Investigación

temperatura de los océanos

La productividad de trabajos de las ciencias oceánicas se incrementa todos los años

El Informe mundial de las Ciencias Oceánicas destaca  que los trabajos desarrollados por estas se incrementan todos los años. Así aporta diez conclusiones claras.

 

1. Las ciencias oceánicas mundiales son “megaciencias”. El ejercicio de las ciencias oceánicas requiere un personal numeroso y material caro y de gran tamaño, como buques, instalaciones oceánicas y laboratorios situados en la costa. Estos recursos están distribuidos por todo el mundo, e incluyen, por ejemplo, 784 estaciones marinas, 325 buques de investigación y más de 3.800 boyas Argo.

 

2. Las ciencias oceánicas son multidisciplinarias. La mayoría de las instalaciones de ciencias oceánicas se ocupan de varias disciplinas de las ciencias oceánicas (39%), mientras que una minoría está especializada en observaciones (35%) o pesca (26%). 3. Hay un mejor equilibrio de género en las ciencias oceánicas que en las ciencias en general. Las mujeres científicas representan de media un 38% de los investigadores en las ciencias oceánicas, alrededor de un 10% más que en las ciencias en general.

4. El gasto en ciencias oceánicas es muy variable en todo el mundo. Las ciencias oceánicas representan entre el 0,1% y el 21% del gasto en ciencias naturales, según los datos disponibles, y entre menos del 0,04% y un 4% del gasto total en investigación y desarrollo. Entre 2009 y 2013 el gasto en ciencias oceánicas varió según la región o el país: en algunos casos se incrementó el gasto anual en ciencias oceánicas, mientras que otros se redujo significativamente.

5. Las ciencias oceánicas reciben financiación alternativa. La financiación privada, en particular la filantropía, proporciona en algunos casos un apoyo adicional a las ciencias oceánicas, y permite el desarrollo de nuevas tecnologías en dicho ámbito.

 

6. La productividad de las ciencias oceánicas está aumentando. La magnitud y el alcance de las ciencias oceánicas se están expandiendo, lo que está dando lugar a una mayor producción científica. Si comparamos los periodos 2000-2004 y 2010-2014, China, Irán, la India, Brasil, la República de Corea, Turquía y Malasia presentaron el mayor crecimiento relativo en producción científica. China se ha convertido en una importante fuente de nuevas publicaciones, y los Estados Unidos, Canadá, Australia y las naciones europeas (el Reino Unido, Alemania, Francia, España e Italia) siguen siendo los principales productores de publicaciones en ciencias oceánicas.

 

7. La colaboración internacional aumenta el índice de citas. Generalmente, los países de América del Norte y Europa cuentan con un factor multiplicador o de impacto (proporción de citas con respecto a las publicaciones) más alto que los países de otras partes del mundo. El grado de colaboración internacional de un país tiene un impacto en su índice de citas. De media, las publicaciones escritas por científicos de varios países se citan con más frecuencia que otras publicaciones cuyos autores son todos del mismo país.

 

8. Los centros de datos oceánicos prestan servicios a múltiples comunidades de usuarios con una amplia gama de productos. A nivel internacional, el principal tipo de información que archivan los centros de datos oceánicos son los datos físicos, seguidos de los datos biológicos y los datos químicos. Menos de la mitad de los centros de datos oceánicos proporcionan datos sobre los contaminantes o la pesca. Los tres principales productos de datos proporcionados por los centros de datos oceánicos son los metadatos, los productos de Sistemas de Información Geográfica (SIG) y el acceso a datos brutos. Los centros de datos oceánicos prestan tres tipos de servicio principales: archivo de datos, visualización de datos y control de calidad de los datos. 9. La interacción entre las ciencias y las políticas puede darse por muchas vías. Actualmente las políticas en ciencias oceánicas y la diplomacia científica se centran en determinar las áreas prioritarias de investigación científica y en dirigir la producción y el uso de conocimientos para responder a las necesidades de la sociedad y preparar a las naciones para los problemas del futuro en los planos nacional, regional y mundial. 10. Únicamente unos pocos países cuentan con inventarios nacionales sobre capacidades en materia de ciencias oceánicas. La naturaleza multidisciplinaria de las ciencias oceánicas complica los esfuerzos por establecer mecanismos de presentación de informes para realizar inventarios de las capacidades en materia de ciencias oceánicas; la organización de las capacidades nacionales, académicas y federales para la investigación marina varía enormemente. Lo que es válido para el océano, sus recursos y servicios de ecosistemas, también vale para las capacidades en materia de ciencias oceánicas: no se puede gestionar lo que no se mide. Para impulsar el desarrollo sostenible basado en los océanos, es necesario contar con unos niveles de referencia en cuanto a dónde y cómo se están utilizando las capacidades existentes en materia de ciencias oceánicas para empoderar a la sociedad, mantener el medio ambiente y generar conocimientos para apoyar la gestión de los océanos y desarrollar productos, servicios y empleo útiles. El Informe servirá para ayudar a colmar esta brecha. Determina y cuantifica los elementos clave de las ciencias oceánicas a nivel nacional, regional y mundial, incluida la mano de obra, la infraestructura y las publicaciones.

Leave a Reply

1835   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios