Investigación

Los dos próximos años se prevé que volverá a desatarse el problema de El Niño

Los dos próximos años se prevé que se desate el fenómeno de El Niño, con todas las posibles agrarias y pesqueras que se pueden suscitar. Esto se manifiesta en los ciclones que se vienen suscitando en la India. El ciclón en curso Phethai es el séptimo ciclón que forma la región del Océano Índico y el cuarto más grande en la Bahía de Bengala. Todas estas cuatro tormentas (Daye, Titli, Gaja y Phethai) se formaron y se disiparon en diferentes meses. Daye golpeó en septiembre, Titli devastó el mismo estado junto con Andhra Pradesh en octubre, Gaja sorprendió con su capacidad destructiva en noviembre y Phethai tocóa tierra en diciembre.

Dicha periodicidad en la formación de ciclones en la Bahía de Bengala fue vista por última vez hace 33 años en 1985, según el Departamento Meteorológico de la India (IMD). También hay paralelas situaciones entre 1985 y 2018. En ambos años, hubo siete ciclones en la región del Océano Índico: la Bahía de Bengala y el Mar Arábigo. Esta actividad ciclónica de 1985 ocurrió después de dos eventos débiles consecutivos de La Niña en 1983-84 y 1984-85.

El mayor evento del siglo XX de El Niño fue el de 1997-98, después de las temperaturas anómalas de la superficie oceánica en diciembre de 1997.

El Niño es un fenómeno o evento climático relacionado con el calentamiento del Pacífico oriental ecuatorial, el cual se manifiesta erráticamente cíclico. Arthur Strahler habla de ciclos de entre tres y ocho años—, que consiste en realidad en la fase cálida del patrón climático del Pacífico ecuatorial denominado El Niño-Oscilación del Sur (El Niño-Southern Oscillation, ENSO por sus siglas en inglés),donde la fase de enfriamiento recibe el nombre de La Niña.4 Este fenómeno, en sus manifestaciones más intensas, provoca estragos en la zona intertropical y ecuatorial debido a las intensas lluvias, afectando principalmente a la región costera del Pacífico de América del Sur. La Niña es lo opuesto al océano pacífico. La actividad ciclónica en 2018 también ocurrió después de dos años débiles de Los años 2016-2016 y 2017-2018.

El fuerte año de El Niño de 1987-88 también desató la severa sequía de 1987, que luego fue descrita como la peor en décadas. Los eventos de El Niño y La Niña también se asociaron estrechamente con la formación de ciclones tropicales, se podría esperar que 2019 y 2020 se correspondan con las situaciones acaecidas en 1986-87 y 1987-88.

El último fenómeno de El Niño, que duró de 2014 a 2016, también fue precedido por una mayor actividad ciclónica en la Bahía de Bengala en 2013. Hubo cuatro ciclones entre octubre y diciembre de ese año. El Niño causó una decoloración masiva de los corales en la Gran Barrera de Coral, sequías en algunas partes de África, el sudeste asiático y América del Sur y olas de calor en la India.

Incluso 2018 se considera un año de El Niño en evolución. Las condiciones moderadas de El Niño ya prevalecen en el Océano Pacífico ecuatorial, dice el IMD. Esto continuará durante los próximos meses. El Niño ya ha tenido un impacto en el clima. Un fenómeno de El Niño alargado significará una crisis aún mayor en la India y cambios importantes en las condiciones climáticas en todo el mundo.

Leave a Reply

2726   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios