Acuicultura

Carlos Iturgaiz presenta una petición hacia la potenciación de la acuicultura sostenible

El eurodiputado Carlos Iturgaiz ha presentado una petición en el Parlamento Europeo, bajo el título: Hacia un sector europeo de la acuicultura sostenible y competitivo: situación actual y futuros desafíos, en el que pide la potenciación de este sector.En Europa, la acuicultura constituye el 20 % de la producción pesquera y da empleo directamente a unas 85 000 personas. El sector está formado principalmente por pymes o microempresas en zonas costeras y rurales. La acuicultura europea ofrece productos de gran calidad, además de un alto grado de sostenibilidad y estrictas normas de protección de los consumidores.

 

La producción general de la Unión se ha mantenido más o menos estable en volumen desde 2000, mientras que la producción mundial, durante el mismo periodo, ha crecido aproximadamente un 7 % al año. Entre 2009 y 2013 la producción se redujo en aproximadamente 100 000 toneladas. En un contexto de crisis económica y competencia al alza de terceros países, durante los últimos diez años el volumen de la producción acuícola en la Unión ha sufrido una recesión. Esto ha provocado también cambios estructurales en el sector, principalmente la consolidación y fusión de pequeñas empresas, lo que ha provocado la prevalencia de grandes empresas en el sector de la maricultura de pescado y pocos inversores nuevos. No obstante, por número, la acuicultura de la Unión está formada predominantemente por microempresas.

 

Con todo, el «Crecimiento azul», una estrategia a largo plazo para apoyar el crecimiento sostenible en los sectores marino y marítimo, sitúa la acuicultura entre los sectores con mayor potencial de empleo y crecimiento sostenibles, junto con el turismo costero, la biotecnología marina, la energía oceánica y la explotación minera de los fondos marinos. Además, más importante aún, la acuicultura debe desempeñar un papel fundamental en nuestra sociedad: esta «debe contribuir a preservar el potencial de producción de alimentos en todo el territorio de la Unión sobre una base sostenible, a fin de garantizar a los ciudadanos de la Unión la seguridad alimentaria a largo plazo, incluido el suministro de alimentos, así como el crecimiento y el empleo, y contribuir a satisfacer la creciente demanda mundial de alimentos de origen acuático» (considerando 53 del Reglamento básico sobre la política pesquera común). No obstante, a pesar de las buenas intenciones a escala de la Unión, concretamente las reflejadas en el Reglamento básico sobre la política pesquera común, así como en las Comunicaciones de la Comisión Europea pertinentes —en 2009, con el objetivo de dar un «nuevo impulso» y de «construir un futuro sostenible para la acuicultura», y en 2013 proponiendo «directrices estratégicas», acciones a escala nacional, regional o local—, estas no respondieron a las expectativas del sector y el entusiasmo inicial se transformó rápidamente en decepción y derrotismo.

 

La complejidad administrativa y la falta de transparencia en la concesión de licencias, la negativa a conceder licencias por parte de las autoridades locales, a menudo con el pretexto de incumplimiento de los requisitos medioambientales, la dificultad de acceder al espacio y el agua, probablemente complicada por las demandas sociales (falta de información adecuada al consumidor sobre los productos y actividades acuícolas, la mala imagen de la acuicultura, la demanda desproporcionada de mejoras adicionales en términos de huella medioambiental o bienestar animal), agravadas por las presiones externas (cambio climático, enfermedades), han aniquilado los esfuerzos positivos de las instituciones de la Unión. Por todo ello, la acuicultura de la Unión no ha sido capaz de aprovechas las numerosas oportunidades, patentes en el desarrollo global del sector, el in

POSICIÓN DEL PONENTE

 

El ponente opina que para conseguir un sector acuícola que crece, dinámico, sostenible e innovador en la Unión, resulta fundamental superar los obstáculos descritos, para lo cual la mayor preocupación es crear condiciones de competencia equitativas dentro de la Unión y con los competidores de terceros países.

 

La Unión debería aprovechar sus conocimientos técnicos, su experiencia y sus valores, conservándolos al tiempo que los exporta a terceros países que desean acceder al mercado de pescado y marisco de la Unión. La Estrategia para el desarrollo sostenible de la acuicultura europea adoptada por la Comisión Europea en 2009, así como las directrices estratégicas propuestas en 2013, siguen siendo pertinentes a día de hoy y aún suponen un reto: simplificar los procedimientos administrativos; garantizar un desarrollo y crecimiento sostenibles de la acuicultura a través de una ordenación del espacio coordinada; reforzar la competitividad de la acuicultura de la Unión; promover condiciones de competencia equitativas para los operadores de la Unión explotando sus ventajas competitivas. En este contexto, el ponente opina que sin reducir la burocracia, mejorar la transparencia y una planificación eficaz, una mejor coordinación a escala nacional y de la Unión, planes estratégicos nacionales que compartan los objetivos fijados a escala de la Unión y que cumplan los requisitos del Reglamento básico sobre la PPC, un enfoque holístico a la ordenación del espacio y la debida consideración de la acuicultura al lado de sectores asentados e influyentes, una participación adecuada de las partes interesadas, principalmente mediante el refuerzo del Consejo Consultivo de Acuicultura, una legislación europea más estricta en cuanto a la importación de productos acuícolas y mejores controles en las fronteras, una mejor comunicación al consumidor y un etiquetado adecuado a lo largo de toda la cadena, desde la producción hasta que el producto llega a la mesa, un «mercado común» de vacunas, no puede haber seguridad para las empresas ni desarrollo sostenible del sector acuícola de la Unión. Un informe reciente del Grupo de Alto Nivel de Asesores Científicos del Mecanismo de Asesoramiento Científico, «Food from the Oceans – How can more food and biomass be obtained from the oceans in a way that does not deprive future generations of their benefits?», afirma que el potencial mayor y más viable identificado de cara a su expansión global se encuentra en la maricultura. Entre sus recomendaciones figuran las siguientes: «Integrar un paradigma de cultivo […] responsable respecto de los alimentos procedentes de los océanos en las agendas políticas generales a escala de la Unión y de los sistemas globales»; «Llevar el desarrollo de la maricultura en Europa a un nivel superior y más estratégico a través de un marco político integral y concertado, lo que pasa por proporcionar orientación sobre la inclusión de requisitos de maricultura en la aplicación de la Directiva de la Unión sobre ordenación del espacio marítimo de 2014 y por extender la cooperación tecnológica a la maricultura en el marco de acuerdos de colaboración de pesca sostenible entre la Unión y los países socios del sur». El ponente no podría estar más de acuerdo con todo ello. Se han identificado los problemas, el diagnóstico es bueno y las soluciones propuestas hasta el momento son muy pertinentes. Lo que se necesita es impulso político. Por otro lado, en un contexto de respeto mutuo del papel de cada uno —instituciones de la Unión y administraciones locales y regionales de los Estados miembros—, la dosis necesaria de subsidiariedad con respecto a la gestión de la acuicultura de la Unión debe combinarse con una actuación reforzada a escala de la Unión, fijando objetivos aplicables a toda la Unión, al tiempo que se opta por metas regionales adaptadas a las especificidades de cada rama de la acuicultura a escala local o regional. El PR\1136563ES.docx 17/17 PE612.127v01-00 ES principio de subsidiariedad pretende garantizar que las decisiones se toman lo más cerca posible del ciudadano, pero sin excluir la acción a escala de la Unión cuando esté justificada a la luz de las posibilidades disponibles en el ámbito nacional, regional o local. El informe del Mecanismo sigue esta misma línea: «Desde un punto de vista político, debe respetarse la subsidiariedad […]. Con todo, existe margen y valor en el despliegue de esfuerzos más enérgicos y proporcionados a escala de la Unión para apoyar condiciones de competencia equitativas y prestar más atención a la maricultura junto con otros aspectos de “Food from the Ocean”, de manera similar a la política agrícola o una política alimentaria más amplia». «El marco político […] debería capitalizar los considerables esfuerzos que ya se han emprendido (como la aplicación en curso de las directrices estratégicas para la acuicultura de la Unión de 2013), llevándolos a un nivel de prioridad estratégica superior». Se avecinan oportunidades y compromisos que no deberíamos perder para conceder a la acuicultura de la Unión el lugar que merece: la Comisión Europea presentará, a finales de 2018, una evaluación de la situación por lo que respecta a los requisitos de concesión de licencias y la asignación de espacio a la acuicultura, a partir de los informes de los Estados miembros sobre el progreso de sus respectivos planes estratégicos nacionales de acuicultura. En 2021 a más tardar, los Estados miembros deben haber adoptado planes nacionales de ordenación del espacio marítimo, tal como prevé la Directiva de la Unión por la que se establece el marco de la ordenación del espacio marítimo. Asimismo, la futura PPC debe incluir medidas y los medios financieros necesarios para acompañar el desarrollo sostenible de un sector acuícola de la Unión próspero.

Entre sus propuestas están:

 

Explotar el potencial de la acuicultura de la Unión 1. Hace hincapié en la necesidad de impulsar el desarrollo de la acuicultura de la Unión y la innovación en este sector, mejorar su competitividad, promover la actividad económica y la diversificación, incrementar la contribución del sector a la seguridad alimentaria y nutricional de los ciudadanos de la Unión, y mejorar la calidad de vida en las zonas costeras y del interior; 2. Acoge con satisfacción la Comunicación de la Comisión titulada «Directrices estratégicas para el desarrollo sostenible de la acuicultura de la UE» y la identificación que en ella se hace de los ámbitos en que deben centrarse los esfuerzos para explotar el potencial de la acuicultura de la Unión para que pueda contribuir al objetivo de colmar la brecha entre el consumo y la producción de pescado y marisco en la Unión de forma sostenible desde el punto de vista ambiental, social y económico; 3. Destaca que el crecimiento sostenible debe basarse en: seguridad para las empresas, que puede crearse a través de marcos administrativos más eficientes, transparencia de la gobernanza reforzada, criterios claros y homogéneos para la concesión de licencias en toda la Unión, procedimientos comunes de gestión de enfermedades y acceso a los tratamientos veterinarios oportunos, ordenación eficaz del espacio, la disponibilidad de documentos de orientación, intercambio de buenas prácticas, apoyo del Consejo Consultivo de Acuicultura, y apoyo financiero adecuado;

 

4. Valora las conclusiones y recomendaciones del dictamen científico titulado «Food from the Oceans» (Los alimentos que obtenemos de los océanos) de noviembre de 2017 con respecto al desarrollo y la aplicación de la política marítima, de pesca y acuícola en los próximos años para ayudar a incrementar la cantidad de alimentos sostenibles que obtenemos de los océanos; 5. Reconoce la importancia de la seguridad alimentaria y nutricional para los ciudadanos de la Unión y la necesidad de dietas sostenibles y saludables, sistemas alimentarios con un enfoque climático inteligente y sostenibles desde el punto de vista ambiental, circularidad y eficiencia en el uso de recursos de los sistemas alimentarios, fomentar la PR\1136563ES.docx 9/17 PE612.127v01-00 ES innovación y la capacitación de las comunidades; 6. Reitera que el desarrollo de la acuicultura europea ha de vincularse a la necesidad básica y fundamental de una producción alimentaria sostenible, y que debe ocupar un lugar más prominente en la agenda global de la Unión; 7. Pide a la Comisión que lleve a cabo un análisis pormenorizado y que garantice el seguimiento oportuno de cada una de las recomendaciones del Grupo de Alto Nivel de Asesores Científicos; 8. Pone de relieve que cualquier política de acuicultura europea sostenible debe tener en cuenta las características y las diferencias en cuanto a necesidades y desafíos de los distintos tipos de producción acuícola (pescado de agua salada, pescado de agua dulce, moluscos, crustáceos, algas y equinodermos), así como desarrollar medidas específicas que también tengan en cuenta las diferencias geográficas y los posibles efectos del cambio climático; Simplificación de los procedimientos administrativos 9. Destaca el papel fundamental de los entes locales y regionales europeos en el desarrollo de la acuicultura y, en particular, en la ejecución de los planes estratégicos plurianuales definidos por los Estados Miembros; 10. Hace hincapié en que el crecimiento sostenible de la acuicultura debe basarse en la seguridad empresarial, que puede crearse mediante: a) la simplificación de los procedimientos administrativos: menos trámites burocráticos; b) mayor transparencia y planificación adecuada; c) mejor coordinación por lo que respecta a las competencias compartidas de la Unión, los Estados miembros y, en su caso, los entes regionales; d) procedimientos de concesión de licencias claros y transparentes acompañados de plazos limitados para alcanzar un acuerdo, con vistas a no disuadir a los inversores; e) supervisión estrecha de los planes estratégicos nacionales plurianuales de los Estados miembros por parte de la Comisión; f) directrices de la Comisión para los planes estratégicos nacionales de cara a la aplicación uniforme de la legislación de la Unión (principalmente la medioambiental y para garantizar la salud de los animales acuáticos), incluida una aplicación mejor por parte de los Estados miembros para que los operadores disfruten de condiciones de competencia equitativas en el territorio de la Unión; g) estrecha cooperación entre la Comisión y las autoridades competentes (de ámbito nacional, pero también local y regional) en la aplicación de la legislación de la Unión (principalmente la medioambiental); h) mecanismos para el intercambio de información y de buenas prácticas entre los Estados miembros, a través de un método abierto de coordinación de las medidas PE612.127v01-00 10/17 PR\1136563ES.docx ES nacionales relativas a la seguridad de las empresas, el acceso a las aguas y al espacio de la Unión y la simplificación administrativa del proceso de concesión de licencias; i) apoyo mediante la financiación pública adecuada a escala nacional y de la Unión; 11. Sugiere, por lo que respecta al sistema administrativo, el uso de una «ventanilla única» que asumiría y ejercería todas las responsabilidades, permitiendo presentar la documentación pertinente a un solo órgano administrativo; estima que ello mejoraría considerablemente la relación entre el usuario final y los distintos niveles de la administración pública; 12. Recomienda establecer un sistema de concesión de licencias simplificado o «acelerado», por el cual la administración competente otorgue un certificado provisional que permita a los operadores que cumplan unos criterios predefinidos iniciar sus actividades; estos criterios podrían basarse en el historial de los solicitantes o en el hecho de que hayan presentado un proyecto de acuicultura pionero en términos de innovación o sostenibilidad, o en el establecimiento de zonas reservadas de mitigación de la acuicultura en las que se definan de antemano los usos que son incompatibles con la acuicultura; Equidad en la interacción con otros sectores 13. Subraya que una ordenación espacial adecuada debería tener en cuenta todos los sectores (enfoque holístico), cuestiones de sostenibilidad y la seguridad alimentaria, sin favorecer necesariamente a los sectores tradicionales (el «pasado») en detrimento de otros más modernos (el «futuro»); 14. Señala que es fundamental considerar debidamente los intereses del sector de la acuicultura y que este reciba un trato equitativo cuando interactúe con otros sectores, por ejemplo, en la ordenación del espacio; 15. Señala que la ordenación del espacio y las condiciones de concesión de licencias suponen la razón más probable por la que otros sectores importantes o de peso se muestran reacios a compartir espacio; 16. Insiste en que la legislación debe adoptarse tras haber consultado, en pie de igualdad, a todos los agentes interesados (y no solo a los más importantes o influyentes); Adaptación de la legislación a las necesidades de la acuicultura 17. Hace hincapié en que la sostenibilidad medioambiental debe ir de la mano de la sostenibilidad social y económica (la sostenibilidad se asienta sobre tres pilares), y en que debe darse la consideración debida a la contribución actual y potencial de la acuicultura a la seguridad alimentaria en la Unión; 18. Subraya que la legislación de la Unión debe adaptarse mejor a las realidades, especificidades y necesidades de la acuicultura; 19. Reitera que el sector debería participar más activamente en la toma de decisiones; Mejora de la competitividad PR\1136563ES.docx 11/17 PE612.127v01-00 ES 20. Destaca que es necesaria una legislación de la Unión en materia de importaciones más estricta para garantizar que estas cumplen las mismas normas medioambientales y de seguridad alimentaria que los productos de la Unión; 21. Pide que se lleven a cabo más y mejores controles en las fronteras; 22. Señala que la Unión debería exportar sus normas de sostenibilidad y conocimientos especializados; cree que esto resulta especialmente importante en el caso de las regiones vecinas que producen especies similares a las producidas en la Unión (p. ej., norte de África y Oriente Próximo); 23. Invita a la Comisión a fomentar, en el ámbito de la política de la Unión de cooperación con los países en desarrollo, acciones de apoyo y formación que contribuyan a promover la acuicultura sostenible y a aumentar la concienciación de los productores acuícolas en dichos países con respecto a una política de calidad y unas normas de producción más elevadas, especialmente en lo que respecta a los parámetros medioambientales, sociales y de higiene; 24. Pide a la Comisión que investigue cuál es la mejor forma de realizar un seguimiento de los procedimientos de cultivo, por lo que respecta a las normas medioambientales, sociales y de higiene, en los terceros países exportadores, con vistas a la aplicación de condiciones de competencia equitativas internacionalmente;

 

 

 

Mejora de la información al consumidor

 

Insiste en una aplicación más estricta de la legislación de la Unión en materia de etiquetado e información al consumidor, tanto en las lonjas de pescado como en el sector de la hostelería, la restauración y el catering (HORECA); estima que esto es importante para todos los productos de la pesca (y no solo los productos acuícolas), tanto importados como producidos en la Unión; considera que para ello el Reglamento relativo al control debería adaptarse y reforzarse;

 

Disponibilidad de productos veterinarios Señala que la legislación veterinaria de la Unión debe adaptarse mejor a las realidades y necesidades de la acuicultura, teniendo en cuenta las distintas especies y las diferencias operativas; 27. Resalta que es necesario un verdadero mercado común de la Unión de vacunas y otros productos veterinarios, especialmente en el caso de especies «menores»;

 

. Subraya la necesidad de favorecer la investigación científica en los programas europeos y nacionales sobre la salud del pescado y el marisco, y el desarrollo de nuevos productos veterinarios para especies acuáticas;

 

Mejor comunicación . Señala la necesidad de comunicar mejor los beneficios de la acuicultura; 30. Pide a la Comisión que fomente campañas genéricas de la Unión intensas y duraderas que expliquen las virtudes en cuanto a sostenibilidad de los productos acuícolas de la PE612.127v01-00 12/17 PR\1136563ES.docx ES Unión, centrándose en sus elevados patrones en cuanto a calidad y medioambiente en comparación con los importados desde terceros países, como es el caso de la etiqueta «Criado en la UE»; 31.

 

Destaca la necesidad de fomentar y financiar campañas de promoción de los regímenes de calidad regionales; 32. Respalda a los Grupos de Acción Local de Pesca (FLAG) en el ámbito de la acuicultura de la red FARNET en la promoción de sus actividades a escala local, nacional y europea; Apoyar la investigación y la innovación 33. Señala que el FEMP, que destina 1 200 millones EUR al desarrollo sostenible de la acuicultura de la Unión, así como otras fuentes de financiación, como por ejemplo Horizonte 2020, brindan oportunidades de cara a la innovación; 34. Hace hincapié en que Horizonte 2020 y el 9PM deben seguir apoyando las actividades de investigación en acuicultura que mejoren la competitividad del sector y den respuesta a las cuestiones destacadas en la conferencia de 2016 de la Comisión, «FOOD2030», así como en el dictamen del Grupo de Alto Nivel de Asesores Científicos, «Food from the Oceans»; 35. Cree que la Comisión debería consultar a la Plataforma Europea de Tecnología e Innovación en Acuicultura (EATIP) y al Consejo Consultivo de Acuicultura sobre los asuntos prioritarios que deben incluirse en los planes estratégicos nacionales; 36. Señala que debería reforzarse la cooperación entre la comunidad científica y los productores acuícolas; Fomento de la formación y el empleo 37. Pide a la Comisión y a los Estados miembros que garanticen una formación profesional apropiada en el ámbito de la acuicultura y que fomenten el posible reciclaje de los pescadores profesionales en métodos alternativos de gestión de los entornos acuáticos, ayudando así también a crear puestos de trabajo para los jóvenes de las zonas rurales y costeras y de las regiones ultraperiféricas y, en general, de las regiones que dependen en gran medida de la pesca y las actividades acuícolas; Garantizar una financiación adecuada a través del FEMP 38. Acoge con satisfacción la promoción de una acuicultura sostenible y competitiva como una de las prioridades del FEMP; muestra su preocupación, no obstante, por que, según las conclusiones del estudio publicado en 2014 por el Tribunal de Cuentas Europeo, su predecesor, el Fondo Europeo de Pesca (FEP), no apoyó eficazmente el desarrollo sostenible de la acuicultura; señala que, según el Tribunal, en el ámbito de la UE las medidas de apoyo no fueron debidamente concebidas y supervisadas y no proporcionaron un marco suficientemente claro para el desarrollo de la acuicultura; señala, asimismo, que a escala nacional las medidas de apoyo no se concibieron ni aplicaron debidamente y los planes estratégicos nacionales y sus programas operativos PR\1136563ES.docx 13/17 PE612.127v01-00 ES no habían proporcionado una base suficientemente clara para el fomento de la acuicultura, y que la situación no ha mejorado realmente con el apoyo del FEMP; 39. Constata que el retraso en la aprobación del Reglamento del FEMP y de los programas operativos de los Estados miembros hizo que el aprovechamiento real de los fondos del FEMP por parte de los operadores no comenzase hasta finales de 2016 en el mejor de los casos, lo que supone un retraso de casi tres años; 40. Insta a que se simplifiquen el procedimiento y los documentos que han de presentarse para obtener financiación del FEMP; 41. Solicita que como condición previa para que los Estados miembros accedan a la financiación del FEMP, estos hayan alcanzado plenamente al menos el 50 % de las metas identificadas en los planes estratégicos nacionales; 42. Destaca que se debe intensificar el apoyo que se presta a las organizaciones de productores, para que puedan convertirse en pilares de la OCM; Simbiosis armoniosa con la pesca 43. Señala que no debería existir ningún tipo de antagonismo entre la pesca y la acuicultura, y que ambos sectores pueden ser perfectamente compatibles y complementarios, especialmente en las regiones costeras con gran dependencia de tales actividades; 44. Reitera sus consideraciones ya expuestas en su Resolución sobre la elaboración de un plan europeo de gestión de las poblaciones de cormoranes para reducir sus crecientes repercusiones en los recursos pesqueros, las pesquerías y la acuicultura, y recuerda que la reducción de los daños ocasionados por los cormoranes y otras aves de presa a las explotaciones acuícolas es un factor importante de los costes de producción y, en consecuencia, fundamental para asegurar la supervivencia y la competitividad de las mismas; 45. Encarga a su presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión

 

 

 

Leave a Reply

1819   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios