Noticia general

Los atuneros luchan por la gobernanza oceánica en el Indico y en el Pacífico

La flota atunera española agrupada en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (OPAGAC) desarrolla una intensa actividad para extender la Gobernanza Oceánica en los océanos Pacífico e Índico. Concretamente, la flota participa en la 91º Reunión extraordinaria de la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT), Organización Regional de Pesca (ORP) que gestiona la pesquería en la zona del Pacífico Oriental, y en la 6ª reunión del Grupo de Trabajo en Colaboración y Cooperación en Pesquerías de Atún de la Comisión del Suroeste del Océano Índico.

Cabe recordar que la flota atunera española defendió en la UE, hace tan sólo unas semanas, el papel crucial que viene desempeñando, desde hace años, para garantizar la seguridad y la denominada Gobernanza Oceánica[ La Gobernanza Oceánica se define como un conjunto de reglas, prácticas e instituciones que interactúan a todos los niveles para proporcionar equidad y sostenibilidad en la asignación y gestión de los recursos y espacios oceánicos (Mann Borgese, Bailet, 2001).] en aquellos océanos en los que opera y ofreció a Karmenu Vella, comisario de Asuntos Marítimos y Pesca de la UE, a la UE aprovechar esta capacidad, para conseguir el objetivo que la Comisión Europea y la Presidencia de Malta se han marcado para su promoción, así como para prevenir la sobreexplotación pesquera.

Océano Pacífico
En el primero de estos foros, que se desarrolla en San Diego (California), la flota atunera española confía en poder apoyar el mantenimiento de las medidas de gestión que se han estado aplicando hasta la fecha y que se traducen en la parada de actividad de toda la flota de cerco que faena en el Pacífico Oriental, durante 62 días al año.

La reunión debate sobre la necesidad de realizar algún ajuste en la cantidad de los días de parada, debido al aumento del número de buques que faenan en la zona, que ha elevado en un 10% la capacidad operativa en los últimos tres años, hasta alcanzar los 255.972 m3.

En este foro, OPAGAC defiende la adopción de otras medidas de control más efectivas y contrastadas que contribuirían a proteger los stocks. A este respecto, la flota española aboga por crear áreas cerradas a la pesca temporalmente (denominadas “corralito” en el sector) para el atún rabil, basándose en los buenos resultados que esta práctica ha tenido en el patudo. Respecto a esta última especie OPAGAC propone aumentar temporalmente el cierre de los “corralitos” ahora existentes e incluso extenderlo a otras áreas.

Igualmente, OPAGAC solicita un control exhaustivo de la localización de los barcos, mediante la transmisión vía satélite, y a través de VMS (Vessel Monitoring System), de la posición, a la CIAT. Por último, también defiende la adopción de Normas de Control de Capturas que aseguren que las poblaciones se mueven dentro de márgenes de explotación sostenibles y que se toman medidas precautorias cuando existan indicios de que los niveles de explotación aumentan hacia índices insostenibles.

En esta reunión participan 21 países: Belice, El Salvador, Nicaragua, Canadá, Estados Unidos, Panamá, China, Francia, Perú, Colombia, Guatemala, Taipéi Chino, Corea, Japón, Unión Europea, Costa Rica, Kiribati, Vanuatu, Ecuador, México y Venezuela.

Océano Índico
Por su parte, la flota también está presente hasta el próximo viernes en la 6ª reunión del Grupo de Trabajo en Colaboración y Cooperación en Pesquerías de Atún, de la Comisión del Suroeste del Océano Índico. En esta reunión participan doce países costeros del Océano Índico y estudia, entre otras propuestas, las condiciones de acceso mínimas para los acuerdos de pesca. OPAGAC promueve este proceso, en particular en lo que se refiere a la coordinación de actividades a nivel regional, tales como programas de inspección en puerto y observadores.

En opinión de OPAGAC, la adopción de programas regionales de observadores e inspectores ayudaría a los países a armonizar estándares para la recolección y la gestión de la información. Este proceso podría contar con el apoyo económico del sector pesquero, contribuyendo con el salario de observadores y el coste de las inspecciones en puerto.

La reunión también pretende conseguir un acuerdo no vinculante que ayude a estos países a desarrollar mecanismos para ser más eficientes en la gestión de sus recursos a nivel nacional, e internacional. OPAGAC defiende el carácter no vinculante de este acuerdo para evitar el conflicto en la gestión de algunas poblaciones compartidas con la IOTC (Indian Ocean Tuna Commission), quien tiene el mandato de gestión en esta zona de las poblaciones de túnidos.

Los países participantes en esta reunión son Somalia, Comoros, Francia, Kenya, Madagascar, Maldivas, Mauricio, Mozambique, Seychelles, Yemen y Sudáfrica. Igualmente, al foro asiste la UE, como observador, al igual que distintas ONG.

Leave a Reply

520   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Archivo

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios