Galicia

Barcos de Vigo introducen sistemas para evitar el anisakis

Barcos de pesca de Vigo, encuadrados en la Cooperativa de Armadores de Vigo, trabajan con sistemas tendentes a evitar que se propague el anisakis entre las especies.

Los asociados a la cooperativa gallega han recibido la recomendación de la entidad de congelar las vísceras a bordo y guardarlas hasta llegar a tierra, en lugar de tirarlas al mar tras limpiar las capturas del día, según explicó José Antonio Suárez-Llanos, gerente de Arvi. Y es que esas tripas desechadas serán el alimento de otros peces que quedarán así contagiados con el gusano y se propagará aún más la plaga.

Suárez-Llanos aclara que esta recomendación es temporal. Porque los barcos de Arvi participan en un proyecto en el que colaboran Ministerio de Pesca y Xunta para implantar un sistema a bordo de los pesqueros para procesar esas vísceras a bordo y evitar tirarlas por la borda. En el 2010 se puso en marcha un prototipo de incineradora de las tripas dentro de algunos barcos, pero no resultó lo suficientemente eficaz, destacó el gerente de la cooperativa.

Arvi instalará incineradoras de tripas a bordo con un programa de Xunta y del ministerio En la actualidad, se están desarrollando otros dos prototipos de máquinas que también quemarán a bordo las vísceras de los pescados capturados, pero que parece serán más efectivos que los anteriores. Y Arvi quiere probarlos en sus barcos para evitar la propagación del anisakis entre las especies pesqueras. El gerente de la cooperativa avanzó que en principio empezarán experimentando con esos dos equipos en otros tantos pesqueros y, si funcionan de forma correcta, se instalarán en más barcos.

Uno de cada tres pescados contiene anisakis

Arvi tiene una flota de unos cuarenta buques en Gran Sol.Esto lleví a que la Universidade de Santiago y la Complutense realizaran hace unos años un estudio sobre el porcentaje de población sensibilizada al anisakis. En Galicia la incidencia era del 0,43 %, y en Madrid, el 12,4. La causa está probablemente en la ingesta habitual de boquerones en vinagre, en los que sí puede sobrevivir el parásito pues no están cocinados.El parásito no sobrevive si se cocina el pescado o se congela a menos de -20 grados.

Las autoridades de la Unión Europea vienen estableciendo sistemas de control para frenar la prevalencia de infección por anisakis. Así, bares, restaurantes y demás establecimientos hoteleros están obligados a congelar el pescado que va a ser consumido crudo o poco cocinado, así como de informar a sus clientes de que se ha realizado este proceso.

Leave a Reply

242   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios