Galicia

La Comisión de la UE considera «muy altos» los descartes de merluza del Cantábrico

A duras penas y con muchas deficiencias la flota comunitaria cumplirá primer año con la prohibición de descartar todas las especies sometidas a cuotas con cualquier arte y en todos los caladeros. No está siendo fácil. La directora general de Recursos, Isabel Artime, dijo en A Coruña, en el séptimo congreso sobre sostenibilidad organizada por la Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (FREMSS) que ha sido necesario impulsar actos delegados y dictar más legislación a nivel doméstico para evitar que la flota se estrangulase con ese veto a los descartes. Esas excepciones, flexibilidades interespecies e intercambios entre Estados no son para siempre. Los trueques entre países con y sin cuotas, ni siquiera no son obligatorios. Es preciso seguir justificando su necesidad», apuntó Artime.

Por su parte, Elisa Roller, jefa de la unidad para la política pesquera común de la DG Mare (Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca). Roller se mostró satisfecha con los avances habidos en la implantación de la obligación de desembarque, que ha traído un cambio de mentalidad en la pesca, más gestión sostenible y más investigación e inversión en selectividad de las artes, pero también hizo ver que aún se está a medio camino. «Hay pesquerías en el golfo de Vizcaya, por ejemplo, en las que se sigue descartando un 15 o un 20%. Mismo la merluza del Cantábrico está en un 19 %, según los datos que les acaba de facilitar el ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar). Y dados esos porcentajes, Roller duda de que se acepte la justificación científica de ciertas excepciones y, sobre todo, de que se renueven.

Cámaras a bordoLa representante de la Comisión también aludió a la necesidad de mejorar el control del cumplimiento y de la opción de usar cámaras a bordo «allí donde sea oportuno».

El presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, Basilio Otero, reflejó lo que piensa el sector sobre esta normativa: «es un lío». «Para la gente del mar es un auténtico caos», manifestó el también patrón mayor de la cofradía de Burela, que añadió que incluso el Ejecutivo español tuvo que cambiar varias veces la norma para adaptarla «y que no se quedara un barco en puerto por 250 euros de venta de una especie».

El debate sobre esta norma impulsada por Bruselas y que se fue aplicando en el sector progresivamente centró la mesa titulada A implementación da obriga de desembarque na frota española: avance ou retroceso cara a unha pesquería sostible, que contó con representantes de las administraciones gallega, española y europea, y de la pesca. El presidente de las cofradías nacionales señaló que esta normativa nació con una paradoja: no se puede tirar proteína animal al mar „»un objetivo loable»„, pero dependiendo el descarte también está prohibido para el consumo humano. Otero manifestó que al no devolver ese pescado al mar «se rompe con la cadena trófica», ya que ese producto desechado «era alimento para otras especies».

El cardiólogo, Guillermo Aldama que de forma muy amena y didáctica dejó claro que la fuente de la eterna juventud es nuestra dieta mediterránea, la única que cuenta con ese aval científico, y que la mejor manera de tener células premium es «comer grasas premium», las omega-3 del pescado, que nuestro cuerpo no puede fabricar. Algo tan sencillo como comer pescado puede reducir en un 70% la muerte súbita, principal causa de mortalidad en España. Además de reducir la ansiedad, las alergias, psoriasis, mejorar el desarrollo intelectual, reducir enfermedades autoinmunes..

Leave a Reply

2732   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

¿Quieres recibir noticias gratis de Europa Azul?

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios