El suministro de atún  para sashimi, en Japón,  en 2017, acabará siendo por debajo de las 300,000 toneladas métricas por primera vez desde el gran terremoto, según la agencia pesquera del país  que vaticina un suministro menor de atún sashimi en Japón en el año fiscal 2017 (abril 2017-marzo 2018). La cifra que se pronostica  totalizará 289.000t, deslizándose por debajo de 300.000t por primera vez desde 2011 cuando Japón oriental fue devastado por un gran terremoto y tsunami, según Undercurrent news.

El anuncio se basa en los resultados de una discusión en un panel (encabezado por Xiabo Lou de la Universidad de Ciencias Marinas y Tecnología de Tokio) sobre la oferta y la demanda de atún a fines de noviembre. La contracción se atribuye a la disminución del suministro de patudo.

El pronóstico de suministro para todas las especies de atún para octubre-diciembre se mantuvo estable desde un año antes, con una producción por parte de los pescadores japoneses que mostró un ligero descenso mientras que las importaciones se mantuvieron sin cambios. Se estima que los precios al por mayor durante este período continuarán estables. Y, son respecto a la producción en operaciones de aguas exteriores, la pesca fue muy mediocre. En años normales, se producen grandes cantidades de capturas en octubre y noviembre, pero este año la captura ha sido menor también. En oros mares, como el Atlántico las capturas han sido menores, así como la producción de atún de engorde del Mediterráneo.