Euskadi

Euskadi acogerá un organismo para el desarrollo de alimentos del futuro

Euskadi acogerá una de las seis sedes del consorcio internacional que desarrollará los alimentos del futuro impulsado por Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) para el sur de Europa.La empresa, denominada EIT Food CLC South, estará presidida por AZTI durante los dos primeros años y desarrollará las actividades de emprendimiento e innovación del nodo empresarial para impulsar la transformación del sector alimentario desde la búsqueda de la eficiencia de los recursos.

El consorcio apoyará la creación de 350 nuevas empresas durante los próximos siete años y sus socios invertirán cerca de 1.200 millones de euros, a los que se sumarán otros 400 millones de euros financiados por el organismo.La iniciativa tiene como prioridad “reconstruir un sistema de alimentación saludable y sostenible tanto para Europa como más allá de sus fronteras”.

El sistema de alimentación sostenible utiliza la dieta mediterránea como modelo de “nutrición saludable” y la actividad de los socios del nodo Sur se centrará en “la producción de alimentos y servicios de valor añadido adaptados a los diferentes estilos de vida y estará enfocado a proporcionar a los consumidores el placer de elegir alimentos saludables de elevada calidad gastronómica”, ha informado Azti en una nota de prensa.

El nodo sur del EIT Food lo engloban once socios de Israel e Italia y España y quince start-up especializadas en innovación en campos complementarios. Los socios a nivel estatal son las empresas Angulas Aguinaga, Acesur y Grupo AN; los centros de investigación AZTI y CSIC y la Universidad Autónoma de Madrid.

También participan dos socios italianos, la Asociación Italiana de Ganaderos y la Universidad de Turín, y tres socios israelíes (Algatechnologies, Grupo Strauss y Technion). A través de la red de colaboradores establecida, el nodo tiene acceso directo a más de 1.200 pymes del sector.

CINCO NODOS GEOGRÁFICOS

El consorcio internacional EIT Food está formado por 50 empresas, universidades y centros de investigación que cubren toda la cadena de valor. Sus socios se comprometen a “transformar conjuntamente la forma en la que actualmente producimos, distribuimos y consumimos los alimentos”, sostiene.

Con sede en Bélgica, el EIT se apoya en cinco nodos geográficos para estimular la innovación, el desarrollo de talento y la participación de los consumidores a nivel regional. Los cinco nodos están radicados en Lovaina (con socios en Bélgica, Francia y Suiza), Munich (con socios en Alemania y Países Bajos), Reading (con socios en Reino Unido, Islandia e Irlanda), Varsovia (con socios en Polonia y Finlandia) y Madrid (con socios en España, Italia e Israel).

El EIT Food ha establecido lazos de unión con asociaciones, clusters y organizaciones sectoriales para trabajar en red, y tiene previsto jugar un papel “activo” en países de Europa Central y Oriental, incluyendo República Checa, Hungría, Lituania y Eslovenia.

El futuro de los alimentos es una de las prioridades para la Comisión Europea y también para el Gobierno Vasco, ya que, la Alimentación ha sido seleccionada como “uno de los territorios de oportunidad” con el desarrollo del Plan Estratégico de la Gastronomía y la Alimentación de Euskadi.

EL plan persigue que el País Vasco sea un “agente activo y de referencia” en el consorcio alimenticio porque “nos encontramos ante un nicho de oportunidad que además de responder a las necesidades sociales, podrá ser un ámbito generador de actividad económica y empleo” sostiene el comunicado emitido por Azti.

Euskadi ha seleccionado a la Alimentación como un territorio de oportunidad dentro de su estrategia de especialización inteligente RIS3. La cadena de valor de la alimentación representa el 10,6 % del PIB del País Vasco, tiene importantes oportunidades de crecimiento y traslada unos valores de calidad e innovación a la imagen internacional de la marca Basque Country”.

Tendencias del futuro
A comienzos de 2016, AZTI publicó su segundo estudio de tendencias: EATendencias. AZTI presentaba así las tendencias de consumo que mayor impacto van a tener en alimentación en los próximos años: 9 tendencias alimentarias que definen a los nuevos consumidores, sus preferencias y formas de consumo. Entre ellas, la tendencia de lo local viene pegando fuerte.

¿Sabías que en los últimos 5 años se ha duplicado a nivel mundial el número de lanzamientos de nuevos productos alimenticios en el canal retail con el distintivo “local”? (Mintel, 2015). ¿O que se ha disparado un 1.600% la fiebre por la cerveza artesana en España?

Entendida como un producto local, con identidad y de calidad (El Mundo, Febrero 2016). Entre las motivaciones de los ciudadanos que subyacen en la tendencia se encuentran una conexión más cercana y emocional con los alimentos, que genera confianza y seguridad, ya que promueve una relación más transparente entre consumidor y los distintos eslabones de la cadena alimentaria. Además, el consumo de lo local se ha convertido en símbolo de estatus y compromiso con el entorno natural, económico y social, que deriva en una experiencia de consumo más auténtica y exclusiva. Convergen también en esta tendencia el sentimiento de identidad y autenticidad asociadas a un origen.

Esta tendencia se manifiesta, entre otros ejemplos,en el auge en los últimos años de comunidades o cooperativas de consumo de productos locales, el repunte de los mercados (tanto offline como online), o la mayor visibilidad y cercanía de los productores, tanto en los propios productos de alimentación (envase y etiquetado), en los puntos de venta o en iniciativas de turismo gastronómico que vinculan territorio-producto-productores. También se está volviendo a poner en valor la temporalidad de los productos. Así, entre las tendencias gastronómicas más relevantes del pasado año se colaba lo local. Muchos de los grandes templos gastronómicos están mostrando una sensibilidad especial hacia productos estacionales y de proximidad. La compra a pequeños productores de calidad o el montaje de huertos propios son las principales estrategias. La distribución y la comida a domicilio también se suman a la tendencia. Es el ejemplo de Sodo en Londres, un servicio de entrega de pizzas a domicilio local y huella de carbono cero. Además de servir producto elaborado con ingredientes locales, tiene un acuerdo con un colectivo de runners que un día al mes realizan el pedido corriendo desde el establecimiento hasta tu domicilio!

En el marco de esta tendencia de consumo, AZTI participa junto a NEIKER en un proyecto para desarrollar un sistema de evaluación de la sostenibilidad de los productos locales de la CAPV, financiado por el Departamento de desarrollo económico y competitividad del Gobierno Vasco.

Leave a Reply

242   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios