludó “los esfuerzos” de los pescadores franceses por su propuesta de compensaciones “razonables” en favor de las embarcaciones británicas más pequeñas, a las que había pedido postergar su faena.

Además, aplaudió que los pescadores franceses hayan puesto de su parte para que la pesca de la vieira en la desembocadura del Sena sea sostenible.

“A pesar de la normal decepción de los profesionales”, Travert deseó que “la campaña de pesca” de la vieira se desarrolle “en buenas condiciones” tanto en la parte francesa como en la británica.

Los roces se han producido aunque existe un acuerdo entre los dos países, que se renegocia cada año desde 2013 y que regula la entrada de barcos británicos a la zona del contencioso.

Ese compromiso bilateral prohíbe la entrada en aguas francesas de pescadores británicos con embarcaciones de 15 o más metros, cuando los marinos normandos tienen prohibido faenar allí.

Sin embargo, ese acuerdo no prohíbe la entrada de las de menor tamaño fuera de época, un vacío legal del que se han aprovechado los británico, según la versión francesa.

De acuerdo con la esta versión, el Reino Unido se niega a renegociar ese punto, en un momento en que Londres y Bruselas están discutiendo un acuerdo para el “brexit”, la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), que también podría tener consecuencias para la pesca en el Canal de la Mancha.

En caso de “brexit” duro sin compromiso, el Canal de la Mancha quedaría dividido en dos partes, de forma que los británicos no podrían entrar en el espacio marítimo de la UE y viceversa

Leave a Reply

1889   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios