Noticia general

Anfaco molesta por la no defensa del Gobierno en los contingentes arancelarios

La patronal de la conserva, Anfaco, ha mostrado su sorpresa por la postura que finalmente ha adoptado el Gobierno español en lo relativo a los contingentes arancelarios que se negocian en Bruselas para los próximos dos años. En la reunión del grupo de política interior y exterior de pesca del Consejo sobre esta cuestión, España solicitó que pudiesen entrar libres de aranceles en el mercado comunitario hasta 30.000 toneladas de lomos, cuando la industria calcula que necesita 36.000 para «seguir siendo competitiva, mantener el crecimiento y, por ende, los puestos de trabajo».

La propuesta gubernamental ha sentado tan mal a la industria que no duda en asegurar que la posición adoptada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ataca directamente a la industria e insta a su responsable a rectificar «evitando posturas perjudiciales para el conjunto del país y contrarias a las recomendaciones generales». Y es que, explica Anfaco, la petición de 36.000 toneladas de lomos de atún sin tasas, vital para «continuar la producción y poder crear más puestos de trabajo», no llevaba solo el sello de la conserva española, sino que también era apoyada por países como Italia o Portugal. Eso sin olvidar que la demanda de la industria contaba con el aval del Senado de España, el Parlamento de Galicia, la Federación Española de Alimentos y Bebidas (FIAB), UGT y los procesadores europeos (Aipce-CEP).

Los conserveros critican la postura de España tanto por recoger una menor cantidad (6.000 toneladas menos) de la que solicitaban como por haber cambiado la fórmula tradicional, dado que, según dicen, el ministro Luis Planas ha solicitado 25.000 toneladas para el primer semestre y 5.000 para el segundo. Y ni una cosa ni la otra «dan respuesta a las necesidades de abastecimiento». Eso sin tener en cuenta que esa partición -recuerda Anfaco- fue desestimada por el Senado el 3 de octubre pasado, tras una petición realizada por el Gobierno vasco.

Primer interesado

Anfaco sostiene que España «debería ser el primer país interesado en aumentar el contingente arancelario autónomo de lomos de atún a 36.000 toneladas, tanto por su impacto sobre el empleo como por el desarrollo industrial existente», de ahí que espere una rectificación y un cambio de postura.

La industria explica que la producción comunitaria de conservas de atún -que supone el 65 % del total envasado en España- asciende a 353.000 toneladas y, asegura, esa cantidad solo da para cubrir el 48 % del consumo europeo de este producto. Como quiera que las capturas de la flota comunitaria no son suficientes para abastecer a la industria, es necesaria la importación de materia prima para continuar enlatando y poder crear más puestos de trabajo. Así justifican esas 36.000 toneladas de lomos de atún sin aranceles que reclaman.

Anfaco abunda en el importante peso que la conserva tiene en España, especialmente en zonas altamente dependientes de la pesca, al aglutinar el 68 % de la producción comunitaria de latas de atún y situarse como segundo productor del mundo. Recuerda, además, que en el 2017 fue capaz de incrementar las exportaciones en un 13 % a más de 110 destinos y proporcionando empleo a 15.000 trabajadores.

Equilibrar con la flota

Desde la Secretaría General de Pesca indicaron que son conscientes «de que se trata de un contingente muy sensible e importante para los intereses del sector pesquero español y de la importancia que tiene la disposición de materia prima a precios del mercado mundial para la competitividad de la industria». Por eso, para fijar la posición se valoraron «no solo las necesidades específicas del sector, sino otras posibles vías de obtención de materias primas libres de aranceles en base a otros acuerdos preferenciales con el fin de mantener un equilibrio con los intereses del sector extractivo español». Recuerda que la Comisión ha recibido propuestas de los Veintiocho y una vez revisadas y estudiadas hará llegar una nueva propuesta que Pesca estudiará.

La conserva recela del intento de la flota de generalizar el sello Atún de Pesca Responsable

La industria conservera española señala que las latas de atún que han salido de sus factorías cumplen «los más altos estándares en calidad y seguridad alimentaria, protección social y seguridad en el trabajo, protección medioambiental y respeto de la normas de pesca responsable», señala Anfaco en un comunicado. No podría ser de otro modo, dadas las directrices de la política común pesquera que deben observar: «Son el camino a seguir para un verdadero cumplimiento del level playing field (terreno de juego igualitario)», aparte de que todo el sector colabora a través del observatorio de la trazabilidad para asegurar que se cumplan las normas sobre seguridad alimentaria y sostenibilidad en los productos que llegan al mercado de la UE.

Por eso, antes de que la irrupción de «ciertas normas privadas», como la de Atún de Pesca Responsable (APR) -un sello que algunas latas empezarán a aparecer en primavera-, pueda dar a entender algo distinto, Anfaco se ha apresurado a informar al consumidor de que la conserva «cumple con la normativa comunitaria que garantiza su responsabilidad y sostenibilidad». Y añade que el atún APR se ciñe «a unos requisitos que deben cumplir los productos capturados por los buques que pescan atún tropical, por lo que su ámbito de aplicación es el producto capturado por dichos buques, fundamentalmente congelado, y de carácter voluntario.

Recalca, además, que cualquier estándar de calidad debe ser voluntario y están prohibidos aquellos acuerdos que introduzcan restricciones innecesarias de la competencia, por ejemplo, haciendo que el sello se convierta en obligatorio.

Leave a Reply

2658   Post in our HUB Storage

¡SUSCRÍBETE!

Contáctanos

Search

SUSCRIPCIÓN A EUROPA AZUL

¿No estas suscrito a Europa Azul?

La información más profesional del sector pesquero Mándonos tu email y nos ponemos en contacto. Te regalamos nuestro último número

Suscríbete

Revistas

Revistas

Directorios

Directorios