Investigación

Un nuevo enfoque de la gestión de las pesquerías en base a la captura equilibrada conservaría mejor los ecosistemas

Una Universidad de Nueva Zelanda ha realizado un estudio basado en ls repercusiones que podría contar un correcto esfuerzo pesquero en base a una captura equilibrada. El profesor Michael Plank, de la Universidad de Canterbury, está trabajando en encontrar un enfoque equilibrado de la captura de peces que pueda frenar la evolución inducida por la pesca y generar beneficios para la conservación. Esta investigación ha sido realizada en colaboración de la Escuela de Matemáticas y Estadística de la UC.

Plank está llevando a cabo estudios con implicaciones potencialmente de gran alcance sobre cómo podrían gestionarse las poblaciones de peces en el futuro. El biólogo matemático ha estado estudiando lo que sucedería si las pesquerías se gestionaran con un enfoque de captura equilibrada. Los modelos matemáticos que ha probado sugieren que este enfoque alternativo y equilibrado sería más útil para la biodiversidad que los enfoques actuales. El aprovechamiento equilibrado requiere una amplia comprensión de cómo interactúan las especies y cómo funciona todo un ecosistema. Su objetivo es tratar de mantener un equilibrio natural en ese sistema en lugar de, por ejemplo, de pescar volúmenes fijos de especies objetivo de un tamaño determinado.

«La idea de una captura equilibrada es repartir la carga lo más ampliamente posible a través del ecosistema…. Comencé a investigarlo en 2012 después de escuchar una charla sobre el tema del profesor Richard Law, de la Universidad de York, que estaba aquí de visita en ese momento. Luego me interesé en modelar varios escenarios para ver cómo serían», decía el profesor Plank.

Desde entonces, los dos investigadores han trabajado en una serie de proyectos de colaboración para comparar el enfoque de captura equilibrada con las prácticas pesqueras actuales y probar los respectivos impactos en el ecosistema. Para este estudio se han conseguidoi fuentes de financiación han incluido Te Pūtea Rangahau a Marsden |Marsden Fund y Te Pūnaha Matatini, un Centro de Excelencia en Investigación de Nueva Zelanda.

En su último trabajo conjunto, publicado en la revista Fish and Fisheries, los profesores Plank y Law se centraron en la evolución inducida por la pesca. El método de prueba consistía en acoplar un modelo ecológico de dinámica del espectro de tamaño marino a un modelo de dinámica adaptativa de la evolución de la historia de la vida.

«La idea que impulsa este tipo de modelado es simple: se está estudiando la biomasa alrededor de un ecosistema en el que hay depredadores y presas, peces grandes y peces pequeños. Entonces se pueden estudiar las consecuencias tanto de la depredación como de la pesca y rastrear la pérdida de biomasa fuera del ecosistema utilizando diferentes variables», dice el profesor Plank.

Los resultados de la investigación indican que una explotación equilibrada tendría repercusiones para la conservación de los ecosistemas acuáticos. También daría peso al argumento de que los peces grandes y viejos deberían ser protegidos por razones tanto ecológicas como evolutivas.

«Cuando se dirigen a peces más grandes, se induce una presión evolutiva que lleva a una reducción del tamaño de la especie con el paso del tiempo. Comparamos la captura equilibrada con las estrategias de pesca actuales y descubrimos que la captura equilibrada puede mitigar ese impacto al reducir el número de peces grandes que se capturan», dice el profesor Plank.

En esencia, una captura equilibrada tendría probablemente un impacto evolutivo menor porque la distribución general de la mortalidad en la pesquería se mantendría relativamente cercana a lo que ocurriría naturalmente.

La dinámica de la población sustenta el enfoque de modelación matemática utilizado. Aunque estos modelos son esencialmente teóricos, el trabajo se basa en datos empíricos sobre cómo interactúan y crecen los peces. El aprovechamiento perfectamente equilibrado de un ecosistema es probablemente inalcanzable, pero las conclusiones de los profesores Plank y Law sugieren que la búsqueda de un mejor equilibrio podría producir resultados más sostenibles a largo plazo de lo que se consigue actualmente. La investigación sienta las bases para un debate constructivo sobre la gestión de la pesca y sobre cómo las prácticas podrían cambiar en el futuro.

Desde 2015, el profesor Plank ha desempeñado el papel de investigador principal con Te Pūnaha Matatini. Organizado por Te Whare Wānanga o Tāmaki Makaurau de la Universidad de Auckland, reúne a expertos de la comunidad de investigación académica, la industria y el gobierno. Como investigador principal, el profesor Plank tiene la tarea de dirigir proyectos de investigación que permitan una mejor comprensión del medio ambiente de Aotearoa Nueva Zelanda. Enlazando con su investigación sobre la captura equilibrada, también ha estado explorando la historia evolutiva de las especies de peces del país.

«He trabajado con antropólogos a través de Te Pūnaha Matatini, mirando los registros arqueológicos de Nueva Zelanda sobre los peces que se han encontrado aquí y tratando de obtener una perspectiva a largo plazo sobre cómo han cambiado las actividades pesqueras a lo largo de los años».

Leave a Reply

2503   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios