Marina Mercante

Los puertos en su mejor momento gracias al crecimiento económico

El crecimiento de la economía mundial otorga buenas señales, pero existen otros factores que no hacen ver el panorama de forma tan optimista.La mejoría de las condiciones económicas mundiales ha dado lugar a volúmenes récord en varios puertos este año. Al comienzo del segundo trimestre de 2017, el FMI elevó su pronóstico para el año con un aumento proyectado en el crecimiento económico del 3,1% al 2016 al 3,5% en 2017 y al 3,6% en 2018.

Las perspectivas elevadas del FMI para el crecimiento económico son un signo alentador, especialmente para el comercio, ya que esta proyección es ligeramente superior al 3,4% proyectado a comienzos de 2017, situación que se ve apuntalada con las tarifas de los fletes.  La capacidad adicional ingresará al mercado de flete marítimo en 2018 y 2019, y varias navieras ya han anunciado planes para aumentarla aún más.

El mercado del transporte marítimo contenerizado tocó fondo en 2016. Las navieras perdieron una cantidad récord de dinero, mientras que las tarifas llegaron a mínimos históricos. Entonces, la expectativa para 2017 era que solo quedaba un camino: ir hacia arriba.Y de hecho, las tarifas aumentaron. Debido a la consolidación de la industria naviera, las tarifas se han más que duplicado en algunas rutas. Por ejemplo, en junio de 2016, se observó que las tarifas eran de 616 US$ para un buque contenedor de 40 pies que viajaba entre China y el norte de Europa; un año después, la tarifa era de 1.470US$

Sin embargo, en una publicación de febrero de 2017, Patrik Berglund, CEO de Xeneta advirtió: “No puedo dejar de insistir en que, aunque las tarifas de flete marítimo de 2017 muestran todas las señales de mejoría, nunca podemos estar demasiado seguros. La sobrecapacidad sigue siendo un problema que no se ha tratado al 100%, aunque haya un número récord de buques paralizadod”.

Explicó que “también deberíamos estar atentos a cualquier naviera nueva que quiera jugar en el mercado, y que, al hacerlo, baje sus tarifas para ganar cuotas de mercado. Todos los ojos deben apuntar a las próximas negociaciones, porque si cualquiera comienza a lograr acuerdos con bajos precios contractuales y a largo plazo, sería un catalizador para reducir también el mercado spot. Entonces, todo podría comenzar de nuevo, y podemos revivir 2016”.

A pesar de que ha habido una cierta consolidación en el mercado, afortunadamente, no han habido “navieras arriesgadas” interesadas en alterar las tarifas.

La incertidumbre a inicios de 2017

En el primer trimestre de 2017, muchos optaron por demorar sus negociaciones hasta después del Año Nuevo chino.

En el mismo período, los expedidores intentaron cerrar las tarifas para el resto de 2017 o los próximos 12 meses, con todo un escenario de incertidumbre respecto a las acciones de las nuevas alianzas.

En un período de 12 meses la principal ruta de conexión entre China y Europa fue sumamente inestable. Pese a que el mercado comenzó 2016 con un peak influenciado por el año nuevo chino, en el segundo trimestre de 2017, los promedios de carga se estabilizaron a lo que se vio en los restantes nueve meses más o menos.

Si bien, en general, no hubo un aumento repentino en las tarifas de flete marítimo, en 2017 hubo indicios de un mercado con una tendencia al alza muy lenta.

Lo anterior se relaciona muy bien con las expectativas planteadas por el FMI sobre el crecimiento del comercio mundial que tendrá un impacto en los precios del flete marítimo en 2018.

Expectativas para 2018

En un artículo reciente en el Journal of Commerce, Patrik Berglund, señaló: “Nuestros clientes ya están pactando tarifas para 2018 y acumulando datos en nuestra plataforma. Aquí ya vemos muchos contratos a largo plazo comprometidos para todo 2018 al doble del valor más bajo de 2016. Si el mercado se mantiene así durante los próximos dos meses, las negociaciones de contratos para 2018 entrarán en juego en un mercado bastante más saludable”.

En un ejemplo citado por JOC fue el de la ruta China-Norte de Europa, donde destacaron los contratos a largo plazo para 2018 por debajo del máximo de 2017, pero a más del doble del punto promedio más bajo registrado en 2016.

Desde una perspectiva económica, las expectativas son altas para 2018. Según Goldman Sachs Group Inc. y Barclays Plc el crecimiento mundial alcanzará el 4%, y se espera que las economías del G7 superen las proyecciones por primera vez desde 2010. De hecho, vale la pena señalar que una tasa de crecimiento global del 4% el próximo año sería la más fuerte desde 2011. El economista de Barclay escribió en una nota de noviembre que este crecimiento “no depende demasiado de ninguna región geográfica, industria, o fuente de demanda”.

Aún no se sabe cómo impactará el fortalecimiento de la economía global para el mercado de transporte marítimo.

La capacidad sigue siendo un problema independientemente de las perspectivas del FMI, y junto las mayores expectativas para 2018, podrían presionar las tarifas a la baja dependiendo de la ruta. También es necesario monitorear cómo reaccionarán las alianzas y, por último, cómo se dará la consolidación.

¿Continuará este fenómeno? Todavía hay algunos eventos políticamente motivados que podrían dar forma a la industria de contenedores en el futuro inmediato. Brexit y el destino del comercio de la UE. En opinión de Xeneta, si el mercado se mantiene estable durante al menos el primer trimestre de 2018, aunque las tarifas parezcan más bajas en este momento, puede ser miope decir que el mercado de 2018 no será saludable para los operadores.

Sin embargo, se deben poner las cosas en perspectiva. Según el informe Cargo Shipping Market – Global Trends and Forecast to 2021, el crecimiento en el transporte de contenedores será mayor en comparación con otros tipos de carga (líquidos, sólidos y general). Después del año fiscal 2018, el informe indica que se prevé que el mercado del transporte de carga alcance 12.500 millones de toneladas con una tasa compuesta anual de 3,5% desde 2016 hasta 2021 en general, con el mercado de contenedores como el más prometedor.

Xeneta, de acuerdo a su base de datos, observa que en ciertas rutas como la ruta China-Norte de Europa, algunas de las nuevas tarifas contractuales a largo plazo para 2018 son más bajas que las tarifas máximas de 2017 pero mucho más altas que el promedio más bajo en 2016. En el lado positivo, se espera que las navieras obtengan una pequeña ganancia de alrededor de US$1.500 millones a fines de 2017 con un crecimiento del 5% en 2018, lo que significa que los contratos de 2018 pueden marcar un año saludable para las navieras.

Leave a Reply

1632   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios