Europa

Europeche no ve viable los planes de la Comisión Europea para conseguir el RMS para 2020

Europeche, el organismo representativo de los pescadores europeos, ha expresado que «no cree que sean viables los planes establecidos por la Comisión Europea para que todas las poblaciones alcancen el rendimiento máximo sostenible (RMS) para 2020».

Según Europeche, «los niveles de exigencia para los stocks para que alcancen al nivel de RMS serán contraproducentes, ya que la capacidad de producción de las flotas marítimas de Europa no será suficiente para alcanzar el objetivo».

El organismo empresarial señala que la consecución de este objetivo ha tenido éxito en las zonas del Atlántico nororiental, donde se ha utilizado el asesoramiento del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM) para determinar el total admisible de capturas anual.

Europeche añade que el tamaño de las poblaciones de peces en el Atlántico nororiental han aumentado un 36% en los últimos 10 años bajo esta política, lo que se ha logrado en parte debido a la reducción del tamaño de la flota de la UE en 22.000 buques pesqueros durante este período.

Sin embargo, Europeche también señala que los esfuerzos continuos para reducir la pesca de bacalao en el Báltico todavía no han dado resultados, con la población de bacalao del Báltico oriental al borde del colapso, según los últimos datos científicos. Por ello, Europeche expresa que «es necesario avanzar en la eliminación de los descartes pesqueros, pero la flota pide cambios». Para empezar, los representantes de la industria ven con “preocupación” las dificultades administrativas que se están encontrando para desarrollar proyectos piloto de selectividad que requieren autorizaciones especiales. «El mosaico de reglas incluido en muchos planes de descarte que dificultan el control, el aumento del tiempo de trabajo y los riesgos de seguridad, la contradicción entre normas nacionales y comunitarias o la complejidad de la aplicación en las pesquerías mixtas, son otras de las circunstancias que han llevado a Europêche a solicitar una revisión del artículo 15 de la PPC “como una cuestión prioritaria para los legisladores”, indica.

Con relación al cumplimiento de la obligación de desembarque, la flota y los responsables comunitarios no han consensuado uno de los métodos que se barajan en matera de control, el uso de cámaras a bordo. Ambas partes coinciden, eso sí, que es necesario garantizar la confidencialidad comercial y los derechos de los trabajadores. Sin embargo, Europêche argumenta que las cámaras “no serán la panacea para resolver los desafíos de la obligación de desembarque” y señalaron el hecho de que los países con una historia más larga de prohibición de descartes, como Noruega y Nueva Zelanda, «no funcionan con cámaras a bordo».

Según informa Europêche, ambas partes coincidieron en la necesidad de lograr un acuerdo político sobre el Reglamento Europeo Marítimo y de Pesca “en el plazo más breve posible”. También existe unanimidad sobre la necesidad de mejorar la seguridad, las condiciones de trabajo y de vida y una mejor eficiencia energética, “respetando los límites máximos nacionales para la capacidad de pesca”, tal y como lo acordó el Consejo de Ministros de la UE.

Europêche destacó que estas inversiones son clave para hacer que la industria sea más atractiva para los jóvenes profesionales, introducir nuevas tecnologías, combatir la escasez de equipos y permitir el cambio generacional. El sector recordó también que en muchas partes de Europa, la edad media de los barcos de pesca artesanal es de 40 años, lo que implica que operan “en condiciones inseguras y precarias”. “Se necesita urgentemente la atención y el apoyo de la UE a estas flotas”, dice Europêche.

Reforzar la dimensión externa

Los miembros de Europêche también se refirieron a la importancia de la dimensión externa de la PPC, en particular los acuerdos de pesca y el papel clave desarrollado por las Organizaciones Regionales de Gestión Pesquera en la gobernanza sostenible de los océanos. La industria valora positivamente la “dura” postura de la UE contra la pesca ilegal (INDNR) y pidió que se establezca una igualdad de condiciones con respecto al tratamiento de los productos pesqueros de la UE y no pertenecientes a la UE dentro de la organización común de mercados. Por último, Europêche pide “coherencia” entre las diferentes políticas europeas sobre pesca, comercio, sociales y salud, por lo que considera “fundamental” eliminar las preferencias comerciales para los productos del mar procedentes de países relacionados con la pesca INDNR, como es el caso de Vietnam. Otra de las reivindicaciones de la flota es, en el ámbito de la ordenación del espacio marítimo, se priorice el sector pesquero como “usuario clave” para evitar el cambio de paradigma del uso del mar “de una fuente de alimento a una fuente de energía, particularmente en el Mar del Norte”, apunta.

Leave a Reply

2711   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios